imagotipo

Habrá 250 policías más para vigilar transporte público capitalino

A fin de evitar asaltos a usuarios de transporte público durante “horas pico”, se sumaron 250 policías en todas las rutas, informó el secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Hiram Almeida Estrada.

El funcionario firmó un convenio con la Federación de Transportistas Independientes de México Rutas Unidas para reforzar los mecanismos de prevención y atención inmediata en los delitos de robo relacionado con el transporte público.

De acuerdo con el jefe policiaco, con dicho acuerdo se da un paso adicional a los esfuerzos por incrementar la certidumbre y la seguridad de los ciudadanos, especialmente ante los hechos violentos de la víspera en la delegación Tláhuac.

En esa demarcación “se asignaron desde ayer cinco pelotones más de policías, lo que equivale a más de cien elementos para trabajar en un programa específico de Transporte Seguro”, destacó.

Ante el presidente de Rutas Unidas, José Antonio Sánchez Escalante y los dirigentes de 14 rutas, Hiram Almeida estableció que el tema de seguridad es básico para cualquier actividad que contribuya al desarrollo de la Ciudad de México.

Por ello, refirió, las principales políticas públicas están enfocadas a garantizar la seguridad en el transporte, en donde los resultados, pese a los acontecimientos recientes, son favorables.

“Desde el 1 de enero a la fecha se han registrado 13.8 denuncias semanales por robo a pasajero, que contrasta con 20.3 por ciento de las denuncias del mismo periodo del año anterior, lo que representa una reducción de 31.9 por ciento”, estableció el funcionario.

Mediante el convenio con los representantes de las más de 24 rutas de transporte público que equivalen a unas ocho mil 500 unidades y más de siete mil operadores, se establecen acciones conjuntas para poner en marcha estrategias operativas, tecnológicas y de intercambio de información.

Dichas estrategias tienen la finalidad de prevenir y atender los delitos de robo relacionados con el transporte público en las unidades de Rutas Unidas y con ello salvaguardar los intereses de los usuarios.

Por Rutas Unidas, organización que cubre más de 25 por ciento de la cobertura del transporte público registrado, la policía capitalina recibirá reportes actualizados sobre posibles ilícitos o actos de emergencia que se presenten en los ramales que recorren cotidianamente.

Con esos reportes será posible establecer mecanismos para la prevención y la atención inmediata, a fin de continuar con la disminución del delito de robo, abundó Almeida Estrada.

El acuerdo permitirá también el desarrollo de estrategias conjuntas a partir del pulso y la percepción que tengan los transportistas sobre los niveles de riesgo en zonas y rutas específicas para prevenir delitos y llevar a cabo atenciones de emergencia, puntualizó.