/ jueves 15 de agosto de 2019

Evangelio 15 de agosto 2019

Lectura y reflexión del Evangelio del día en voz del obispo de Zacatecas

Escúchalo aquí↓

Lucas 1, 39-56
En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea, y entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno.

Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme?

Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor”.

Entonces dijo María: “Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se llena de júbilo en Dios, mi salvador, porque puso sus ojos en la humildad de su esclava. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. Santo es su nombre y su misericordia llega de generación en generación a los que lo temen. Ha hecho sentir el poder de su brazo: dispersó a los de corazón altanero, destronó a los potentados y exaltó a los humildes. A los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los despidió sin nada. Acordándose de su misericordia, vino en ayuda de Israel, su siervo, como lo había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia, para siempre”.

María permaneció con Isabel unos tres meses, y luego regresó a su casa.

Escúchalo aquí↓

Lucas 1, 39-56
En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea, y entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno.

Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme?

Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor”.

Entonces dijo María: “Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se llena de júbilo en Dios, mi salvador, porque puso sus ojos en la humildad de su esclava. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. Santo es su nombre y su misericordia llega de generación en generación a los que lo temen. Ha hecho sentir el poder de su brazo: dispersó a los de corazón altanero, destronó a los potentados y exaltó a los humildes. A los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los despidió sin nada. Acordándose de su misericordia, vino en ayuda de Israel, su siervo, como lo había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia, para siempre”.

María permaneció con Isabel unos tres meses, y luego regresó a su casa.

Cultura

El rincón poético de Gustavo: No cambia

El poeta Gustavo Huerta abre su alma a nuestros lectores

Salud

Zacatecas, entidad con más casos de diarrea infantil

La incidencia en el estado es 116 % mayor al promedio de la república mexicana.

Local

Llovió en la capital zacatecana... ¡Y hasta la tierra se abrió!

En la Mina San Felipe se presentó un hundimiento de superficie al drenaje

Finanzas

Va el MDMZ en contra de venta de inmuebles del Issstezac

Se han interpuesto 30 amparos, en contra de ese procedimiento

Municipios

Choca autobús de pasajeros en la carretera SLP-Zacatecas; hay un muerto

A la altura del municipio de Pinos, Zacatecas se impactó contra un tráiler

Justicia

Cae en Cancún Dylan Bennett, principal sospechoso de asesinar a su madre y padre, Barry Bennett

Las autoridades mexicanas entregaron a agentes del FBI al acusado de asesinar al exjugador de la NFL

Deportes

Ciclista zacatecano gana medalla de oro en Guanajuato

El pedalista cubrió la distancia de los 40 kilómetros,

Local

Pide obispo de Zacatecas no polarizar el tema de la vida

“La iniciativa no debe reducirse a aborto y eutanasia”, advierte