/ lunes 24 de junio de 2019

Con la lluvia, aumenta peligro de colapso de antigua bóveda en Zacatecas

La humedad es el principal factor que debilita su estructura.

El riesgo de colapsos en la antigua bóveda del centro histórico de la capital zacatecana resurge cada temporada de lluvias, ya que la humedad es el principal factor que debilita su estructura.

En abril de este año la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) entregó los resultados de un estudio sobre el estado que guarda el embovedado principal, mismo que señala la necesidad de darle mantenimiento para prevenir derrumbes.

El diagnóstico abarca cerca de 200 hectáreas de la bóveda principal y siete secundarias que se ubican en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Cabe señalar que la estructura subterránea inicia en las lomas de Bracho y llega a la Plaza Bicentenario para continuar rumbo al municipio de Guadalupe; de ésta se ramifican las bóvedas secundarias que en años pasados también han sufrido colapsos.

El palacio de gobierno y la catedral basílica figuran entre los cientos de fincas ubicadas en la bóveda, obra de ingeniería de la época colonial que por varios siglos demostró su capacidad de carga, pero que ahora se ve comprometida por el deterioro natural y el crecimiento de la población.

El reblandecimiento de la estructura también se acelera por las fugas de agua potable y por las vibraciones de los vehículos pesados, lo cual en años pasados fueron factores para que aparecieran hundimientos en plena calle e incluso dentro de las fincas, fenómeno que podría repetirse en esta temporada.

-“Estamos en riesgo”: Rodolfo García Zamora-

Rodolfo García Zamora, representante de la Red de Organizaciones Ciudadanas en Defensa del Centro Histórico lamentó que la falta de una coordinación adecuada entre el municipio, el estado y la federación, provocó la acumulación de problemas, entre los que sobresale el del embovedado.

“Estamos en riesgo de que en cualquier momento se desplome una parte de la alameda, la avenida Juárez, parte de la avenida Allende y el Mesón de Jobito”, declaró el activista y catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Dijo esperar que en el Plan de Manejo del Centro Histórico se definan las medidas a adoptar para prevenir contingencias mediante la participación de todos los actores relacionados, incluyendo las organizaciones de la sociedad civil.

Destacó que hay un conocimiento acumulado sobre muchos de estos problemas como estudios técnicos y propuesta de expertos que “por esas divisiones entre las autoridades no se han podido resolver”

Reiteró que problemas de todo tipo se han acumulado en la ciudad, mismos que parecen haber rebasado la capacidad de las autoridades: “Cuando hay fracturas y divisiones entre diferentes dependencias, en lugar de trabajar en equipo, impiden sinergias”.

Faltan recursos para atender el problema: Ulises Mejía

El alcalde, Ulises Mejía Haro expresó que la habitabilidad y la sustentabilidad del Centro Histórico es una prioridad para su administración.

Sin embargo lamentó que el municipio carece de los medios técnicos y de los recursos para atender el deterioro de la bóveda, uno de los retos centrales para garantizar dicha sustentabilidad en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Informó que de acuerdo con el diagnóstico que la Secretaría del Agua y Medio Ambiente entregó al ayuntamiento en meses recientes, se requieren 300 millones de pesos para reforzar las bóvedas y renovar el servicio de agua potable y drenaje.

El diagnóstico alude a la necesidad de rehabilitar 45 mil metros de tubería, con lo que se cumpliría la norma de hermeticidad y condiciones hidráulicas adecuadas.

Mejía Haro recalcó que el ingreso anual del municipio es de sólo 580 millones de pesos, por lo que dicha obra se terminaría más de la mitad del recurso disponible para atender no sólo las necesidades del centro sino de 280 colonias y 22 comunidades.

-Se han intervenido sólo algunas secciones: Jorge Luis Pedroza-

El Secretario de Obras Públicas del gobierno del estado, Jorge Luis Pedroza Ochoa reconoció que los tramos extensos y antiguos del embovedado presentan deterioros importantes.

En entrevista recordó que la Secretaría de Obras Públicas (SOP) ha intervenido sólo algunas secciones de la bóveda que lo requerían con mayor urgencia.

Opinó que las intervenciones que ha hecho el municipio durante el año pasado y el actual, en la avenida Hidalgo y en las calles Tacuba, Doctor Hierro y Aldama son importantes porque han evitado la exposición en la humedad de la parte exterior de la bóveda, contribuyendo indirectamente a su conservación.

El funcionario estatal destacó que la SAMA y la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas trabajan en proyectos de sustituciones y generaciones de algunos tramos para el control de demasías en los ramales principales del embovedado.

-Necesario mantenimiento constante-

Ya desde el 2014 la Junta de Protección a Monumento y Zonas Típicas, elaboró un diagnóstico en coordinación con la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra e Ingeniería Hidráulica de la UAZ, que con el uso de un georradar confirmó la inestabilidad de la estructura.

Al respecto, el presidente de la Junta, Rafael Sánchez Presa señala que es necesario dar mantenimiento permanente de las bóvedas principal y secundarias, las cuales aún recogen el drenaje pluvial y sanitario.

Además del desgaste propio de este uso, mencionó que el debilitamiento es producto también de que la ciudad fue construida en una cañada, por donde cruza un arroyo importante. A la humedad se suma la existencia de antiguas vetas mineras que tienen oquedades y que facilitan los hundimientos.

El riesgo de colapsos en la antigua bóveda del centro histórico de la capital zacatecana resurge cada temporada de lluvias, ya que la humedad es el principal factor que debilita su estructura.

En abril de este año la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) entregó los resultados de un estudio sobre el estado que guarda el embovedado principal, mismo que señala la necesidad de darle mantenimiento para prevenir derrumbes.

El diagnóstico abarca cerca de 200 hectáreas de la bóveda principal y siete secundarias que se ubican en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Cabe señalar que la estructura subterránea inicia en las lomas de Bracho y llega a la Plaza Bicentenario para continuar rumbo al municipio de Guadalupe; de ésta se ramifican las bóvedas secundarias que en años pasados también han sufrido colapsos.

El palacio de gobierno y la catedral basílica figuran entre los cientos de fincas ubicadas en la bóveda, obra de ingeniería de la época colonial que por varios siglos demostró su capacidad de carga, pero que ahora se ve comprometida por el deterioro natural y el crecimiento de la población.

El reblandecimiento de la estructura también se acelera por las fugas de agua potable y por las vibraciones de los vehículos pesados, lo cual en años pasados fueron factores para que aparecieran hundimientos en plena calle e incluso dentro de las fincas, fenómeno que podría repetirse en esta temporada.

-“Estamos en riesgo”: Rodolfo García Zamora-

Rodolfo García Zamora, representante de la Red de Organizaciones Ciudadanas en Defensa del Centro Histórico lamentó que la falta de una coordinación adecuada entre el municipio, el estado y la federación, provocó la acumulación de problemas, entre los que sobresale el del embovedado.

“Estamos en riesgo de que en cualquier momento se desplome una parte de la alameda, la avenida Juárez, parte de la avenida Allende y el Mesón de Jobito”, declaró el activista y catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Dijo esperar que en el Plan de Manejo del Centro Histórico se definan las medidas a adoptar para prevenir contingencias mediante la participación de todos los actores relacionados, incluyendo las organizaciones de la sociedad civil.

Destacó que hay un conocimiento acumulado sobre muchos de estos problemas como estudios técnicos y propuesta de expertos que “por esas divisiones entre las autoridades no se han podido resolver”

Reiteró que problemas de todo tipo se han acumulado en la ciudad, mismos que parecen haber rebasado la capacidad de las autoridades: “Cuando hay fracturas y divisiones entre diferentes dependencias, en lugar de trabajar en equipo, impiden sinergias”.

Faltan recursos para atender el problema: Ulises Mejía

El alcalde, Ulises Mejía Haro expresó que la habitabilidad y la sustentabilidad del Centro Histórico es una prioridad para su administración.

Sin embargo lamentó que el municipio carece de los medios técnicos y de los recursos para atender el deterioro de la bóveda, uno de los retos centrales para garantizar dicha sustentabilidad en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Informó que de acuerdo con el diagnóstico que la Secretaría del Agua y Medio Ambiente entregó al ayuntamiento en meses recientes, se requieren 300 millones de pesos para reforzar las bóvedas y renovar el servicio de agua potable y drenaje.

El diagnóstico alude a la necesidad de rehabilitar 45 mil metros de tubería, con lo que se cumpliría la norma de hermeticidad y condiciones hidráulicas adecuadas.

Mejía Haro recalcó que el ingreso anual del municipio es de sólo 580 millones de pesos, por lo que dicha obra se terminaría más de la mitad del recurso disponible para atender no sólo las necesidades del centro sino de 280 colonias y 22 comunidades.

-Se han intervenido sólo algunas secciones: Jorge Luis Pedroza-

El Secretario de Obras Públicas del gobierno del estado, Jorge Luis Pedroza Ochoa reconoció que los tramos extensos y antiguos del embovedado presentan deterioros importantes.

En entrevista recordó que la Secretaría de Obras Públicas (SOP) ha intervenido sólo algunas secciones de la bóveda que lo requerían con mayor urgencia.

Opinó que las intervenciones que ha hecho el municipio durante el año pasado y el actual, en la avenida Hidalgo y en las calles Tacuba, Doctor Hierro y Aldama son importantes porque han evitado la exposición en la humedad de la parte exterior de la bóveda, contribuyendo indirectamente a su conservación.

El funcionario estatal destacó que la SAMA y la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas trabajan en proyectos de sustituciones y generaciones de algunos tramos para el control de demasías en los ramales principales del embovedado.

-Necesario mantenimiento constante-

Ya desde el 2014 la Junta de Protección a Monumento y Zonas Típicas, elaboró un diagnóstico en coordinación con la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra e Ingeniería Hidráulica de la UAZ, que con el uso de un georradar confirmó la inestabilidad de la estructura.

Al respecto, el presidente de la Junta, Rafael Sánchez Presa señala que es necesario dar mantenimiento permanente de las bóvedas principal y secundarias, las cuales aún recogen el drenaje pluvial y sanitario.

Además del desgaste propio de este uso, mencionó que el debilitamiento es producto también de que la ciudad fue construida en una cañada, por donde cruza un arroyo importante. A la humedad se suma la existencia de antiguas vetas mineras que tienen oquedades y que facilitan los hundimientos.

Salud

Abrazándote: Vínculo afectivo

Ayuda a ser adultos mental y emocionalmente sanos

Policiaca

Rescatan a dos mujeres víctimas de secuestro virtual en Fresnillo

Son originarias de Guerrero; estaban escondidas en un hotel

Finanzas

Zacatecas podría perder hasta 560 mil kilos de durazno

La falta de lluvias ponen en riesgo 700 hectáreas de durazno

Sociedad

En reunión con Pompeo, Ebrard pedirá a EU cumpla con acuerdos

Ebrard Casaubón comentó que el mejor ejemplo de cómo se combate la migración es generando empleo y desarrollo

Sociedad

Así operan en el país bandas de extranjeros

Colombianos, venezolanos y peruanos han sido identificados y detenidos por robos a residencias, extorsión y fraude en varios estados

Sociedad

Por desabasto frenan cirugías y consultas

En diversos hospitales del país no hay insumos básicos como las torundas; enfermos de cáncer, los más afectados

Local

Propone Ricardo Monreal comisión para repartir bienes del "Chapo" entre México y EU

Lamentó que México haya sido omiso ante el tema de recursos decomisados