imagotipo

PGJEZ duerme el “sueño de los justos”: diputados

  • Juan Castro
  • en Zacatecas

Zacatecas, Zac.- La Comisión de Vigilancia de la LXII Legislatura del Estado, sentenció que además de los créditos fiscales derivados de observaciones de las Cuentas Públicas del Gobierno del estado y los municipios, existe un número indeterminado de denuncias detenidas en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), y existen juicios que tienen casi diez años en el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE).

Expresó que en ninguno de los casos, esas denuncias y juicios se han resuelto, y aunque no han prescrito todavía, “están durmiendo el sueño de los justos”.

Indicó que la Comisión de Vigilancia señaló que hay casi 500 millones de pesos en prácticamente todos los municipios y en Gobierno del Estado.

Aquí no hay partido que se salve, porque incluso hay personas que estuvieron en un partido y luego en otro.

Eso lleva a la reflexión porque es un tema de estructura en buena parte.

Para cambiar y para mejorar se debe reconocer que existe un problema, es un tema polémico, es un tema duro, y la verdad no peca pero incomoda.

Se debe entender que el propio sistema está mal, pero más allá de estar esperando a que llegue el Sistema Estatal Anticorrupción y que empiece a operar, y que todos los mecanismos que se están planeando se lleven a cabo, se deben de hacer cosas concretas.

No es un tema privativo de un solo partido, a todos les toco un poquito o un muchito, pero se tiene que meter el tema al debate y tener apertura.

Se admitió que la crítica sin propuesta simple y sencillamente es negativa, y lo que se está trabajando en la Comisión de Vigilancia, junto con la Auditoría Superior del Estado, es hacer un indicador que pueda señalar cómo están los municipios y cómo está el estado.

En lo que han coincidido los integrantes de la Comisión, es que no se puede solapar a nadie ni a nada de lo que esté llegando, porque la responsabilidad que se tiene es extraordinariamente alta.

Primero, porque el pueblo de México, con los zacatecanos, y con los mismos diputados, porque el hecho de verse al espejo y no agachar la cabeza es una de las satisfacciones más grandes que se puede tener.

Es así que en esta lógica, se seguirá en el debate con nuevas ideas, poniendo el dedo en la llaga, pero también haciendo propuestas.