imagotipo

Antonio Manzo D’nes, un padre ejemplar

  • Alejandra De Ávila
  • en Sociales

Zacatecas, Zac.- Antonio Manzo D’nes es un connotado pianista de talla internacional, además de ser un extraordinario músico, es un papá ejemplar, pues sus conocimientos en el ámbito en el que se desarrolla, se los ha ido transmitiendo a su hijo Elías Manzo Hernández, de apenas 13 años.

“Yo siempre he estado al pendiente de lo que él necesita y de lo que quiere”, destacó D’nes durante entrevista, pues menciona que su descendiente mostró inquietud por aprender a tocar el instrumento desde temprana edad.

A los seis años, Elías comenzó a tomar lecciones, pero era muy inquieto, en un principio decía que él quería ser luchador y pelear en un cuadrilátero, fue cuando se apartó de la música por un tiempo. Pero después de algunos meses, fluyó el interés por retomar las clases de piano otra vez.

“La relación de papá y maestro es difícil, al principio no fue fácil porque si le daba una indicación fuerte, enseguida se le rodaban las lágrimas porque pensaba que lo regañaba”, narró Antonio a manera de anécdota.

La formalidad de adentrarse de lleno al piano, surgió desde que el infante tenía nueve años, cuando comenzó a estudiar intensamente, “empecé por enseñarle un método para niños que incluso se repasa durante un semestre, pero Elías lo aprendió muy rápido” entonces fue ahí cuando se refrendó el gran talento del chico.

Su primer concurso fue en la Ciudad De México, donde apenas y llevaba practicando ocho meses, pero ganó el segundo lugar, entre 32 participantes de todo el país, acción que lo motivó para seguir por este sendero armónico, creciendo y siguiendo los pasos de su padre.

Considerado uno de los genios musicales de Zacatecas, después vinieron grandes propuestas, Elías tuvo la oportunidad de tocar en Nueva York, y hasta el momento ha figurado pos su habilidad, rapidez, y excelencia a la hora de ejecutar piezas con cierto grado de dificultad. Recientemente fue ganador del primer lugar en la Bienal de Baja California.

Por su parte Antonio Manzo, que realizó sus estudios en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana, y quien además de ser un reconocido pianista, funge como docente de la Unidad Académica de Artes de la Universidad Autónoma de Zacatecas, se siente un padre orgulloso, “me siento satisfecho de que mi hijo se sienta feliz con lo que hace, porque veo lo contento que está cuando se sube al escenario”.

Un claro ejemplo de dos generaciones exitosas de pianistas, es la familia Manzo Hernández, pues actualmente ya tocan juntos, en días pasados tuvieron un concierto juntos en Pachuca, en el marco de la celebración del Día del Padre.

Próximamente estarán en Estados Unidos, en donde el pequeño participará en un certamen internacional, buscando el primer galardón, y como parte de sus proyectos, también se encuentra la grabación de un disco.