imagotipo

El maestro Felguérez y el 2 de octubre…

  • Juan Castro
  • en Zacatecas

Zacatecas, Zac.- Manuel Felguérez, uno de los máximos representantes del arte abstracto, recuerda “Cuando el INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes) convocó a la Exposición Solar dentro de la Olimpiada Cultural, “pensamos que era muy feo participar con un Estado represor y decidimos no hacerlo”.

“Brian Nissen, KasuyaSukai y yo corrimos la voz de que nos reuniríamos en la galería Pecanins para conformar un salón independiente. Cada artista trajo dos de sus obras e inauguramos el 4 de octubre de 1968 en la Casa Isidro Fabela.

“Al año siguiente (1969) organizamos el Segundo Salón Independiente. Participamos como cincuenta artistas y acordamos que cada quién tenía que hace una obra en papel periódico de gran formato, hecha para destruirse después de la exposición. En 1970 y por diferencias entre los integrantes se realizó el último Salón”.

El mural efímero

En el documento denominado “Felguérez por él mismo”, el artista zacatecano Manuel Felguérez recuerda que “En el 68 fui representante de Artes Plásticas del Comité de Lucha de Artistas e Intelectuales. Me tocó organizar el mural colectivo, que se hizo sobre láminas con la que el gobierno había protegido la escultura de Miguel Alemán, en Ciudad Universitaria, a la que los estudiantes ya le habían volado la cabeza.

“Las láminas eran muy altas, entre 10 y 12 metros. Conseguimos unos andamios y corrimos la voz para que fueran a pintar. Poco a poco se fue llenando pero el Ejército entró antes de que acabáramos. Fuer un arte colectivo, público y efímero”.

Como apoyo al movimiento estudiantil de 1968, Manuel Felguérez participó en el Mural Efímero.

Varios artistas participaron en este mural colectivo en apoyo de las demandas estudiantiles.

El mural improvisado y colectivo fue pintado durante varios domingos en los festivales populares que organizaba el Comité de Huelga en la explanada de la UNAM, sobre las láminas acanaladas de zinc que cubrían las ruinas del monumento a Miguel Alemán Valdés.

Pintaron artistas como: Guillermo Meza, Lilia Carrillo, Benito Messeguer, José Luis Cuevas, Fanny Rabel, Gustavo Arias Murueta, Manuel Felguérez, Pedro Preux, Ricardo Rocha, Carlos Olachea, José Muñoz Medina, Francisco Icaza, Adolfo Mexiac y Manuel Pérez Coronado, entre otros.

En la pintura predominaban los trazos y colores de fuerte expresión y varios artistas rescataron los sucesos de manera muy elocuente.

Por ejemplo Gustavo Arias Murueta colgó una muñeca deshecha, de cuyo vientre destrozado saltaban cordones de colores; con ese pequeño objeto rendía homenaje a la joven que había fallecido por estallamiento de vísceras el 28 de agosto, en la represión ocurrida en el Zócalo (Plaza de la Constitución) de la Ciudad de México.

Hubo 300 muertos, 700 heridos y cinco mil detenidos

Aquel 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, en la Ciudad de México, estudiantes e intelectuales estaban manifestándose a favor de la libertad de los presos políticos y de la libertad de expresión.

Fueron brutalmente reprimidos por el ejército.

Paco Ignacio Taibo II, en 1993 encabezó la Comisión de la Verdad respecto a estos hechos y encontró que participaron 8 mil militares, fueron disparados 15 mil proyectiles, hubo 300 muertos, 700 heridos y 5 mil estudiantes detenidos.

2 de octubre no se olvida

El 2 de Octubre de 1968, en la Plaza de Tlatelolco o de las Tres Culturas, se congregaron casi 50 mil estudiantes.

De las calles convergentes aparecieron las fuerzas del Ejército, rodeando la plaza. Se disparó una bengala… y la matanza comenzó.

Los soldados empezaron a disparar indiscriminadamente contra los presentes, mientras los estudiantes huían aterrorizados. Casi 400 estudiantes murieron aquel día, y más de 1 mil resultaron heridos de gravedad.

Se quemaron gran parte de los cadáveres y los heridos fueron llevados a hospitales militares para ocultar la verdad.

Ya de noche, los bomberos y la policía se encargaron, con chorros de agua a presión, de lavar todas las huellas del genocidio en aquella plaza, dejándola impoluta para la mañana siguiente.

Aún el día de hoy no se sabe de dónde partieron las órdenes. El presidente mexicano de aquellos momentos, Gustavo Díaz Ordaz, al parecer pidió la presencia militar en la plaza, pero fue el Comando Supremo de las Fuerzas Armadas quien ordenó el fuego.

Todos los documentos de aquella matanza se quemaron o no aparecen. El presidente mexicano, Díaz Ordaz, ya murió; su sucesor, Echevarría, dice no saber nada.

Sólo ciertos documentos de la CIA, el FBI, la Casa Blanca y el Pentágono, parecen arrojar algo de luz sobre el asunto.

El Sol de Zacatecas

Foto: Notimex

Investigación sobre la matanza estudiantil en México 68

El Pentágono había enviado durante 1968 a México expertos en luchas antisubversivas para enseñar a los militares mexicanos.

Hay documentos en los que Luis Echevarría, Secretario de Gobernación durante el Gobierno de Díaz Ordaz, y sucesor en la Presidencia del mismo, indicó a la CIA que la situación se controlaría en poco tiempo.

Según la CIA, el Gobierno mexicano había arreglado con algunos de los líderes estudiantiles una falsa acusación por la que dirigentes políticos contrarios al Gobierno eran los que andaban detrás de las revueltas estudiantiles.

Se han contabilizado cuatrocientos muertos, ateniéndose a las cartas de denuncias de desapariciones de decenas de madres, pero nunca podrá llegarse a saber la cifra exacta de aquel desastre.

Desde entonces, cada 2 de octubre, en la plaza, estas madres se manifiestan portando las fotos de sus hijos desaparecidos al grito de: “¡Vivos los tuvimos! ¡Vivos los queremos!”.

Grupo de terroristas

Desde el primer momento la versión oficial fue que se había reducido a un grupo de terroristas que habían atacado a los soldados.

Las protestas estudiantiles

Existen algunos antecedentes de especial relevancia a la hora de entender las circunstancias que hicieron que se produjera la matanza de Tlatelolco. En este ámbito, son muy importantes las protestas estudiantiles que se produjeron en los meses previos a la masacre y la constitución del Consejo Nacional de Huelga (CNH).

El Consejo Nacional de Huelga fue creado como respuesta a las repetidas violaciones que realizó el gobierno mexicano de las disposiciones de autonomía universitaria durante el verano de 1968.

En un momento en el que, según el Código Penal, la “disolución social” era considerada como un delito y en el que el gobierno deseaba presentar en las Olimpiadas una imagen positiva a cualquier precio, la creación del Consejo Nacional de Huelga supuso un auténtico enfrentamiento con la autoridad establecida.

El CNH estaba compuesto por delegaciones de estudiantes de más de 70 instituciones superiores y tenía más de 240 delegados, contando con miembros como Raúl Álvarez Garín y Sócrates Campos Lemus.

Entre otras cuestiones, el CNH buscaba la derogación de los artículos 145 y 145b del Código Penal, que decretaban penas de prisión para las reuniones no sancionadas por el gobierno y cualquier actuación que se pudiera considerar como “alteración del orden público”, la libertad de todos los prisioneros políticos y la abolición de los granaderos (unidades de policía especializadas en seguridad estatal).

Su creación tiene mucho que ver con dos acontecimientos en concreto: el asalto a la llamada Escuela Vocacional 5 y la represión de las protestas que tuvieron lugar en la UNAM. Ambos acontecimientos tuvieron lugar en el verano de 1968 y aumentaron aún más las tensiones dentro del país.

El asalto a la Escuela Vocacional 5 tuvo lugar el 23 de julio de 1968 y, durante esa jornada, los granaderos atacaron a centenares de estudiantes y profesores, supuestamente bajo mandato gubernamental. El ejecutivo indicó que los granaderos solo habían actuado porque estaban buscando a diversos miembros de bandas callejeras que supuestamente se habían enrolado en dicha escuela.

El siguiente golpe tuvo lugar el 1 de agosto de ese mismo año y tuvo como escenario principal la Universidad Autónoma Nacional de México. Ese día, el rector Barros Sierra lideró una marcha pacífica compuesta por más de 50 mil personas que quería servir como protesta ante las reiteradas violaciones de la autonomía universitaria y de las acciones represivas del gobierno.

La marcha transcurrió sin mayores problemas.

FEMOSPP

La Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP) de la Procuraduría General de la República del gobierno de México concluyó en 2006 en su Informe Histórico presentado a la sociedad mexicana que el movimiento estudiantil “marcó una inflexión en los tiempos políticos de México, fue “independiente, contestatario y que recurría a la resistencia civil” y se potenció “con las demandas libertarias y de democratización que dominaban el imaginario mundial”.

El mismo informe concluyó que durante el movimiento el gobierno mexicano aplicó “sus mecanismos de control y disuasión que solía utilizar frente a la disidencia social (…) lo caracterizó como subversivo y, en lugar de encontrar formas de atender las legítimas demandas, optó por reprimirlo y aniquilar su dirigencia y al sector que consideró más combativo”.

Para ello recurrió a detenciones ilegales, maltratos, torturas, persecuciones, desapariciones forzadas, espionaje, criminalización, homicidios y ejecuciones extrajudiciales, caracterizando dicha fiscalía el uso de la fuerza institucional del estado mexicano como “criminal”.

En los hechos fue activa la asesoría, presencia e inteligencia de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos bajo la operación LITEMPO.

El número de personas asesinadas, heridas, desaparecidas y encarceladas es impreciso.

Algunas víctimas de dichas acciones intentaron caracterizar la masacre de Tlatelolco ante tribunales nacionales e internacionales como un crimen de lesa humanidad y un genocidio, afirmación que fue sustentada por la fiscalía mexicana pero rechazada por sus tribunales.

También intentaron llevar a los autores materiales e intelectuales de los hechos ante la justicia.

Peliculesca persecución en la zona metropolitana

Peliculesca persecución en la zona metropolitana

Dos hombres fueron capturados luego de realizar un asalto [...]

Alfredo Díaz

local

Tembló en Monte Escobedo y causó inquietud en la población

Tembló en Monte Escobedo y causó inquietud en la población

Fue un movimiento de baja magnitud que en ningún momento causó daño en

Mineros logró remontar

Mineros logró remontar

En partido de la Jornada Tres del Clausura 2018 del Ascenso MX [...]

Reanuda actividad Torneo de Odontología de la UAZ

Reanuda actividad Torneo de Odontología de la UAZ

Se jugará apenas la fecha 11 del torneo, donde se disputarán más de

Livia y Javier celebraron 50 años de matrimonio

Livia y Javier celebraron 50 años de matrimonio

En una celebración eucarística realizada en la parroquia de la Santa

Cindy y Juan unieron sus vidas en matrimonio

Cindy y Juan unieron sus vidas en matrimonio

Frente a sus familiares y amigos cercanos, la pareja hizo visible con

destacados

Sismo de 6.3 grados sacude el norte de Chile

Sismo de 6.3 grados sacude el norte de Chile

No provocó alerta de tsunami ni heridos, según el reporte preliminar de las autoridades locales.

AMLO comparte datos que lo colocan como líder; encuestadora lo desmiente

AMLO comparte datos que lo colocan como líder; encuestadora lo desmiente

Liébano Saénz, aseguró que los estudios compartidos por el precandidato no fueron realizados por el Gabinete de Comunicación Estratégica

Por escasez de medicina, Maduro lanza plan de salud con remedios naturales

La severa crisis que atraviesa Venezuela ha provocado una caída notable de las importaciones en un país extremadamente dependiente del exterior

Trump culpa a demócratas del cierre parcial de su gobierno

Trump culpa a demócratas del cierre parcial de su gobierno

La última vez que el gobierno federal estadounidense se vio forzado a paralizar sus actividades fue en octubre de 2013, durante el gobierno de Barack Obama

Es falsa 1 de cada 5 firmas recopiladas para independientes

Es falsa 1 de cada 5 firmas recopiladas para independientes

Los aspirantes sin partido a una diputación recurrieron a fotocopias e incluso monederos electrónicos