imagotipo

Protestan migrantes en Consulado de El Salvador en Tapachula

Rubén Zúñiga

TAPACHULA, Chis. (OEM-Informex).- Migrantes salvadoreños protestaron afuera de las oficinas del Consulado General de El Salvador, donde denunciaron que no reciben ayuda, asistencia consular ni atención personalizada de su cónsul Antonio Azúcar Enrique Hernández.

Los salvadoreños colocaron pancartas en las afueras del Consulado con diversas consignas, entre ellas “Antonio Azúcar, no nos apoya, nos deja solo”, “cambien personal queremos a alguién humano y consciente que en verdad nos ayude”, Si es salvadoreño demuéstranos apoyandonos”.

Una de las afectadas, Joselyn Ventura, expresó que el Consulado de El Salvador no la ha apoyado. “Vine a buscar apoyo para que me dieran una partida de nacimiento certificada, y aquí cobran 10 dólares por la partida de nacimiento, ya hubiese tenido yo mi trámite hace mes y medio, porque estoy en el proceso de vínculo familiar porque tengo un hijo mexicano, pero esto no fue posible por falta de dinero”, expuso.

Señaló que luego de tener el acta o partida de nacimiento apostillada, tiene que pagar una multa de mil 461 pesos en migración.

De la misma forma, Sandra Guzmán detalló que llegó a pedir ayuda, pero ellos dicen que no lo necesitan. “Como la partida de nacimiento que si viene sellada por la alcaldía, lo único que quería es que me la patentaran, la apostillaran y me pidieron 10 dólares, les dije que estaba en un albergue porque no tengo recursos, así que me citaron al otro día y me entregaron la partida de nacimiento apostilada, pero de mala gana, hay que rogarles para que nos ayuden”, refirió. La dama centroamericana sostuvo que todos los trámites los realizó con la secretaria del cónsul, pero al diplómatico nunca lo conoció, ni la atendió.

Por su parte, Carlos Alfredo Flores Ortiz informó que acudió al Consulado de El Salvador para pedir ayuda debido a que su esposa dio a luz en el hospital general y necesitan medicamentos, sin embargo, en lugar de recibir auxilio u orientación, lo instaron a que buscara trabajo y dejara de molestar a ese consulado.

“Les dije que necesitaba pastillas para mi esposa, y me dijeron que buscará trabajo,  que alguién me respaldaran, y me dijeron que era problema mio, y que no me podian ayudar en nada más. En el hospital, derechos humanos, nos ayudo”, dijo.

La protesta de los salvadoreños concluyó luego que colocaran más pancartas y consignas contra su consulado.