imagotipo

Licenciada Yrene Ramos recibirá medalla al mérito jurídico

  • Juan Castro
  • en Zacatecas

Zacatecas, Zac.- La primera “Medalla Tomás Torres Mercado al Mérito Jurídico del Estado de Zacatecas”, será para la licenciada Yrene Ramos Dávila.

Los integrantes de la Comisión Permanente de la LXI Legislatura establecieron que posee los méritos suficientes para ser la primera profesionista en recibir tal condecoración, ya que cuenta con los estudios, la experiencia y una impecable trayectoria en las diversas áreas a que se refiere el Acuerdo que instituye la “Medalla Tomás Torres Mercado”, dado que en su vida profesional se ha desempeñado como Magistrada del Tribunal Superior de Justicia, Legisladora, Postulante y Académica; lo que a juicio de esta Comisión de Gobierno, le merece la entrega de dicha medalla.

La magistrada en retiro nació en la ciudad de Zacatecas; en la escuela General Enrique Estrada fue el lugar donde realizó su instrucción primaria; la secundaria, preparatoria y profesional las cursó en el entonces Instituto de Ciencias de Zacatecas, ahora Universidad Autónoma de Zacatecas.

Comenzó su carrera en los juzgados penales del Poder Judicial a la temprana edad de 15 años, gracias a la invitación de su maestro de Geografía y Física, reconocido juez penal, y a sus conocimientos de mecanografía y taquigrafía cuando cursaba el segundo año de secundaria; diariamente recibía dictado de dos o más sentencias, lo que hacía en calidad de aprendiz, pues su corta edad y la falta de estudios de Derecho eran obstáculo para que se le extendiera su nombramiento.

En enero de 1956 inició formalmente su carrera judicial escalafonaria, al extendérsele nombramiento de secretaria segunda auxiliar, con solamente 17 años.

El amor por el Derecho nació, singularmente en su aspecto de impartición de justicia, al hacer a diario sentencia tras sentencia que le dictaba su juez y llevar los procesos que le correspondían a la mesa que atendía, lo que la llevó a la Escuela de Derecho.

En el quinto año de la carrera se le designó secretaria de acuerdos del Juzgado del Ramo Civil, debiendo avocarse al estudio especial de esta rama del Derecho.

En enero de 1964 hizo un alto en el Poder Judicial al haber sido nombrada agente del ministerio público del distrito judicial de la capital; en la calidad mencionada se hizo cargo de la Procuraduría General de Justicia por enfermedad de su titular.

En julio de 1964, se reincorporó al Poder Judicial, donde se le designó juez primero del ramo civil del distrito judicial de la capital; posteriormente, se le nombró titular en los juzgados de primera instancia de Ojocaliente, Jerez, Fresnillo y Río Grande, todos del estado de Zacatecas y de nuevo al Juzgado Primero del Ramo Civil.

En el tiempo que ejerció como juez su trabajo fue reconocido por el Tribunal Superior de Justicia, felicitándola por escrito en dos ocasiones.

En noviembre de 1976 fue designada por primera vez magistrada del Tribunal Superior de Justicia, designación que concluyó en septiembre de 1980 con el sexenio del gobernador que la propuso.

En septiembre de 1992 el gobernador que iniciaba su sexenio la propuso ante la Legislatura del Estado para magistrada y, por segunda vez, desempeñó el cargo hasta su renuncia en 1994.

yreneramos

En 1998 el gobernador entrante la propuso para magistrada y, por tercera ocasión, desempeñó el citado cargo por nueve años tres meses en que le correspondió retirarse según el calendario respectivo, con casi quince años (catorce años con diez meses) de formular sentencias en segunda instancia, con la característica de que siempre lo fueron de su puño y letra.

En la administración pública colaboró como presidenta del Tribunal para Menores; directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), desde donde impulsó la creación de la Procuraduría del Menor y la Familia y los juzgados de lo familiar en el Poder Judicial; se desempeñó como directora de Gobernación y, también, como directora del Registro Civil y Notarías.

A las carreras judicial y administrativa, aunó su carrera de legisladora; fue integrante de las Honorables Legislaturas LIII y LVI, al Congreso de la Unión en donde tuvo el honor de fungir como vicepresidenta, secretaria de la mesa directiva, integrante de la Comisión Permanente y primera secretaria de la misma.

Asistió a las reuniones de mujeres legisladoras de Latinoamérica, celebradas en Puerto Rico y Santo Domingo.

Le correspondió, en la segunda de las Legislaturas citadas, participar como miembro de la Comisión de Justicia, en la reforma constitucional judicial entre muchas más. Fue secretaria de la Comisión de Derechos Humanos, en la presidencia del diputado licenciado Juan Moisés Calleja.

El partido político al que pertenece la designó coordinadora de asuntos jurídicos de su Comité Ejecutivo Nacional.

La academia la ejerció con pasión por más de treinta años frente a grupo en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas, impartiendo las clases de Procesal Civil I, que sería luego sustituida por Teoría General del Proceso; Procesal Civil, Civil Primero y Segundo cursos; Familiar; Civil IV Contratos, Clínicas de Procesal Civil.

Sus alumnos han sobresalido y, a la fecha, ocho son magistrados, una magistrada electoral, varios jueces; dos han alcanzado escaño en el Senado, uno llegó a gobernador del estado; varios diputados federales, varios diputados locales, funcionarios públicos de primer nivel y todos muy importantes.

Profundizó en estudios de las materias que lo requerían, para un mejor desempeño en el cargo, como por ejemplo, el Derecho de Menores, Derecho Penitenciario, Derecho Familiar, Diplomado Internacional en Derecho Penal en la Universidad de Tlaxcala; especialización en delitos electorales en el INACIPE; sociología jurídica en la Universidad de Oñati, España, así como el idioma inglés.

Tiene editadas las obras siguientes: “Apuntes de Derecho Procesal Civil”, “Yrene Ramos Dávila.- Abogada”, y el Juicio Oral Civil (escenificación).