/ viernes 30 de marzo de 2018

A 8 años de la desaparición de cazadores leoneses en Zacatecas

El 4 de diciembre de 2010, diez personas originarias de León, Guanajuato, se adentraron en la sierra de Morones para practicar la cacería deportiva de venado, jabalí y guajolote, para lo cual contaban con los permisos respectivos... ocho de ellos fueron reportados como desaparecidos

Zacatecas, Zac.- El 4 de diciembre de 2010, diez personas originarias de León, Guanajuato, se adentraron en la sierra de Morones para practicar la cacería deportiva de venado, jabalí y guajolote, como hacían cada año, en las inmediaciones del rancho de San Lorenzo, para lo cual contaban con los permisos respectivos, y ocho de ellos fueron reportados como desaparecidos.

Al día de hoy, entre los nombres de las personas desaparecidas en Zacatecas aún están los de siete personas de ese grupo.

Aunque la Procuraduría General de Justicia del Estado señaló que en el predio Las Negritas, en el municipio de Calera, fueron encontrados los restos calcinados de quien fue identificado como uno de los cazadores, Ernesto Cordero Anguiano, de 37 años de edad, su nombre aún permanece en los registros de RNDEP como una persona no localizada.

Las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades en Zacatecas apuntaron a que los cazadores fueron detenidos por elementos de la Policía Municipal de El Plateado de Joaquín Amaro, aparentemente para determinar la posesión legal de las armas de fuego.

Otro grupo de policías los recibió, los amarró, golpeó y torturó, según se asienta en la averiguación, posteriormente los subieron a unas camionetas y los llevaron a una brecha de terracería en la sierra.

Tras la detención, los habrían entregado a presuntos integrantes de un grupo delictivo, una célula de Los Zetas, en el municipio de Fresnillo.

De ellos, logró escapar un joven de 25 años de edad, identificado como Antonio Olivares, alias “El Tongas”, quien a pesar de presentar una herida de proyectil de arma de fuego en una pierna, saltó de la camioneta en que lo llevaban, logrando escapar.

En base a sus testimonios, se dio la investigación, en la que se determinó que un menor de edad, de 15 años, fue dejado en libertad por el grupo delictivo, por su condición de edad.

Sin embargo, relató que sus compañeros fueron torturados, les dispararon con armas de fuego y luego quemaron los cuerpos.

Los restos no fueron encontrados por las autoridades, sólo algunos huesos que después de las pruebas determinaron la identidad solamente de uno de ellos.

El 15 de diciembre de 2010, en el municipio de Jalpa, las autoridades detectaron la camioneta en que viajaban los cazadores, una tipo Suburban roja, modelo 1994.

Se identificó que eran integrantes del Club Cinegético Caza, Tiro y Pesca “Aldama” y que todos se dedicaban a la venta de calzado en León, Guanajuato.

Las personas que fueron reportadas como desaparecidas fueron siete: Diego Cordero Anguaiano, de 47 años de edad, Alan Josué Bocanegra López de 19, Juan Diego Cordero Valdivia de 22, Sergio Sánchez Pérez de 32, Mario Alberto Reyes de 26, José Javier Martínez de 46 y Héctor González Cervantes de 37.

Denuncias e investigaciones

La primera denuncia sobre la desaparición de los cazadores se hizo en el estado de Guanajuato, y el 10 de diciembre de 2010 se remitió el expediente de averiguación previa 353/2010 a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas.

El 16 de diciembre de 2010, los 12 policías de El Plateado de Joaquín Amaro fueron arraigados por su probable participación en la desaparición de los cazadores.

Cuatro de ellos confesaron su participación en la desaparición de los cazadores.

El 4 de febrero de 2011 se realizó una reconstrucción de los hechos, en la cual estuvo presente el único testigo, “El Tongas”, quien identificó a cuatro policías como parte de quienes los detuvieron.

Los cuatro elementos fueron sentenciados por los delitos de asociación delictuosa y secuestro.

Permanecieron presos seis elementos de la corporación municipal de El Plateado de Joaquín Amaro y su director.

Posteriormente, se determinó que los integrantes de la banda del crimen organizado responsable de la desaparición de los cazadores fueron abatidos el 9 de febrero de 2011 en el municipio de Tabasco, en un enfrentamiento que tuvieron con fuerzas militares.

Los familiares han manifestado sus reservas sobre los resultados de las pruebas de ADN practicadas por los peritos de la Procuraduría de Zacatecas a los restos calcinados hallados en el predio Las Negritas del municipio de Calera, presuntamente pertenecientes a Ernesto Cordero, un subteniente retirado del Ejército.

“Oficialmente para nosotros no hay ninguno encontrado, no tenemos ninguna prueba; un certificado de que alguno haya sido identificado y que ya haya sido avalado por el Ejército, del que mi hermano era miembro”, señaló José Luis Cordero.

En Zacatecas se han reportado a 489 personas desaparecidas

Actualmente, hay en Zacatecas un total de 484 personas reportadas en el fuero común, y cinco reportadas ante el fuero federal. Estos números ponen a Zacatecas como el estado número 16 a nivel nacional con mayor número de desapariciones reportadas y aún sin resolver.

Zacatecas, Zac.- El 4 de diciembre de 2010, diez personas originarias de León, Guanajuato, se adentraron en la sierra de Morones para practicar la cacería deportiva de venado, jabalí y guajolote, como hacían cada año, en las inmediaciones del rancho de San Lorenzo, para lo cual contaban con los permisos respectivos, y ocho de ellos fueron reportados como desaparecidos.

Al día de hoy, entre los nombres de las personas desaparecidas en Zacatecas aún están los de siete personas de ese grupo.

Aunque la Procuraduría General de Justicia del Estado señaló que en el predio Las Negritas, en el municipio de Calera, fueron encontrados los restos calcinados de quien fue identificado como uno de los cazadores, Ernesto Cordero Anguiano, de 37 años de edad, su nombre aún permanece en los registros de RNDEP como una persona no localizada.

Las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades en Zacatecas apuntaron a que los cazadores fueron detenidos por elementos de la Policía Municipal de El Plateado de Joaquín Amaro, aparentemente para determinar la posesión legal de las armas de fuego.

Otro grupo de policías los recibió, los amarró, golpeó y torturó, según se asienta en la averiguación, posteriormente los subieron a unas camionetas y los llevaron a una brecha de terracería en la sierra.

Tras la detención, los habrían entregado a presuntos integrantes de un grupo delictivo, una célula de Los Zetas, en el municipio de Fresnillo.

De ellos, logró escapar un joven de 25 años de edad, identificado como Antonio Olivares, alias “El Tongas”, quien a pesar de presentar una herida de proyectil de arma de fuego en una pierna, saltó de la camioneta en que lo llevaban, logrando escapar.

En base a sus testimonios, se dio la investigación, en la que se determinó que un menor de edad, de 15 años, fue dejado en libertad por el grupo delictivo, por su condición de edad.

Sin embargo, relató que sus compañeros fueron torturados, les dispararon con armas de fuego y luego quemaron los cuerpos.

Los restos no fueron encontrados por las autoridades, sólo algunos huesos que después de las pruebas determinaron la identidad solamente de uno de ellos.

El 15 de diciembre de 2010, en el municipio de Jalpa, las autoridades detectaron la camioneta en que viajaban los cazadores, una tipo Suburban roja, modelo 1994.

Se identificó que eran integrantes del Club Cinegético Caza, Tiro y Pesca “Aldama” y que todos se dedicaban a la venta de calzado en León, Guanajuato.

Las personas que fueron reportadas como desaparecidas fueron siete: Diego Cordero Anguaiano, de 47 años de edad, Alan Josué Bocanegra López de 19, Juan Diego Cordero Valdivia de 22, Sergio Sánchez Pérez de 32, Mario Alberto Reyes de 26, José Javier Martínez de 46 y Héctor González Cervantes de 37.

Denuncias e investigaciones

La primera denuncia sobre la desaparición de los cazadores se hizo en el estado de Guanajuato, y el 10 de diciembre de 2010 se remitió el expediente de averiguación previa 353/2010 a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas.

El 16 de diciembre de 2010, los 12 policías de El Plateado de Joaquín Amaro fueron arraigados por su probable participación en la desaparición de los cazadores.

Cuatro de ellos confesaron su participación en la desaparición de los cazadores.

El 4 de febrero de 2011 se realizó una reconstrucción de los hechos, en la cual estuvo presente el único testigo, “El Tongas”, quien identificó a cuatro policías como parte de quienes los detuvieron.

Los cuatro elementos fueron sentenciados por los delitos de asociación delictuosa y secuestro.

Permanecieron presos seis elementos de la corporación municipal de El Plateado de Joaquín Amaro y su director.

Posteriormente, se determinó que los integrantes de la banda del crimen organizado responsable de la desaparición de los cazadores fueron abatidos el 9 de febrero de 2011 en el municipio de Tabasco, en un enfrentamiento que tuvieron con fuerzas militares.

Los familiares han manifestado sus reservas sobre los resultados de las pruebas de ADN practicadas por los peritos de la Procuraduría de Zacatecas a los restos calcinados hallados en el predio Las Negritas del municipio de Calera, presuntamente pertenecientes a Ernesto Cordero, un subteniente retirado del Ejército.

“Oficialmente para nosotros no hay ninguno encontrado, no tenemos ninguna prueba; un certificado de que alguno haya sido identificado y que ya haya sido avalado por el Ejército, del que mi hermano era miembro”, señaló José Luis Cordero.

En Zacatecas se han reportado a 489 personas desaparecidas

Actualmente, hay en Zacatecas un total de 484 personas reportadas en el fuero común, y cinco reportadas ante el fuero federal. Estos números ponen a Zacatecas como el estado número 16 a nivel nacional con mayor número de desapariciones reportadas y aún sin resolver.

Exposiciones

Exposición de Susana Salinas se puede admirar virtualmente

La exposición se encuentra en el Museo Zacatecano y puede verse en un video difundido en  las redes sociales del Instituto Zacatecano de Cultura

Cultura

Retransmitirán concierto de la OCEZ con el Coro del Teatro Bicentenario

El concierto se transmitirá en las redes sociales del Forum Cultural Guanajuato

Doble Vía

Murió un yogui indio que afirmaba tener 80 años sin comer ni beber

Decía que fue bendecido por una diosa en su infancia, lo que le habría conferido unos poderes especiales

México

Concluye la Jornada de Sana Distancia con casi 10 mil muertos por Covid-19

En las últimas 24 horas se registraron 2 mil 885 casos, con lo que México suma 87 mil 512 contagios

Gossip

Christian Nodal, el futuro del regional mexicano

El cantante ha apostado por mezclar sonidos y géneros distintos con el mariachi

Gossip

#Ya es hora, abre el diálogo entre mujeres

Profesionales de la industria audiovisual crean un podcast para trabajar en una agenda de género

México

“Es un golpe”, CIDE pide a AMLO reconsiderar recorte en presupuesto

Los firmantes recordaron que el primer mandatario ha subrayado que los recortes no causarían desempleo