imagotipo

MICHELLE OBAMA

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, afirmó hoy que en las elecciones de noviembre está en juego decidir “quién tendrá el poder para dar forma” a las vidas de todos los niños estadounidenses, durante su discurso en la Convención Demócrata que se celebra en Filadelfia.

Al subrayar su apoyo a la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, Michelle Obama destacó, con la voz quebrada por la emoción, que gracias a ella sus dos hijas “dan por hecho” que una mujer puede ser la próxima presidenta del país.

“Me levanto cada día en una casa construida por esclavos”, dijo también la primera dama.

Michelle Obama volvió a demostrar sus dotes de oradora y recibió una gran ovación por su discurso, en el que aludió, sin mencionarlo directamente, al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

“No permitan que nadie les diga que este país no es grande (…) Este país ya es el más grande del mundo”, declaró, entre aplausos, al referirse al lema de campaña de Trump, que promete “hacer a EU grande de nuevo”.

Sobre Hillary Clinton, que se convertirá este martes en la primera mujer que aspira a la Presidencia por uno de los dos grandes partidos de EEUU, Michelle Obama destacó que no se amedrenta “ante la presión” y “no se detiene ante nada”.

El presidente, Barack Obama, reaccionó en Twitter a la intervención de su mujer.

“Un discurso increíble de una mujer increíble. No podría estar más orgulloso y nuestro país ha sido bendecido al tenerte como primera dama. Te amo, Michelle”, escribió Obama.

Para su aparición ante la Convención Demócrata que se inauguró hoy en Filadelfia, la primera dama lució un vestido de manga corta de color azul brillante.

Aquí el minuto a minuto: