imagotipo

Vitiligo… entre el misticismo y la desinformación

  • Raúl García
  • en Zacatecas

El vitiligo o vitíligo, es una enfermedad de la piel sobre la cual persiste el desconocimiento: que es contagiosa, que afecta sólo a las personas nerviosas, y que es sinónimo del“mal del pinto”, son algunos mitos que prevalecen a pesar de los avances médicos y de la información disponible.

Aunque hay tratamientos que permiten detener el avance e, incluso, lograr el retroceso de las manchas blanquecinas que aparecen en cualquier parte del cuerpo, se trata de un padecimiento sin cura.

Tampoco existen estadísticas exactas del número de personas que lo padecen. De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud, publicados en la “Guía práctica clínica para el tratamiento del vitíligo”, ocupa entre el tercero y el quinto lugar de las enfermedades de la piel más frecuentemente atendidas.

La misma fuente señala que la edad de aparición es variable, aunque por lo general comienza en la infancia y la adultez; en cerca del 50 por ciento de los casos aparece alrededor de los 20 años.

El dermatólogo del hospital del Seguro Social en Zacatecas, Arturo Vázquez Domínguez comenta que esta es una de las principales causas de consulta de especialidad en materia de “dermatosis” o padecimientos cutáneos.

Dice desconocer el porcentaje aproximado de derechohabientes con vitíligo, pero son más frecuentes quienes acuden por problemas de acné, tumoraciones (benignas o malignas) y soriasis: “Probablemente de 20 paciente que recibo, la mitad podrían ser de tumores, otros tantos de acné y sólo dos vitíligos”.

EMOCIONES FUERTES Y OTROS FACTORES
El vitíligo es una enfermedad no contagiosa que se caracteriza por manchas blanco lechosas bien delimitadas y producidas por varios factores, siendo el genético el principal. El color de las manchas se debe a la falta de los melanocitos, células que producen el pigmento de la piel llamado melanina.
Cerca de la mitad de los pacientes tiene el antecedente de haber sufrido “fenómenos de tipo emocional” como un secuestro o la pérdida de algún familiar, lo que provoca las primeras manifestaciones del padecimiento, informó Arturo Vázquez.
Sin embargo aclara que las experiencias traumáticas no causan la enfermedad, sólo provocan su manifestación en quienes están predispuestos genéticamente.
“Cuando tratamos un vitíligo, interrogamos sobre la existencia de estos factores emocionales para diseñar el tratamiento y, de ser posible, apoyarnos de un psiquiatra o un psicólogo, o de lo contrario el tratamiento dermatológico no funcionaría”.
Por su parte la dermatóloga egresada del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, Ana Isabel Sada Navarro señala que la prevalencia del vitíligo es de casi el 2 por ciento de la población a nivel mundial, siendo la “tendencia hereditaria”, la causa más probable.
Como una muestra de ello –dijo- la mayoría de sus pacientes tiene hasta un 20 por ciento de familiares de primer grado con vitíligo.

EL VITÍLIGO Y OTRAS ENFERMEDADES
Sada Navarro, quien ejerce la dermatología en el medio privado, afirma que también el vitíligo está muy involucrado con otras patologías autoinmunes como la tiroides, la diabetes mellitus y la anemia perniciosa.
Aclaró que estos males no provocan el vitíligo, pero al estar relacionado sirve para detectar la presencia de las demás enfermedades cuando todavía nisiquiera se han manifestado.
Además el desarrollo o el “comportamiento”del vitíligo puede depender de la presencia de los otros padecimientos, razón por la cual es importante que el dermatólogo esté al tanto de estas para diseñar su tratamiento.
Las manchas aparecen por la falta de melanocitos que dan color a la piel y que protegen de las radiaciones del sol. Este peligro también es mencionado por el dermatólogo del IMSS: “Al vitíligo se le puede clasificar como una enfermedad precancerosa porque la célula que falta produceel pigmento melanina que nos defiende del cáncer de piel.”.

LOS TRATAMIENTOS DURAN VARIOS AÑOS
¿Lo primero que nos preguntan los pacientes es si su enfermedad tiene cura?, señala Arturo Vázquez. El especialista reconoce que los tratamientos puede “detener” las lesiones, incluso revertirlas, aunque existe siempre la posibilidad de que reaparezcan en otras partes del cuerpo.
El pronóstico depende de tres factores: la edad, la etapa de evolución en la que inicia el tratamiento y la localización de las manchas
“Los tratamientos tienen mejores resultados en niños que en adultos, y son más efectivos cuando se atienden en fasestempranas,pero las manchas localizadas en las mucosas y en el área genital son de pronóstico más reservado”.
Son muy diversos los procedimientos, pues deben diseñarse de acuerdo al perfil de cada persona.No obstante todos suelen ser muy largos, incluso pueden pasar varios años para que se empiecen a ver los resultados: “Los pacientes se desesperan porque quieren ver los resultados en pocos días”.
Cuando el enfermo no abandona el tratamiento, se puede estabilizar e incluso inactivar su vitíligo, pero debe permanecer en vigilancia semestral o anual, pues no se puede saberen qué momento se reactivará.
Los tratamientos comunes, como las cremas de psoralenos, suelen ser baratos (300 pesos para un ungüento que dura un semestre) además de que su costo es cubierto por las instituciones de salud como el IMSS y el ISSSTE.

vitiligo2

TRATAMIENTOS EXPERIMENTALES
Desafortunadamente en menos del 50 por ciento de los casos se detiene o se revierte el vitíligo “pero hay altas posibilidades de volver a tenerlo”, dice Ana Isabel Sada, quien menciona que en fechas recientes se descubrieron nuevos tratamientos.
Hay técnicas sofisticadas como el trasplante de piel y, en hospitales de alta especialidad, se ofrecenmicro trasplantes, donde se separan pequeñas células de melanocitos y se implantan en las zonas despigmentadas.
“Eso sólo se tiene en hospitales de tercer nivel, pero en Zacatecas todavía no”, aclaró.
Hay casos en que el vitíligo se puede volver universal “en que la persona casi se despinta totalmente”, es entonces cuando es viable suministrar un medicamento “para despintarlos de plano, porque tienen más áreas con vitíligo que piel sana”.
Otros pacientes utilizan productos cosméticos tipo camuflaje, que son tintes para disimular las manchas ubicadas en partes muy visibles como el rostro y las manos.

BAJA AUTOESTIMA Y DISCRIMINACIÓN
La discriminación en contra de los enfermos viene desde el propio nombre de sumal: vitíligo proviene del latín vitiumque puede traducirse como vicio, defecto o “desviación de la normalidad”.
Los especialistas coinciden en que el principal daño del vitíligo es psicológico por los claros efectos estéticos de las manchas.
“Dado que es una enfermedad exclusivamente cutánea, no afecta otros órganos o funciones del cuerpo, pero es en lo estético donde se afecta la vida del paciente”, afirma el dermatólogo del IMSS.
Señala que al vitíligo se le ha confundido con otra enfermedad conocida como “el mal del pinto” que sí es contagiosa pero que ya es muy poco común en México.
“En su trabajo, en la calle, o hasta enfamilia, lo voltean a ver de forma curiosa y baja su autoestima, todo esto ocasiona una depresión severa, por eso es conveniente asociar el tratamiento dermatológico con el tratamiento psicológico y psiquiátrico”.
Aunque se presenta con igual frecuencia en ambos sexos, hay más pacientes mujeres porque a ellas “les impacta más” el efecto estético de las manchas cuando aparecen en áreas visibles.
Por ello Ana Isabel Sada también recomienda la ayuda psicológica en todos los casos: “El impacto psicológico es muy importante (…) causa más estragos que el propio vitíligo porque sólo afecta la apariencia de la piel y es más difícil restaurar el autoestima de una persona”.