/ sábado 20 de noviembre de 2021

Salma Hayek devela su estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood

La actriz mexicana dedicó el reconocimiento a todas los seguidores que la impulsaron a seguir buscando su sueño en los tiempos difíciles

La actriz mexicana Salma Hayek develó su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, en Los Ángeles, este viernes, y dedicó este honor a las personas que durante toda su carrera le dieron valor para continuar buscando sus sueños y triunfar en la Meca del cine.

Salma Hayek, una de las figuras latinas más importantes en la industria cinematográfica norteamericana, estuvo acompañada por Adam Sandler, con quien compartió reparto en Son como niños y su secuela; por la cineasta Chloé Zhao, quien la dirigió en Eternals, la más reciente película de Marvel, y por el alcalde de Los Ángeles, que es amigo cercano de la actriz.

La estrella de la mexicana está situada muy cerca del Chinese Theatre, un emblemático cine de la calle Hollywood Boulevard, y ahí acudieron numerosos fans hispanos de la actriz para ver la ceremonia.

Con un elegante vestido negro de amplia falda, gran escote y remates plateados en la parte superior, Hayek contó que era un día de inmensa alegría para ella pero también de "curación" por un episodio "terrorífico" de su pasado.

El difícil camino de Salma Hayek por Hollywood

La actriz explicó que, unos dos años después de llegar a Estados Unidos, sufrió un ataque con un par de amigos en Hollywood Boulevard cuando un hombre les agredió con un cuchillo.

Huyeron como pudieron y nadie les prestó ayuda hasta que dos personas lograron reducir al atacante.

"¿Por qué les cuento esta historia? Porque cada vez que pienso en Hollywood Boulevard eso es lo que recuerdo. Y la verdad es que esa noche cuando me fui a casa me dije: '¿Qué estoy haciendo aquí? Nadie quiere que esté aquí. Casi me matan hoy'", dijo.

Compañeros de la industria y amigos acompañaron a Salma Hayek al develar su estrella. / Foto: EFE

"Recuerdo que una vez fui al cine y alguien me dio golpes en la parte de atrás de mi butaca y me dijo: 'Mexicana, no te sientes delante de mí. Vuelve a tu país'. Recuerdo que otra vez estaba haciendo fila en una cafetería y alguien me agarró del brazo, me sacó de la fila y me dijo: 'No voy a hacer fila detrás de una mexicana'", agregó.

Hayek también indicó que los estudios creían que nunca tendría lugar en Hollywood y por ello le sugirieron que regresara a México para hacer telenovelas.

"Pero me quedé aquí", afirmó.

"Quiero decir a todos los que están aquí, mis queridos fans, que fueron ustedes los que me dieron el valor para que me quedara aquí. Aunque no me conocían en los estudios de Hollywood, todos los latinos en Estados Unidos sabían quién era, entendían que había venido con sueños como ellos. Estos fans han estado conmigo durante 37 años. En los tiempos duros, ellos me dieron el valor", dijo.

Por otro lado, la actriz apuntó que todas las personas están hechas de "polvo de estrellas".

"Así que cuando todos ustedes vean mi estrella aquí, quiero que sepan que, dado que todos están en mi corazón, parte de nuestro polvo de estrellas está aquí en este sitio. Ustedes son también parte de esta estrella", finalizó.

Homenajes de amigos

La nominada al Óscar a la mejor actriz por "Frida" (2002) y que la semana que viene estrenará la película "House of Gucci", de Ridley Scott, recibió hoy en la ceremonia los elogios de sus amigos.

Así, Adam Sandler aseguró que Hayek es "una de las mejores actrices de nuestra generación" y ensalzó ante todo la amistad que les une desde que trabajaron juntos.

En un discurso algo extraño y con un sentido del humor a veces pasado de tono, Sandler pidió perdón por no ir tan elegante como Hayek ya que acudió al acto con un estilo muy informal.

El actor se puso más serio para cerrar su intervención y dijo que Hayek es "una persona increíble y con los pies en la tierra".

Por su parte, Chloé Zhao comparó a Hayek con su personaje en "Eternals" Ajak, que es "una líder, una madre y una sanadora".

"Salma es una persona de increíble talento, profundidad y compasión. Es una mujer lo suficientemente valiente como para abrir su propio camino", defendió la doble ganadora del Óscar por "Nomadland" (2020).

Por último, el alcalde angelino, Eric Garcetti, elogió en español a la mexicana.

"Salma es un ángel en la ciudad de Los Ángeles. Es una representación de nuestros sueños, nuestras historias y nuestra esperanza", aseguró.

La actriz mexicana Salma Hayek develó su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, en Los Ángeles, este viernes, y dedicó este honor a las personas que durante toda su carrera le dieron valor para continuar buscando sus sueños y triunfar en la Meca del cine.

Salma Hayek, una de las figuras latinas más importantes en la industria cinematográfica norteamericana, estuvo acompañada por Adam Sandler, con quien compartió reparto en Son como niños y su secuela; por la cineasta Chloé Zhao, quien la dirigió en Eternals, la más reciente película de Marvel, y por el alcalde de Los Ángeles, que es amigo cercano de la actriz.

La estrella de la mexicana está situada muy cerca del Chinese Theatre, un emblemático cine de la calle Hollywood Boulevard, y ahí acudieron numerosos fans hispanos de la actriz para ver la ceremonia.

Con un elegante vestido negro de amplia falda, gran escote y remates plateados en la parte superior, Hayek contó que era un día de inmensa alegría para ella pero también de "curación" por un episodio "terrorífico" de su pasado.

El difícil camino de Salma Hayek por Hollywood

La actriz explicó que, unos dos años después de llegar a Estados Unidos, sufrió un ataque con un par de amigos en Hollywood Boulevard cuando un hombre les agredió con un cuchillo.

Huyeron como pudieron y nadie les prestó ayuda hasta que dos personas lograron reducir al atacante.

"¿Por qué les cuento esta historia? Porque cada vez que pienso en Hollywood Boulevard eso es lo que recuerdo. Y la verdad es que esa noche cuando me fui a casa me dije: '¿Qué estoy haciendo aquí? Nadie quiere que esté aquí. Casi me matan hoy'", dijo.

Compañeros de la industria y amigos acompañaron a Salma Hayek al develar su estrella. / Foto: EFE

"Recuerdo que una vez fui al cine y alguien me dio golpes en la parte de atrás de mi butaca y me dijo: 'Mexicana, no te sientes delante de mí. Vuelve a tu país'. Recuerdo que otra vez estaba haciendo fila en una cafetería y alguien me agarró del brazo, me sacó de la fila y me dijo: 'No voy a hacer fila detrás de una mexicana'", agregó.

Hayek también indicó que los estudios creían que nunca tendría lugar en Hollywood y por ello le sugirieron que regresara a México para hacer telenovelas.

"Pero me quedé aquí", afirmó.

"Quiero decir a todos los que están aquí, mis queridos fans, que fueron ustedes los que me dieron el valor para que me quedara aquí. Aunque no me conocían en los estudios de Hollywood, todos los latinos en Estados Unidos sabían quién era, entendían que había venido con sueños como ellos. Estos fans han estado conmigo durante 37 años. En los tiempos duros, ellos me dieron el valor", dijo.

Por otro lado, la actriz apuntó que todas las personas están hechas de "polvo de estrellas".

"Así que cuando todos ustedes vean mi estrella aquí, quiero que sepan que, dado que todos están en mi corazón, parte de nuestro polvo de estrellas está aquí en este sitio. Ustedes son también parte de esta estrella", finalizó.

Homenajes de amigos

La nominada al Óscar a la mejor actriz por "Frida" (2002) y que la semana que viene estrenará la película "House of Gucci", de Ridley Scott, recibió hoy en la ceremonia los elogios de sus amigos.

Así, Adam Sandler aseguró que Hayek es "una de las mejores actrices de nuestra generación" y ensalzó ante todo la amistad que les une desde que trabajaron juntos.

En un discurso algo extraño y con un sentido del humor a veces pasado de tono, Sandler pidió perdón por no ir tan elegante como Hayek ya que acudió al acto con un estilo muy informal.

El actor se puso más serio para cerrar su intervención y dijo que Hayek es "una persona increíble y con los pies en la tierra".

Por su parte, Chloé Zhao comparó a Hayek con su personaje en "Eternals" Ajak, que es "una líder, una madre y una sanadora".

"Salma es una persona de increíble talento, profundidad y compasión. Es una mujer lo suficientemente valiente como para abrir su propio camino", defendió la doble ganadora del Óscar por "Nomadland" (2020).

Por último, el alcalde angelino, Eric Garcetti, elogió en español a la mexicana.

"Salma es un ángel en la ciudad de Los Ángeles. Es una representación de nuestros sueños, nuestras historias y nuestra esperanza", aseguró.

Cultura

Pintor jerezano llevará su impresionismo interactivo a Europa

La exposición estará integrada por 10 cuadros autoría de Torres Espinosa

Doble Vía

Vampiros en la vida real... ¿Qué es el vampirismo clínico?

Los especialistas coinciden en que el vampirismo clíniso se trata de un trastorno mental vinculado con el sadismo

Local

Capturan a líder delincuencial en la capital zacatecana

En operativo encabezado por la Secretaría de la Defensa Nacional

Mundo

Tirador entró a la escuela sin oposición alguna: Policía de Texas

Tras disparar a la cara a su abuela en casa, Salvador Ramos se subió a un vehículo y condujo hasta la escuela

Sociedad

'Adiós guapa', hombres atraen atención de mujer y le arrojan ácido en zona Angelópolis, Puebla

Una mujer que salió del SAT y se dirigía a su auto fue atacada por dos sujetos que le lanzaron ácido; ella alerta a poblanas para no dejarse sorprender

Cultura

En pie la posibilidad de ampliar el Museo Manuel Felguérez

Se entregará un análisis de áreas para empezar a hacer otra propuesta y ver si puede ser aprobada

Cultura

Pintor jerezano llevará su impresionismo interactivo a Europa

La exposición estará integrada por 10 cuadros autoría de Torres Espinosa

Policiaca

Asesinan a policía y a su hijo en Fresnillo, Zacatecas

Civiles armados persiguieron el vehículo en el que viajaba provocando que se volcara

Doble Vía

Vampiros en la vida real... ¿Qué es el vampirismo clínico?

Los especialistas coinciden en que el vampirismo clíniso se trata de un trastorno mental vinculado con el sadismo