/ jueves 18 de julio de 2019

Legisladora de EU tilda a Trump de "fascista" tras clamor de "¡Devuélvanla!"

Trump fue reprendido el martes por la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, por sus "comentarios racistas" luego de decir que las cuatro legisladoras deberían "regresar" a sus países de origen

La legisladora estadounidense, Ilhan Omar, tildó de "fascista" al presidente Donald Trump, mientras el mandatario buscó distanciarse del clamor "¡Devuélvanla!", proferido contra esta legisladora demócrata nacida en Somalia en un mitín de campaña.

"Hemos dicho que este presidente es racista, hemos condenado sus comentarios racistas", dijo a periodistas Omar, una de las dos mujeres musulmanas en el Congreso. "Yo creo que es un fascista".

Los gritos de "¡Devuélvanla!" estallaron el martes por la noche en un acto de Trump "Make America Great Again" (Engrandecer a Estados Unidos otra vez) en Greenville, Carolina del Norte, en respuesta a una furiosa diatriba del mandatario contra Omar y otras tres congresistas pertenecientes a minorías.

En declaraciones a reporteros en la Oficina Oval, Trump dijo que desaprobaba lo ocurrido. "No estaba contento cuando escuché eso", aseguró.

Cuando se le preguntó por qué no hizo nada para acallarlos, en lugar de hacer una pausa mientras la multitud repetía su coro una y otra vez, Trump respondió: "Yo creo que sí lo hice, empecé a hablar muy rápido".

Imágenes de la televisión mostraron que Trump dejó que los gritos continuaran durante al menos 13 segundos antes de seguir hablando.

"Avance del socialismo"

Trump fue reprendido el martes por la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, por sus "comentarios racistas" luego de decir que las cuatro legisladoras deberían "regresar" a sus países de origen si no son felices en Estados Unidos.

Pero en el mitín dejó en claro que planea poner sus incendiarios ataques contra Omar y otras tres congresistas demócratas de tendencia izquierdista en el centro de su estrategia para la reelección en 2020.

Las integrantes del llamado "Escuadrón", todas recién llegadas al Congreso en enero y con Omar como la única nacida fuera del país, se identifican como "mujeres de color" por su ascendencia hispana, árabe, somalí y afroestadounidense.

Tras la resolución condenatoria de la Cámara, Trump volvió a la ofensiva en Greenville. Para deleite de sus miles de partidarios, describió a Omar y a las otras demócratas como "ideólogas de izquierda" que ven a Estados Unidos "como una fuerza del mal".

"Un voto para cualquier demócrata en 2020 es un voto para el avance del socialismo radical y la destrucción del 'sueño americano', francamente la destrucción de nuestro país", dijo.

Los gritos de "¡Devuélvanla!" recuerdan a los cánticos de "¡Enciérrenla!" que los seguidores de Trump dirigían contra la rival demócrata Hillary Clinton.

Algunos republicanos han instado a Trump a atenuar la retórica, pero el presidente está convencido de que su estrategia es ganadora, a pesar del riesgo de inflamar las tensiones raciales y ampliar la división partidista.

"Estrategia cínica"

Según expertos, Trump aprovechó una veta del malestar entre los estadounidenses blancos de clase trabajadora y de las zonas rurales para ganar en 2016 y espera volver a hacerlo.

"Está reuniendo su base", dijo Wendy Schiller, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Brown. "Su estrategia electoral es dividir y conquistar".

"Necesita que todos los que votaron por él en 2016 lo hagan nuevamente", afirmó. "Así que es una estrategia inteligente para él hacer que estas cuatro mujeres sean la cara del partido Demócrata".

Trump obtuvo un 57% de apoyo de votantes blancos en 2016, frente al 37% de Clinton. Para el próximo año se espera que un 70% del electorado sea blanco. Los afroestadounidenses, los hispanos y otras minorías representan el resto y tienden a votar por los demócratas.

Larry Sabato, director del Centro de Política de la Universidad de Virginia, dijo que los ataques de Trump contra el "Escuadrón" están claramente dirigidos hacia los votantes blancos que lo llevaron a la Casa Blanca.

"Es una estrategia cínica", señaló. "La mayoría de los presidentes no lo harían porque no quieren pasar a la historia como racistas. Pero a Donald Trump eso le importa".

"Vil"

Varios de los precandidatos presidenciales demócratas condenaron los comentarios de Trump.

"Es vil. Es cobarde. Es xenófobo. Es racista", dijo la senadora de California Kamala Harris. "Es hora de sacar a Trump de su cargo y unir al país".

"Estos miembros del Congreso, hijos de inmigrantes, al igual que muchos de nosotros, son un ejemplo de lo que hace que Estados Unidos sea grande", afirmó el ex vicepresidente Joe Biden.

Ocasio-Cortez afirmó que la retórica de Trump "está poniendo en peligro a mucha gente" y "creando un ambiente volátil".

La reacción republicana ha sido más silenciosa, pero algunos se pronunciaron.

"Los cánticos fueron ofensivos, y me alegro de que el presidente los haya rechazado", dijo el senador Mitt Romney, excandidato presidencial republicano.

"Estoy profundamente en desacuerdo con la extrema izquierda y me ha disgustado su tono", dijo el representante Adam Kinzinger de Illinois. "Esto debe terminar".

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también criticaron los comentarios de Trump, sin nombrarlo, calificándolos de "totalmente inaceptables" e "hirientes".

La legisladora estadounidense, Ilhan Omar, tildó de "fascista" al presidente Donald Trump, mientras el mandatario buscó distanciarse del clamor "¡Devuélvanla!", proferido contra esta legisladora demócrata nacida en Somalia en un mitín de campaña.

"Hemos dicho que este presidente es racista, hemos condenado sus comentarios racistas", dijo a periodistas Omar, una de las dos mujeres musulmanas en el Congreso. "Yo creo que es un fascista".

Los gritos de "¡Devuélvanla!" estallaron el martes por la noche en un acto de Trump "Make America Great Again" (Engrandecer a Estados Unidos otra vez) en Greenville, Carolina del Norte, en respuesta a una furiosa diatriba del mandatario contra Omar y otras tres congresistas pertenecientes a minorías.

En declaraciones a reporteros en la Oficina Oval, Trump dijo que desaprobaba lo ocurrido. "No estaba contento cuando escuché eso", aseguró.

Cuando se le preguntó por qué no hizo nada para acallarlos, en lugar de hacer una pausa mientras la multitud repetía su coro una y otra vez, Trump respondió: "Yo creo que sí lo hice, empecé a hablar muy rápido".

Imágenes de la televisión mostraron que Trump dejó que los gritos continuaran durante al menos 13 segundos antes de seguir hablando.

"Avance del socialismo"

Trump fue reprendido el martes por la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, por sus "comentarios racistas" luego de decir que las cuatro legisladoras deberían "regresar" a sus países de origen si no son felices en Estados Unidos.

Pero en el mitín dejó en claro que planea poner sus incendiarios ataques contra Omar y otras tres congresistas demócratas de tendencia izquierdista en el centro de su estrategia para la reelección en 2020.

Las integrantes del llamado "Escuadrón", todas recién llegadas al Congreso en enero y con Omar como la única nacida fuera del país, se identifican como "mujeres de color" por su ascendencia hispana, árabe, somalí y afroestadounidense.

Tras la resolución condenatoria de la Cámara, Trump volvió a la ofensiva en Greenville. Para deleite de sus miles de partidarios, describió a Omar y a las otras demócratas como "ideólogas de izquierda" que ven a Estados Unidos "como una fuerza del mal".

"Un voto para cualquier demócrata en 2020 es un voto para el avance del socialismo radical y la destrucción del 'sueño americano', francamente la destrucción de nuestro país", dijo.

Los gritos de "¡Devuélvanla!" recuerdan a los cánticos de "¡Enciérrenla!" que los seguidores de Trump dirigían contra la rival demócrata Hillary Clinton.

Algunos republicanos han instado a Trump a atenuar la retórica, pero el presidente está convencido de que su estrategia es ganadora, a pesar del riesgo de inflamar las tensiones raciales y ampliar la división partidista.

"Estrategia cínica"

Según expertos, Trump aprovechó una veta del malestar entre los estadounidenses blancos de clase trabajadora y de las zonas rurales para ganar en 2016 y espera volver a hacerlo.

"Está reuniendo su base", dijo Wendy Schiller, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Brown. "Su estrategia electoral es dividir y conquistar".

"Necesita que todos los que votaron por él en 2016 lo hagan nuevamente", afirmó. "Así que es una estrategia inteligente para él hacer que estas cuatro mujeres sean la cara del partido Demócrata".

Trump obtuvo un 57% de apoyo de votantes blancos en 2016, frente al 37% de Clinton. Para el próximo año se espera que un 70% del electorado sea blanco. Los afroestadounidenses, los hispanos y otras minorías representan el resto y tienden a votar por los demócratas.

Larry Sabato, director del Centro de Política de la Universidad de Virginia, dijo que los ataques de Trump contra el "Escuadrón" están claramente dirigidos hacia los votantes blancos que lo llevaron a la Casa Blanca.

"Es una estrategia cínica", señaló. "La mayoría de los presidentes no lo harían porque no quieren pasar a la historia como racistas. Pero a Donald Trump eso le importa".

"Vil"

Varios de los precandidatos presidenciales demócratas condenaron los comentarios de Trump.

"Es vil. Es cobarde. Es xenófobo. Es racista", dijo la senadora de California Kamala Harris. "Es hora de sacar a Trump de su cargo y unir al país".

"Estos miembros del Congreso, hijos de inmigrantes, al igual que muchos de nosotros, son un ejemplo de lo que hace que Estados Unidos sea grande", afirmó el ex vicepresidente Joe Biden.

Ocasio-Cortez afirmó que la retórica de Trump "está poniendo en peligro a mucha gente" y "creando un ambiente volátil".

La reacción republicana ha sido más silenciosa, pero algunos se pronunciaron.

"Los cánticos fueron ofensivos, y me alegro de que el presidente los haya rechazado", dijo el senador Mitt Romney, excandidato presidencial republicano.

"Estoy profundamente en desacuerdo con la extrema izquierda y me ha disgustado su tono", dijo el representante Adam Kinzinger de Illinois. "Esto debe terminar".

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también criticaron los comentarios de Trump, sin nombrarlo, calificándolos de "totalmente inaceptables" e "hirientes".

Municipios

Refuerzan medidas de prevención tras primer caso de Covid-19 en Momax

Los parques y lugares recreativos del municipio permanecerán cerrados

Municipios

Hacen obligatorio el uso de cubrebocas en Fresnillo, Zacatecas

Actualmente el municipio tiene 202 casos activos de Covid-19

Finanzas

Trigo toca máximos por estimaciones bajas de producción

Los precios se acercaron a un máximo de un mes en la bolsa de Chicago

Turismo

¡Premian a San Miguel de Allende como segunda mejor ciudad del mundo!

El municipio alcanzó el segundo lugar en la lista de Mejor Ciudad del Mundo en los premios World's Best Awards 2020

Sociedad

Posponen reapertura de Guarderías del IMSS hasta el 20 de julio

El regreso será con apego a las recomendaciones de la Secretaría de Salud y de acuerdo al semáforo de riesgo

Literatura

Lorenzo Silva espera presentar El mal de Corcira en la FIL de Guadalajara 2020

El mal de Corcira supone la décima entrega de la serie de novela negra protagonizada por sus emblemáticos personajes Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro

Sociedad

Con más de 275 mil casos, México marca nuevo récord de contagios por Covid-19

Hubo un aumento de 6 mil 995 nuevos casos en las últimas 24 horas y ya suman 32 mil 796 defunciones por el virus

Sociedad

Detectan en asilo de Saltillo 15 casos y dos muertes de Covid-19

La Secretaría de Salud de Coahuila confirmó que cinco de los contagios se detectaron entre el personal y otros diez en residentes

Finanzas

Trigo toca máximos por estimaciones bajas de producción

Los precios se acercaron a un máximo de un mes en la bolsa de Chicago