/ lunes 17 de junio de 2024

Retrato Hereje / Sheinbaum: ¿Quién será quién en el gabinete?

El Sol de Zacatecas

Claudia Sheinbaum se reunió, el lunes 10 de junio, con el presidente López Obrador. Algo ocurrió en ese discreto coloquio que al salir decidió anunciar que esta semana dará a conocer a los integrantes de su gabinete. Desde entonces la selección de nombres fue acelerada para llenar cada casilla clave, o al menos con pares o ternas, para que la virtual presidenta tomara la decisión final. Hoy le presento el estado que guardaba la cuestión hasta hace unas horas.

Al producirse el anuncio oficial, en la lista destacará el kitchen cabinet, como se llama en la política norteamericana al estrecho grupo de funcionarios y consejeros que convivirá todos los días -y a veces, días completos- con la presidenta. En ese primerísimo círculo estarán nombres como Carlos Augusto Morales -exasesor y luego secretario particular en la jefatura de Gobierno-; Luisa Abreu, cercana desde la alcaldía de Tlalpan-; Arturo Chávez, asesor, sociólogo y excompañero de batallas en la época estudiantil en la UNAM-; José Merino -estratega en varios campos, entre ellos en comunicación digital, operador político desde la Jefatura de Gobierno-, y Paulina Silva o Iván Escalante, en Comunicación Social, mientras Alfonso Brito se conservaría como asesor externo en este ámbito.

Existen indicios de que el exministro Arturo Zaldívar ocuparía una suerte de secretaría técnica en materia de Política y Gobierno, pero la versión se tambalea pues estaría impedido por ley para trabajar en el gobierno hasta dos años después de dejar su cargo, y a la vez, se trata de un actor que gusta de ubicarse al centro de vendavales.

Hay poca claridad sobre quién será colocado en Gobernación, pues se menciona lo mismo a Rosa Icela Rodríguez, actual secretaria de Seguridad, que, a Mario Delgado, dirigente de Morena, entre otros. El perfil de cualquiera de los citados enviaría el mensaje de que la capacidad de interlocución que se espera del titular se requerirá más hacia el interior del oficialismo que hacia afuera. Se da virtualmente como un hecho que la Consejería Jurídica, ubicada ya en Gobernación y no en Presidencia, estará a cargo de Ernestina Godoy, exfiscal de la ciudad de México.

Si no ocurre una sorpresa de última hora, el secretario de Relaciones Exteriores será Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM y exembajador ante Naciones Unidas. Pero destacarían en subsecretarías y otros cargos del área Diana Alarcón, exconsejera en jefe para Asuntos Internacionales de la jefatura de Gobierno; Lázaro Cárdenas Batel y César Yáñez.

Se confirmará la ratificación de Rogelio Ramírez de la O al frente de la Secretaría de Hacienda, pero se esperan sorpresas en posiciones de relieve, en las que podría destacar Luz Elena González, sin duda el personaje más cercano a Sheinbaum en temas de finanzas y administración, quien desde su reciente renuncia al gobierno de la ciudad ha sido interlocutora central con empresarios e inversionistas, de la mano de Altagracia Gómez, de apenas 30 años y una de las revelaciones durante la campaña. A González se le refiere igualmente como eventual titular de Energía. En Hacienda también, específicamente orientado al SAT, es mencionado Arturo Medina, exprocurador fiscal.

En un giro que será considerado viento fresco, al frente de Educación estaría Rosaura Ruiz, acreditada científica y exsecretaria en estos ámbitos en la administración capitalina. Lo mismo podría decirse del eventual titular de Agricultura, Julio Berdegué, reconocido experto en múltiples campos afines. En esa misma línea también, en Salud, David Kershenobich.

En Seguridad se confirmaría que estará Omar García Harfuch; en Economía es reiteradamente mencionado Marcelo Ebrard; en Bienestar repetiría Adriana Montiel. En Infraestructura y Comunicaciones estaría Jesús Esteva, de la mano con Andrés Lajous, ambos colaboradores cercanos de Sheinbaum en la ciudad.

Todo será revelado muy pronto, quizá hoy mismo.

El Sol de Zacatecas

Claudia Sheinbaum se reunió, el lunes 10 de junio, con el presidente López Obrador. Algo ocurrió en ese discreto coloquio que al salir decidió anunciar que esta semana dará a conocer a los integrantes de su gabinete. Desde entonces la selección de nombres fue acelerada para llenar cada casilla clave, o al menos con pares o ternas, para que la virtual presidenta tomara la decisión final. Hoy le presento el estado que guardaba la cuestión hasta hace unas horas.

Al producirse el anuncio oficial, en la lista destacará el kitchen cabinet, como se llama en la política norteamericana al estrecho grupo de funcionarios y consejeros que convivirá todos los días -y a veces, días completos- con la presidenta. En ese primerísimo círculo estarán nombres como Carlos Augusto Morales -exasesor y luego secretario particular en la jefatura de Gobierno-; Luisa Abreu, cercana desde la alcaldía de Tlalpan-; Arturo Chávez, asesor, sociólogo y excompañero de batallas en la época estudiantil en la UNAM-; José Merino -estratega en varios campos, entre ellos en comunicación digital, operador político desde la Jefatura de Gobierno-, y Paulina Silva o Iván Escalante, en Comunicación Social, mientras Alfonso Brito se conservaría como asesor externo en este ámbito.

Existen indicios de que el exministro Arturo Zaldívar ocuparía una suerte de secretaría técnica en materia de Política y Gobierno, pero la versión se tambalea pues estaría impedido por ley para trabajar en el gobierno hasta dos años después de dejar su cargo, y a la vez, se trata de un actor que gusta de ubicarse al centro de vendavales.

Hay poca claridad sobre quién será colocado en Gobernación, pues se menciona lo mismo a Rosa Icela Rodríguez, actual secretaria de Seguridad, que, a Mario Delgado, dirigente de Morena, entre otros. El perfil de cualquiera de los citados enviaría el mensaje de que la capacidad de interlocución que se espera del titular se requerirá más hacia el interior del oficialismo que hacia afuera. Se da virtualmente como un hecho que la Consejería Jurídica, ubicada ya en Gobernación y no en Presidencia, estará a cargo de Ernestina Godoy, exfiscal de la ciudad de México.

Si no ocurre una sorpresa de última hora, el secretario de Relaciones Exteriores será Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM y exembajador ante Naciones Unidas. Pero destacarían en subsecretarías y otros cargos del área Diana Alarcón, exconsejera en jefe para Asuntos Internacionales de la jefatura de Gobierno; Lázaro Cárdenas Batel y César Yáñez.

Se confirmará la ratificación de Rogelio Ramírez de la O al frente de la Secretaría de Hacienda, pero se esperan sorpresas en posiciones de relieve, en las que podría destacar Luz Elena González, sin duda el personaje más cercano a Sheinbaum en temas de finanzas y administración, quien desde su reciente renuncia al gobierno de la ciudad ha sido interlocutora central con empresarios e inversionistas, de la mano de Altagracia Gómez, de apenas 30 años y una de las revelaciones durante la campaña. A González se le refiere igualmente como eventual titular de Energía. En Hacienda también, específicamente orientado al SAT, es mencionado Arturo Medina, exprocurador fiscal.

En un giro que será considerado viento fresco, al frente de Educación estaría Rosaura Ruiz, acreditada científica y exsecretaria en estos ámbitos en la administración capitalina. Lo mismo podría decirse del eventual titular de Agricultura, Julio Berdegué, reconocido experto en múltiples campos afines. En esa misma línea también, en Salud, David Kershenobich.

En Seguridad se confirmaría que estará Omar García Harfuch; en Economía es reiteradamente mencionado Marcelo Ebrard; en Bienestar repetiría Adriana Montiel. En Infraestructura y Comunicaciones estaría Jesús Esteva, de la mano con Andrés Lajous, ambos colaboradores cercanos de Sheinbaum en la ciudad.

Todo será revelado muy pronto, quizá hoy mismo.