imagotipo

Diabetes, hipertensión y obesidad asolan a Río Grande

  • Mauricio González
  • en Municipios

Río Grande, Zac.- En la Jurisdicción Sanitaria número cuatro de Río Grande los casos atendidos de diabetes mellitus ascienden  874;  de hipertensión arterial mil 353   y de obesidad 539 en los centros de salud y van a la alza.

La cifra  no es  la totalidad de pacientes en los municipios, de Miguel Auza,  Juan Aldama,  Francisco R. Murguía,  Río Grande y Cañitas,   ya que existen otras dependencias de salud como IMSS e ISSSTE en donde  se atienden a otros pacientes.

Angélica García, responsable del programa del programa del Adulto y del Anciano, de la Jurisdicción Sanitaria número cuatro  con sede Río Grande, afirmó que “todo lo que se refiere a las enfermedades crónico degenerativas van en aumento, relacionado a los hábitos alimenticios”.

“En cuanto son niños, tenemos el primer lugar mundial en obesidad y esto va muy a la par  de los papás, que están con sobrepeso y obesidad y van  en aumento cada vez más,  al igual nosotros como adultos vamos a la alza, lo que quiere decir que toda aquella persona tiene a cargo un menor, se alimenta de la misma comida que el resto de la familia, ya que quien prepara los alimentos es papá o mamá”, destacó.

“Si el  niño está obeso, lo más seguro es que venga de padres que llevan una alimentación incorrecta, que es el círculo familiar, por lo que vamos a ver abuelitas obesas, mamá obesa e hijos obesos”, subrayó.

“El problema en sí,   no es tanto que aumenten los casos de obesidad, sino,  todas las consecuencias que están llevando como factor de riesgo para otras enfermedades,  y me refiero a la diabetes e hipertensión”, destacó.

“Ahorita en nuestro país se creó un programa para abatir el sobrepeso y obesidad, se da  otra enfermedad que es la diabetes. Si un menor tiene obesidad, en un futuro podría desarrollar diabetes. Se presentan casos en  adolescentes,  algo que no se veía hace quince años, ahora es una realidad,  niños con problemas cardíacos,  relacionados a los hábitos de alimentación al exceso de alimentos calóricos, desde refrescos, jugos, alimentos procesados   en cualquiera de sus presentaciones”, lamentó.

obesidad

“Si estamos a la alza y repercute en los servicios de salud,  no solo en el sistema económico de la familia, sino de todo el país, porque estas personas que tendrán factores de riesgos, de acuerdo a una mala alimentación, van a desarrollar la enfermedad y como no son controlados a tiempo y no son cambiados los hábitos de alimentación y actividad física se puede llegar hasta una amputación por caso de gangrena e infartos en caso de la hipertensión”, subrayó.

“Las personas de 35 o 40 años  y que tienen una vida en donde pueden hacer un trabajo y ser un sostén para su familia, con una enfermedad, una amputación  o un infarto no tendrán una vida laboral y no serán partícipes en una economía, por lo que disminuirán los ingresos familiares y,  a la larga,  llevará  a un problema económico  no solo en su casa, si no es una problemática que se genera en todo el país”, expuso.

“Es un problema de salud pública, debemos empezar en la casa,  con educación en los hábitos alimenticios. Hacer conciencia, no es nada agradable que a uno de nuestro hijos le amputen un pie  como consecuencia de una diabetes mal controlada”, aseveró.

Infortunadamente niños jugando en recreo se infartan por una obesidad mórbida. Tenemos que cambiar la conciencia en la manera de alimentarnos, si se puede,  porque éramos  un país sano. La educación debe de empezar en casa”, finalizó.