imagotipo

Se niegan a atender a manifestantes en Fresnillo

  • Servando Burciaga
  • en Municipios

Fresnillo, Zac.-Manifestantes que mantienen el bloqueo a las oficinas del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo (Siapasf), acudieron ayer martes a la presidencia municipal, donde se celebraba una reunión de Cabildo, pero les bloquearon el ingreso, por lo que se regresaron a mantener su protesta en Siapasf, donde rompieron el documento que contenía los compromisos entre ambas partes y que llevó a que culminara la protesta que realizaron anteriormente (27 de abril).

Antes de partir a la alcaldía, convocaron a una conferencia de prensa, en la que María del Socorro Hernández Cisneros, lideresa de la zona norte de la cabecera municipal, aseguró que el suministro de agua que prometió el alcalde, bajo un esquema de bitácoras y calendarización, no se cumplió.

La lideresa sostuvo que “el suministro es totalmente deficiente y presenta el mismo patrón de entrega partidaria y sin ningún control y el abasto ha sido insuficiente en todas las colonias afectadas”.

Aseguró que no se cumplió con el descuento de tarifas a las personas de la tercera edad, “es más engorroso para lograr el trámite”.

“Se designó al subdirector del organismo Rogelio Beltrán Cázares como enlace para vincular a las colonias afectadas y conocer las necesidades de las mismas, sin embargo no se le dio poder, ni la capacidad de resolver ninguna de nuestras necesidades”.

Por lo que de nueva cuenta exigen la renuncia inmediata de Laura Herrera Márquez como directora del Siapasf “pues ya está por demás demostrado su incapacidad técnica y política para solucionar el problema de abasto de agua en Fresnillo”.

“Exigimos su renuncia por falta de sensibilidad  y falta de responsabilidad social para el pueblo”, aseguraron.

Después de la conferencia una comisión de no más de 20 personas se trasladaron a la Presidencia Municipal para participar en la Sesión de Cabildo, pero al llegar encontrar las puertas resguardadas por policías que les prohibieron el paso.

Como pudieron tres mujeres lograron  llegar hasta la puerta principal, sin embargo rápidamente fue cerrada, sin permitir el paso de las manifestantes. Esto generó que se suspendiera la sesión y abrieron las puertas y fueron atendidas por cuatro regidores Raúl Ulloa, Jesús Badillo, Julio Tomás de León y Jorge Luis Guzmán.