imagotipo

Obispo de Zacatecas pide no acostumbrarse a la violencia

  • Juan Castro
  • en Zacatecas

Zacatecas, Zac.- “No nos acostumbremos a la violencia”, pidió el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, quien indicó que cuando muere una persona hay tristeza, pero cuando se provoca la muerte es algo muy grave, porque es lo que deteriora más el tejido social, y esto va a sembrar no solamente violencia, sino también incertidumbre y desconfianza.

“Uno quisiera que todo esto se solucionara, pero esto no se soluciona por cambio de personas (relevo de funcionarios públicos) ni por decreto”.

“No nos acostumbremos a la violencia, en el momento que perdamos sensibilidad y nos hagamos indiferentes, estaremos perdiendo mucho, mucho, de humanismo, de humanidad”.

Todos los hechos de violencia nos indignan y nos tienen que llevar a hacer algo, “lo que no sé qué, qué es lo que vamos a hacer”.

El Sol de Zacatecas

Foto: Osvaldo Martínez

El Evangelio habla de la semilla, sembrador, y se quiere un mundo no se puede pedir sin violencia, pero al menos una violencia controlada, pero se deben de sembrar semillas de paz, semillas de respeto, y es lo que se ve, que hay mucha carencia en los contenidos educativos, hay mucha carencia de este tipo de valores, y si no sembramos la primera generación no nos va a tocar ver los frutos.

Fundamentalmente, se debe fortalecer la formación ética, y la mejor escuela es la casa, es la familia y, desde luego la escuela.

Dijo que le gusta mucho eso del Nuevo Modelo Educativo, la relación escuela y familia, que tienen que ayudarse y orientarse, y ahí entran las iglesias también.

Consideró que la educación no es un trabajo personal, sino que es un trabajo que se tiene que hacer en conjunto, y es lo básico, la formación ética, que es como se va a tener buenos ciudadanos.

Sigue leyendo: Detienen en Zacatecas a dos presuntos líderes delincuenciales