/ lunes 11 de octubre de 2021

EU y Reino Unido advierten sobre posibles atentados en hoteles de Kabul

Los grandes hoteles de la capital afgana históricamente han sido objetivos de ataques debido a los huéspedes que alojan

La sombra de los atentados se extendió nuevamente sobre Afganistán este lunes, luego de que Estados Unidos y Reino Unido emitieran una alerta por posibles ataques a los hoteles de Kabul, apenas un día después del primer diálogo entre representantes estadounidenses y talibanes desde mediados de agosto, donde se trataron temas de seguridad.

Los gobiernos estadounidense y británico advirtieron a sus ciudadanos sobre el riesgo que enfrentan los grandes hoteles en Kabul –como el Serena, en pleno centro de la capital– de recibir atentados.

"A causa de la amenaza a la seguridad, recomendamos a los ciudadanos estadounidenses que eviten alojarse [allí] y eviten la zona", indicó a través de su portal el Departamento de Estado, aludiendo a ese hotel, que fue atacado varias veces en los últimos años.

El 20 de marzo de 2014, un comando armado talibán asaltó sus instalaciones y mató a nueve personas, incluyendo un periodista de la AFP y su familia.

También fue atacado en enero de 2008 por un kamikaze cuando el ministro noruego de Relaciones Exteriores se encontraba allí. Seis personas murieron en el ataque, entre ellas un estadounidense y un periodista noruego.

Los hoteles de alta gama de Kabul suelen recibir a extranjeros que están de paso por la ciudad, así como a periodistas, trabajadores humanitarios y talibanes con puestos de responsabilidad, que organizan en ellos reuniones de trabajo.

Desde que el Talibán volvió al poder el pasado 15 de agosto, han convertido la seguridad en su prioridad, tras 20 años de guerra contra las tropas internacionales. Sin embargo, los esfuerzos por establecer un nuevo gobierno se han visto manchados de sangre por una serie de atentados, reivindicados por el Estado Islámico de Khorasan (EI-K).

Apenas el pasado viernes, una mezquita chiita en Kunduz fue víctima de un atentado por parte del EI-K, que dejó decenas de fallecidos y cientos de lesionados, aunque las cifras no están claras. Se trató del ataque más mortífero desde que las tropas estadounidenses abandonaron el país el 30 de agosto.

Juzgados por sus acciones

La alerta sobre los hoteles de la capital afgana vino horas después del primer encuentro oficial, realizado en Catar, entre altos cargos estadounidenses y talibanes.

El Departamento de Estado comentó que las conversaciones fueron "francas y profesionales" y los estadounidenses reiteraron que juzgarían a los talibanes "por sus acciones, no solo por sus palabras".

Ned Price, portavoz de la diplomacia estadounidense, apuntó que el debate sobre "las preocupaciones sobre seguridad y terrorismo, el tránsito seguro de estadounidenses, de otros extranjeros y socios afganos" ocupó gran parte de la conversación.

Otros temas de interés fueron "los derechos humanos, incluyendo la participación significativa de mujeres y niñas en todos los aspectos de la sociedad afgana", dijo Price.

De momento, ningún país ha reconocido el nuevo régimen talibán. Pero Pakistán, China o Catar, por ejemplo, dieron señales de apertura. Por su parte los talibanes afirmaron en un comunicado que Estados Unidos aceptó enviar ayuda a Afganistán.

En cambio Washington indicó que ese tema no se trató y repitió que cualquier ayuda iría destinada al pueblo afgano y no al gobierno talibán.


Te recomendamos escuchar el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La sombra de los atentados se extendió nuevamente sobre Afganistán este lunes, luego de que Estados Unidos y Reino Unido emitieran una alerta por posibles ataques a los hoteles de Kabul, apenas un día después del primer diálogo entre representantes estadounidenses y talibanes desde mediados de agosto, donde se trataron temas de seguridad.

Los gobiernos estadounidense y británico advirtieron a sus ciudadanos sobre el riesgo que enfrentan los grandes hoteles en Kabul –como el Serena, en pleno centro de la capital– de recibir atentados.

"A causa de la amenaza a la seguridad, recomendamos a los ciudadanos estadounidenses que eviten alojarse [allí] y eviten la zona", indicó a través de su portal el Departamento de Estado, aludiendo a ese hotel, que fue atacado varias veces en los últimos años.

El 20 de marzo de 2014, un comando armado talibán asaltó sus instalaciones y mató a nueve personas, incluyendo un periodista de la AFP y su familia.

También fue atacado en enero de 2008 por un kamikaze cuando el ministro noruego de Relaciones Exteriores se encontraba allí. Seis personas murieron en el ataque, entre ellas un estadounidense y un periodista noruego.

Los hoteles de alta gama de Kabul suelen recibir a extranjeros que están de paso por la ciudad, así como a periodistas, trabajadores humanitarios y talibanes con puestos de responsabilidad, que organizan en ellos reuniones de trabajo.

Desde que el Talibán volvió al poder el pasado 15 de agosto, han convertido la seguridad en su prioridad, tras 20 años de guerra contra las tropas internacionales. Sin embargo, los esfuerzos por establecer un nuevo gobierno se han visto manchados de sangre por una serie de atentados, reivindicados por el Estado Islámico de Khorasan (EI-K).

Apenas el pasado viernes, una mezquita chiita en Kunduz fue víctima de un atentado por parte del EI-K, que dejó decenas de fallecidos y cientos de lesionados, aunque las cifras no están claras. Se trató del ataque más mortífero desde que las tropas estadounidenses abandonaron el país el 30 de agosto.

Juzgados por sus acciones

La alerta sobre los hoteles de la capital afgana vino horas después del primer encuentro oficial, realizado en Catar, entre altos cargos estadounidenses y talibanes.

El Departamento de Estado comentó que las conversaciones fueron "francas y profesionales" y los estadounidenses reiteraron que juzgarían a los talibanes "por sus acciones, no solo por sus palabras".

Ned Price, portavoz de la diplomacia estadounidense, apuntó que el debate sobre "las preocupaciones sobre seguridad y terrorismo, el tránsito seguro de estadounidenses, de otros extranjeros y socios afganos" ocupó gran parte de la conversación.

Otros temas de interés fueron "los derechos humanos, incluyendo la participación significativa de mujeres y niñas en todos los aspectos de la sociedad afgana", dijo Price.

De momento, ningún país ha reconocido el nuevo régimen talibán. Pero Pakistán, China o Catar, por ejemplo, dieron señales de apertura. Por su parte los talibanes afirmaron en un comunicado que Estados Unidos aceptó enviar ayuda a Afganistán.

En cambio Washington indicó que ese tema no se trató y repitió que cualquier ayuda iría destinada al pueblo afgano y no al gobierno talibán.


Te recomendamos escuchar el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Teatro

Muestra Estatal de Teatro; del 28 de agosto al 1 de septiembre

Las obras teatrales abarcarán a todo tipo de públicos

Cultura

Infantes aprenden cómo actuar ante situaciones de riesgo

Agentes de la Policía de Proximidad Social instruyeron a más de 100 infantes sobre protocolos de reacción ante situaciones de riesgo

Sociedad

Laboran sin contrato 8 de cada 10 jóvenes en su primer empleo

Empresas buscan perfiles con experiencia, pero a falta de oportunidades no pueden adquirirla

Sociedad

Polines complican el rescate de mineros

“Un enjambre de maderas” en el pozo de la mina impide las acciones de rescate

Gossip

Livia Brito confirma segunda parte de La desalmada

Este viernes es el gran final de Mujer de nadie y Livia Brito, su protagonista,  ya tiene nuevo proyecto en puerta

Círculos

Disfrutan de una noche llena de brillo, lujo y sabor

Se lleva a cabo la séptima edición de la tradicional Mystic Party en la Riviera Maya

Gossip

En serie, muestran a los héroes de la tragedia del huracán Katrina

El guionista y productor Carlton Cuse considera que hacer una producción basada en una tragedia real es un reto mayúsculo

Gossip

Recuerdan la sencillez de un primer actor Manuel Ojeda

Manuel Ojeda, fallecido este jueves a los 81 años, tuvo una prolífica carrera; sus compañeros lo recuerdan como un hombre discreto y de gran talento