/ jueves 26 de mayo de 2022

Vampiros en la vida real... ¿Qué es el vampirismo clínico?

Los especialistas coinciden en que el vampirismo clíniso se trata de un trastorno mental vinculado con el sadismo

Uno de los personajes más famosos, relacionados con el terror, es la imagen del vampiro. Esos seres que duermen de día, que le temen al sol y que se alimentan de sangre, especialmente humana.

El novelista irlandés Bram Stoker no inventó la imagen del vampiro, pero con su novela “Drácula”, publicada en 1897, se popularizó la idea de que existían personas con esas características.

Los vampiros no son otra cosa que una criatura que se alimenta de la sangre de otros seres vivos; se les representa con colmillos largos que salen de la boca, temerosos a los espejos y al sol y se les puede combatir con ajo o atravesándoles una estaca en el corazón.

Te puede interesar: Tres asteroides se acercarán a la tierra los próximos días

Pero los vampiros no sólo están en la ficción de las novelas, el cine y las series de televisión, pues existe el vampirismo clínico, que es un raro trastorno mental, que se caracteriza por la necesidad compulsiva de ver, manipular o ingerir sangre.

Una de las posibles explicaciones de este desorden se explican en la posibilidad de que quienes ingieren sangre lo hacen por fetichismo; pues en ello podrían encontrar un placer sexual, en el que la sangre es el protagonista.

Otra de las posibles causas es algún tipo experiencia traumática durante la infancia, que ya de adultos vinculan al estímulo sexual.

Te puede interesar: Bautizarán con el nombre de la Reina Isabel II una nueva línea del metro londinense

Incluso, los especialistas coinciden en señalar que se trata de un trastorno mental vinculado con el sadismo, que empuja a los afectados a herir y agredir a los demás para conseguir algún fin en concreto, pues al herir o morder a los demás, les causaría placer.

Desde el punto de la medicina, no existe ninguna razón por la que beber sangre tenga beneficios para la salud, pues el ser humano no posee una estructura biológica que pueda convertir la sangre en un nutriente útil para el cuerpo; al contrario, existe la posibilidad de dañar el estómago y contraer enfermedades que se encuentren en la sangre.

│Escucha nuestro podcast│

Uno de los personajes más famosos, relacionados con el terror, es la imagen del vampiro. Esos seres que duermen de día, que le temen al sol y que se alimentan de sangre, especialmente humana.

El novelista irlandés Bram Stoker no inventó la imagen del vampiro, pero con su novela “Drácula”, publicada en 1897, se popularizó la idea de que existían personas con esas características.

Los vampiros no son otra cosa que una criatura que se alimenta de la sangre de otros seres vivos; se les representa con colmillos largos que salen de la boca, temerosos a los espejos y al sol y se les puede combatir con ajo o atravesándoles una estaca en el corazón.

Te puede interesar: Tres asteroides se acercarán a la tierra los próximos días

Pero los vampiros no sólo están en la ficción de las novelas, el cine y las series de televisión, pues existe el vampirismo clínico, que es un raro trastorno mental, que se caracteriza por la necesidad compulsiva de ver, manipular o ingerir sangre.

Una de las posibles explicaciones de este desorden se explican en la posibilidad de que quienes ingieren sangre lo hacen por fetichismo; pues en ello podrían encontrar un placer sexual, en el que la sangre es el protagonista.

Otra de las posibles causas es algún tipo experiencia traumática durante la infancia, que ya de adultos vinculan al estímulo sexual.

Te puede interesar: Bautizarán con el nombre de la Reina Isabel II una nueva línea del metro londinense

Incluso, los especialistas coinciden en señalar que se trata de un trastorno mental vinculado con el sadismo, que empuja a los afectados a herir y agredir a los demás para conseguir algún fin en concreto, pues al herir o morder a los demás, les causaría placer.

Desde el punto de la medicina, no existe ninguna razón por la que beber sangre tenga beneficios para la salud, pues el ser humano no posee una estructura biológica que pueda convertir la sangre en un nutriente útil para el cuerpo; al contrario, existe la posibilidad de dañar el estómago y contraer enfermedades que se encuentren en la sangre.

│Escucha nuestro podcast│

Municipios

¡Entérate! Sigue la vacunación contra Covid para niñas y niños en estos seis municipios

Se instalarán módulos de vacunación en Apozol, Juan Aldama, Momax, Nochistlán, Tepechitlán y Villa de Cos.

Finanzas

Amigo productor esto debes hacer para obtener semilla certificada y mejoramiento de semilla

Accederás a subsidios del 75 por ciento en semilla de frijol, maíz, cebada, avena, girasol y calabaza

Local

“Inútil” llama diputado a ex gobernador de Zacatecas

Ernesto González Romo polemizó en su participación en tribuna

Ecología

Combustibles fósiles: El enemigo número uno

El discurso de la restauración de los ecosistemas, aunque benéfico, distrae de la principal urgencia global, que es eliminar de manera efectiva y drástica las energías no renovables

Salud

Un “menú digital” para la familia

Especialistas en seguridad en línea acuñaron el término de "dieta digital" para describir el uso de la tecnología dentro del núcleo familiar

Gossip

Becky G llega a México con nuevo disco y como host de los MTV Miaw

Becky G hace un llamado a la unidad, se manifiesta en contra de las armas y los crímenes de odio

Teatro

Escenifican charla de Ofelia y Horacio en la actualidad

Una experiencia inmersiva lleva al público a reflexionar sobre el amor a partir de dos personajes de Hamlet, de William Shakespeare

Cultura

Anuncian retrospectiva del realizador colombiano Víctor Gaviria

El director de cintas como La vendedora de rosas también impartirá un taller y presentará un par de libros

Cultura

Celebran 25 años del Guanajuato International Film Fest

Un libro conmemorativo, Croacia como país invitado y los homenajes a Blanca Guerra, Adriana Barraza y Mónica Lozano forman parte del programa