/ miércoles 28 de diciembre de 2016

Los narcocorridos... la polémica musical

Zacatecas, Zac.- Con puros cuernos de chivo/ mataron a sieteagentes/ seis eran ministeriales/ y el otro de vialidad/ llevabantres zetas presos/ esa es la verdad. Dicen que los emboscaron/ parapoderlos matar/ todos quedaron sin vida/ enfrente del hospital. Elveintiocho de diciembre/ cuando ocurrió la tragedia/ los traían aZacatecas/ por delitos federales/ y al saberse sorprendidos/corrieron los estatales.

Con el contoneo del baile norteño y la candencia de la músicaal son de la banda, los narcocorridos ambientan lo mismo plazaspúblicas, centros nocturnos, campos deportivos, hogares y“trocas”, todo espacio es propicio para corear y bailar lashazañas de los “nuevos héroes”. Con el paso del tiempo estegénero ha ganado el gusto de muchos sectores, son coreados lomismo por estudiantes que por maestros, licenciados, amas de casa,comerciantes, niños adultos y ancianos.

Al son de la banda y del chun-da-ta, chun-da-ta, muchos esperany pagan por ver a quienes con su música relatan lo que ocurredentro del mundo del narco, entre los que destacan Los Tigres delNorte, Los Tucanes de Tijuana, Calibre 50, El Komander, GerardoOrtiz, Los Plebes del Rancho; y de algunos, se dice… sonapadrinados por los grandes capos.

Para ir a uno de estos bailes hay que invertirle entre 100 y 500pesos, seguramente habrá locaciones que rebasen los mil, ello sincontemplar el consumo de cerveza, vodka, ron o whisky(principalmente Buchanan’s) que ahora resultó ser del gusto delos grupos delincuenciales.

“Con cuerno de chivo y bazuca en la nuca/ volando cabezas alque se atraviesa/ somos sanguinarios locos bien ondeados/ nos gustamatar/ pa’ dar levantones somos los mejores/ siempre encaravana/ toda mi plebada/ bien empecherados/ blindados y listospara ejecutar…/ soy el número 1 de clave M1/ respaldadopor El Mayo y por El Chapo/ la JT siempre presente y pendiente/pa’ su apoyo dar”.

¿QUÉ ES EL NARCOCORRIDO?

Cabe mencionar que el narcocorrido como cualquier otracomposición literaria puede contener mitos, sueños y fantasías.Ellos se forjan del conocimiento tradicional, de historias que enocasiones no se sabe si se recuerdan tal como sucedieron osolamente se recuerdan tal y como se contaron. Otros, por su parte,son encargos que los mismos narcotraficantes hacen a loscompositores, con la finalidad de encumbrar su estatus o el dealgún familiar en el mundo del narcotráfico.

Luis Rubio Hernansáez, docente investigador de la UniversidadAutónoma de Zacatecas (UAZ), define al corrido como las formasmusicales desarrolladas en el territorio mexicano que contienecaracterísticas propias surgidas con el transcurso del tiempo,surgen de manera individual, por época y por regiones.

Aunque mantiene características generales tiene comoespecificidad la narrativa lírica que se hace de algún eventoocurrido, así como otras muchas de las que destacan: su músicasencilla y amena, fácil a la memoria, su espontaneidad, lenguajesimple y regional, así como su concreción en la historia quenarra.

Su temática por lo general es informativa, puede eludir alamor, a lo heroico, épico, informativo, trágico y siemprehistórico; el corrido viaja por regiones llevando historiascantadas y contadas, dando a conocer figuras políticas, heroicas,militares, bandoleros o de personas con vida cotidiana.Aunque el corrido en generalfunciona como una crónica de la realidad, el contexto de violenciaque se vive en el país, ha dado paso a un subgénero, losnarcocorridos… ahora son crónicas descarnadas en las que senarran las acciones crueles y deshumanizadas que se viven dentrodel narco. Se trata de descripciones cuyosprincipales temas se relacionan a ejecuciones, levantones,enfrentamientos, degüellos, advertencias, hazañas, drogas,alcohol y hasta conquistas amorosas.

La primera transformación en los contenidos de los corridos yano sólo se da en la figura del héroe del corrido, ahora seresalta al que trafica, también al que ostenta lujos, dinero,consume alcohol, narcóticos y hasta conquista mujeres.

SURGIMIENTO

Apuntes de diferentes investigadores, refieren que losnarcocorridos surgieron a principios de la década de los 30 delsiglo pasado, en la frontera entre México y Estados Unidos y ensus inicios se denominaban simplemente corridos de tráfico dedrogas ilícitas, conforme la temática abarcó más allá de lospeligros y las hazañas, cambió a canción exaltadora de la vidaostentosa y placentera del narcotraficante (música alterada),hasta llegar a su denominación actual... narcocorrido.

Aunque conserva la estructura de los corridos tradicionales, seconsidera que son una evolución de éstos y no un nuevo géneromusical, con excepción de las temáticas cantadas, dan cuenta deuna realidad poco conocida e incluso de hecho que particularestratan de ocultar.

Juan Carlos Ramírez-Pimienta, académico de la UniversidadEstatal de San Diego Imperial-Valley, en un artículo de suautoría, “En torno al primer narcocorrido: arqueología delcancionero de las drogas” detalla que la versión más difundidaentre los aficionados a los narcocorridos fue “Contrabando ytraición”, la aventura de Camelia “La Texana”, tema que fuecompuesto por Ángel González y grabado, primero, por Joel Flores,“El Avileño”, y posteriormente fue hecho un éxito por LosTigres del Norte durante los años setentas. Existe también laversión de que la primera canción que incursionó en este géneroes un tema del medio siglo XX, “Carga Blanca”; precisa que losprimeros corridos con temática de traficantes de drogas que sepueden ubicar en 1931 y otro de 1934.

Los narcocorridos son quizá el mejor medio de difusión,penetración y reproducción de las supuestas hazañas, vidas oaventuras de los héroes del narco, hombres cuyas proezas llenas deviolencia y acciones totalmente fuera de la ley. Ellos sonexhibidos como titanes llenos de decisión y con una conviccióninquebrantable que los lleva a dar siempre un extra, aún en lascondiciones más desfavorables, de las cuales en su mayoría salenvictoriosos y en ocasiones alcanzan una muerte admirable e inclusoenvidiable.

Aunque tienen su mayor impacto en el norte del país, la músicaalterada poco a poco ha ganado terreno, ha invadido las zonas máspopulares y las no tan populares principalmente de estadoscomo: Sinaloa, Sonora, Nayarit, Michoacán y BajaCalifornia.

TRANSFORMACIÓN

Soy el Jefe de Jefes señores/ me respetan a todo nivel/ minombre y mi fotografía/ nunca van a mirar en papeles/ porque a míel periodista me quiere/ y si no mi amistad se la pierden. (El Jefede Jefes).

Ya mucho tiempo fui pobre/ mucha gente me humillaba/ empecéa ganar dinero/ las cosas están volteadas/ Ahora me llamanpatrón/ tengo mi clave privada. (Clave privada).

El investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), JoséManuel Valenzuela Arce, afirma que estas composiciones musicalesque hacen apología del delito y que no sólo existen en México,ha evolucionado y actualmente se encuentra en su cuartageneración.

La primera consistió en corridos que exponían hazañas de loscontrabandistas tequileros en la década de los veinte del siglopasado, le siguieron las canciones de los Tigres del Norte, luegolos Tucanes de Tijuana; en esta cuarta generación se presentamúsica más violenta y aunque la lógica en las letras no hacambiado, se cuenta el actuar de los grupos criminales después deque el expresidente Felipe Calderón les declaró la “guerra ylos hechos violentos se agudizaron.

Se tiene así, que los narcocorridos reflejan una nuevarealidad entre 2007 y 2011 con letras explícitas y violentas, enlas que se visualiza que los cárteles están en guerra, no sóloentre ellos sino con el Estado y… la música lo refleja.

De esta manera el mundo del narco encuentra por medio de lamúsica un difusor eficiente de sus acciones e imaginarios dentrode una sociedad cada vez más familiarizada con él, sirviendo a suvez como instrumento de reclutamiento indirecto y en ocasioneshasta como un tutorial criminal.

Los narcocorridos se convirtieron en el vehículo más popularpara dar a conocer a un público más amplio una versión diferentea la oficial, de la historia de los traficantes de drogas.

EFECTOS

José Manuel Valenzuela Arce, investigador del Colef afirma queentre los jóvenes que ni estudian ni trabajan “ninis” estánen la mira de la delincuencia organizada, pues se convierte en unsector de la población que fácilmente puede inclinarse a la vidadel narcotráfico para luego convertirse en los “Tonas”.“Todo o  Nada”, que son los jóvenes cuya filosofía de vidaestá centrada en vivir “cinco años como rey, y no 50 comobuey”, se trata de la idea de jugarse la vida a cambio de dinerofácil.

Aunque no existen muchos estudios en el que se tenga clara lainfluencia negativa que ejerce el narcotráfico en la adolescenciaa través de los narcocorridos, el Artículo 63 de la Ley Federalde Radio y Televisión, ha prohibido la transmisión de los mismos,sin que muchas radiodifusoras y televisoras haga caso de dichaprohibición.

Jesús Becerra Villegas, investigador de la UAZ, señala que laexistencia de una determinada predisposición por el gusto o elinterés de exponerse al mensaje de los narcocorridos, obedece a lapropia lectura que cada quien le da a este tipo de música.

Por ejemplo –precisó- “quienes se exponen frecuentemente aeste tipo de mensajes terminan teniendo una visión del mundodiferente, más o menos modelada por el tipo de mensajes queconsumen, en el caso, de quienes suelen ver o escuchar mensajes deinvestigación o actos de violencia suelen tener una realidaddistorsionada respecto a la frecuencia con que estos eventosocurren”.

Dijo que si se partir de una cierta predisposición o gustos poreste tipo de hechos, la música funciona como una especie dereforzamiento, aunque se debe tomar en cuenta las diferenciasindividuales, es decir se sabe que pueden tener cierta influenza,aunque no es posible saber cuánta, teniendo en cuenta que puedehaber quien se fastidie de estos contenidos y formas, pero tambiénquien se incline aún más.

Por su parte Luis Rubio Hernansáez, consideró que losnarcocorridos contaminan a la gente joven con su tonadas y letrassimplistas, con un baile y tonadas rápidas que se ambientan en uncontexto de droga, alcohol y tienen la capacidad de incitar laviolencia, a pesar de ello, aclaró, “no creer que loscompositores del corrido como tal, el clásico, pensaran en incitarla violencia como tal, otra cosa es que incitaran a defender unacausa que ellos pensaran que era justa y digna, eso es muydiferente a lo que se da con los narcocorridos”.

INTENTOS DE CENSURA

Ramírez Pimienta afirma que los narcocorridos son presentadoscomo causas y no como consecuencias de un fenómeno, por ello elEstado mexicano los ha llegado a considerar como un frente en sulucha contra el narcotráfico.

Es en este punto en donde han surgido esfuerzos que a nivellocal y federal que buscan coartar su producción y difusión, anteestos, representantes de distintos partidos políticos en variaspartes del país y de las Cámaras de la Industria de la Radio y laTelevisión (CIRT), hace años propusieron algunas medidas que seencaminan a la prohibición de difundir los corridos que narranhistorias del mundo del narco.

La protección ética a niños y jóvenes, así como laincitación a la violencia y apología del delito denotan losargumentos para solicitar dicha prohibición, hay estado incluso enlos que se establecen acuerdos entre las cámaras locales de radioy televisión para impedir la difusión de este subgéneromusical.

Se tiene registro de que los primeros intentos por censurar ladifusión de los corridos con temas de narcotraficantes, se tuvo en1987 en el estado de Sinaloa, cuando Francisco Labastida Ochoa eragobernador.

En ese momento el gobernador solicitó a los concesionarios dela radio y televisión locales y a la prensa escrita la censurapara este tipo de contenido, pero las leyes del mercado seimpusieron y no fue posible proceder con la petición.

El caso más reciente en el que se intentó coartar latransmisión de esta música se presentó en marzo de 2015, cuandoel alcalde de la ciudad de Chihuahua, Javier Garfio, propuso quese prohibiera en todo el país la interpretación de losnarcocorridos.

Proponía además el edil chihuahuense que quien no cumplieracon este mandato, fuera sancionado con 330 mil pesos y que inclusolos cantantes fueran sancionados con un arresto de 36 horas, estobajo el argumento de que los narcocorridos han propiciado en laopinión pública la naturalización de la violencia y ciertacostumbre al lenguaje, imágenes, relatos y expresiones agrupadasen torno a la inseguridad, la incertidumbre, el narcotráfico.

Cabe mencionar que, en el estado de Chihuahua, la difusión deeste tipo de canciones está prohibido desde hace dos años, por loque los grupos que las interpretan han sido excluidos de festivalesregionales, esta medida ha sido apoyada por los empresariosradiodifusores quienes en sus estaciones no transmiten este tipo demúsica.

Algunos casos de temas censurados son: “Crónica de uncambio”, de Paulino Vargas, interpretada por Los Tigres del Norte2002 y más recientemente en 2010 Ramón Ayala, Los Cadetes deLinares y Grupo Torrente, bandas que fueron capturadas en una“narco posada” en el estado de Morelos el viernes 11 dediciembre del 2009 y a quienes se les acusó de delincuenciaorganizada y lavado de dinero.

Pese a todo lo señalado anteriormente y aunque parecieraninofensivos, otra repercusión que ha arrojado la interpretaciónde las proezas e historias de la gente del narco en México–narcocorridos-, ha sido la muerte de algunos cantantes que losinterpretan.

Entre los artistas que han pagado con su vida estas canciones ysólo por mencionar algunos están: Valentín Elizalde “EL Gallode Oro”, fue asesinado por un comando armado que le disparó aquemarropa sobre la camioneta tipo Suburban en la que viajaba,esto en Reynosa Tamaulipas, saliendo de un palenque.

Sergio Gómez de K-Paz de la Sierra, tras recibir múltiplesamenazas fue privado de su libertad cuando salía de un conciertoen que cantó junto a Joan Sebastian en Morelia, Michoacán, díasdespués apareció muerto.

En la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, fue asesinado el cantanteSergio Vega en manos de un grupo armado, cuando se encontraba encamino a una presentación que daría en el poblado deAngostura.

En Zacatecas, de acuerdo con la información recabada no se hapresentado ninguna iniciativa que prohíba o coarte la difusión deesta música, se sabe que en algún momento el ex diputado Mena,pretendió presentar una iniciativa enfocada en este tema, peroaparentemente nunca se concretó.

Cabe señalar que aunque Zacatecas no es un estado en el quesuelan producirse narcocorridos, existe un tema que da cuenta deuna acción criminal que pareciera ser el parteaguas de los hechosviolentos que se avecinaban en le entidad producto de la incursiónde grupos criminales en la entidad.

El Doctor Hernansáez en su libro, “Corridos zacatecanoscontemporáneos”, explica que en diciembre de 2007 terminó elsueño de que Zacatecas podía permanecer al margen de los eventosviolentos que ocurrían en otros estados de México y cita lacreación de cantante y compositor aficionado César Rivera, quienrecuerda como un comando armado interceptó a las fuerzaspoliciacas cuando trasladaba a un detenido y los agredió a balazosen la comunidad Ermita de Guadalupe en Jerez.

Ermita de Guadalupe/ testigo de lo ocurrido/ aquí terminael corrido/ los zetas de Zacatecas/ nomas a dos rescataron/ y unoquedó detenido. Eso fue un fin de semana/ ya como en a las seis dela tarde/ ya me voy ya me despido/ no se les vaya a olvidar/ eldía de los inocentes/ pasando Navidad. El veintiocho dediciembre/ cuando ocurrió la tragedia/ los traían a Zacatecas/por delitos federales/ y al saberse sorprendidos/ corrieron losestatales. Ermita de Guadalupe/ testigo de lo ocurrido/ aquítermina el corrido/ los zetas de Zacatecas/ nomas a dos rescataron/y uno quedó detenido.

Zacatecas, Zac.- Con puros cuernos de chivo/ mataron a sieteagentes/ seis eran ministeriales/ y el otro de vialidad/ llevabantres zetas presos/ esa es la verdad. Dicen que los emboscaron/ parapoderlos matar/ todos quedaron sin vida/ enfrente del hospital. Elveintiocho de diciembre/ cuando ocurrió la tragedia/ los traían aZacatecas/ por delitos federales/ y al saberse sorprendidos/corrieron los estatales.

Con el contoneo del baile norteño y la candencia de la músicaal son de la banda, los narcocorridos ambientan lo mismo plazaspúblicas, centros nocturnos, campos deportivos, hogares y“trocas”, todo espacio es propicio para corear y bailar lashazañas de los “nuevos héroes”. Con el paso del tiempo estegénero ha ganado el gusto de muchos sectores, son coreados lomismo por estudiantes que por maestros, licenciados, amas de casa,comerciantes, niños adultos y ancianos.

Al son de la banda y del chun-da-ta, chun-da-ta, muchos esperany pagan por ver a quienes con su música relatan lo que ocurredentro del mundo del narco, entre los que destacan Los Tigres delNorte, Los Tucanes de Tijuana, Calibre 50, El Komander, GerardoOrtiz, Los Plebes del Rancho; y de algunos, se dice… sonapadrinados por los grandes capos.

Para ir a uno de estos bailes hay que invertirle entre 100 y 500pesos, seguramente habrá locaciones que rebasen los mil, ello sincontemplar el consumo de cerveza, vodka, ron o whisky(principalmente Buchanan’s) que ahora resultó ser del gusto delos grupos delincuenciales.

“Con cuerno de chivo y bazuca en la nuca/ volando cabezas alque se atraviesa/ somos sanguinarios locos bien ondeados/ nos gustamatar/ pa’ dar levantones somos los mejores/ siempre encaravana/ toda mi plebada/ bien empecherados/ blindados y listospara ejecutar…/ soy el número 1 de clave M1/ respaldadopor El Mayo y por El Chapo/ la JT siempre presente y pendiente/pa’ su apoyo dar”.

¿QUÉ ES EL NARCOCORRIDO?

Cabe mencionar que el narcocorrido como cualquier otracomposición literaria puede contener mitos, sueños y fantasías.Ellos se forjan del conocimiento tradicional, de historias que enocasiones no se sabe si se recuerdan tal como sucedieron osolamente se recuerdan tal y como se contaron. Otros, por su parte,son encargos que los mismos narcotraficantes hacen a loscompositores, con la finalidad de encumbrar su estatus o el dealgún familiar en el mundo del narcotráfico.

Luis Rubio Hernansáez, docente investigador de la UniversidadAutónoma de Zacatecas (UAZ), define al corrido como las formasmusicales desarrolladas en el territorio mexicano que contienecaracterísticas propias surgidas con el transcurso del tiempo,surgen de manera individual, por época y por regiones.

Aunque mantiene características generales tiene comoespecificidad la narrativa lírica que se hace de algún eventoocurrido, así como otras muchas de las que destacan: su músicasencilla y amena, fácil a la memoria, su espontaneidad, lenguajesimple y regional, así como su concreción en la historia quenarra.

Su temática por lo general es informativa, puede eludir alamor, a lo heroico, épico, informativo, trágico y siemprehistórico; el corrido viaja por regiones llevando historiascantadas y contadas, dando a conocer figuras políticas, heroicas,militares, bandoleros o de personas con vida cotidiana.Aunque el corrido en generalfunciona como una crónica de la realidad, el contexto de violenciaque se vive en el país, ha dado paso a un subgénero, losnarcocorridos… ahora son crónicas descarnadas en las que senarran las acciones crueles y deshumanizadas que se viven dentrodel narco. Se trata de descripciones cuyosprincipales temas se relacionan a ejecuciones, levantones,enfrentamientos, degüellos, advertencias, hazañas, drogas,alcohol y hasta conquistas amorosas.

La primera transformación en los contenidos de los corridos yano sólo se da en la figura del héroe del corrido, ahora seresalta al que trafica, también al que ostenta lujos, dinero,consume alcohol, narcóticos y hasta conquista mujeres.

SURGIMIENTO

Apuntes de diferentes investigadores, refieren que losnarcocorridos surgieron a principios de la década de los 30 delsiglo pasado, en la frontera entre México y Estados Unidos y ensus inicios se denominaban simplemente corridos de tráfico dedrogas ilícitas, conforme la temática abarcó más allá de lospeligros y las hazañas, cambió a canción exaltadora de la vidaostentosa y placentera del narcotraficante (música alterada),hasta llegar a su denominación actual... narcocorrido.

Aunque conserva la estructura de los corridos tradicionales, seconsidera que son una evolución de éstos y no un nuevo géneromusical, con excepción de las temáticas cantadas, dan cuenta deuna realidad poco conocida e incluso de hecho que particularestratan de ocultar.

Juan Carlos Ramírez-Pimienta, académico de la UniversidadEstatal de San Diego Imperial-Valley, en un artículo de suautoría, “En torno al primer narcocorrido: arqueología delcancionero de las drogas” detalla que la versión más difundidaentre los aficionados a los narcocorridos fue “Contrabando ytraición”, la aventura de Camelia “La Texana”, tema que fuecompuesto por Ángel González y grabado, primero, por Joel Flores,“El Avileño”, y posteriormente fue hecho un éxito por LosTigres del Norte durante los años setentas. Existe también laversión de que la primera canción que incursionó en este géneroes un tema del medio siglo XX, “Carga Blanca”; precisa que losprimeros corridos con temática de traficantes de drogas que sepueden ubicar en 1931 y otro de 1934.

Los narcocorridos son quizá el mejor medio de difusión,penetración y reproducción de las supuestas hazañas, vidas oaventuras de los héroes del narco, hombres cuyas proezas llenas deviolencia y acciones totalmente fuera de la ley. Ellos sonexhibidos como titanes llenos de decisión y con una conviccióninquebrantable que los lleva a dar siempre un extra, aún en lascondiciones más desfavorables, de las cuales en su mayoría salenvictoriosos y en ocasiones alcanzan una muerte admirable e inclusoenvidiable.

Aunque tienen su mayor impacto en el norte del país, la músicaalterada poco a poco ha ganado terreno, ha invadido las zonas máspopulares y las no tan populares principalmente de estadoscomo: Sinaloa, Sonora, Nayarit, Michoacán y BajaCalifornia.

TRANSFORMACIÓN

Soy el Jefe de Jefes señores/ me respetan a todo nivel/ minombre y mi fotografía/ nunca van a mirar en papeles/ porque a míel periodista me quiere/ y si no mi amistad se la pierden. (El Jefede Jefes).

Ya mucho tiempo fui pobre/ mucha gente me humillaba/ empecéa ganar dinero/ las cosas están volteadas/ Ahora me llamanpatrón/ tengo mi clave privada. (Clave privada).

El investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), JoséManuel Valenzuela Arce, afirma que estas composiciones musicalesque hacen apología del delito y que no sólo existen en México,ha evolucionado y actualmente se encuentra en su cuartageneración.

La primera consistió en corridos que exponían hazañas de loscontrabandistas tequileros en la década de los veinte del siglopasado, le siguieron las canciones de los Tigres del Norte, luegolos Tucanes de Tijuana; en esta cuarta generación se presentamúsica más violenta y aunque la lógica en las letras no hacambiado, se cuenta el actuar de los grupos criminales después deque el expresidente Felipe Calderón les declaró la “guerra ylos hechos violentos se agudizaron.

Se tiene así, que los narcocorridos reflejan una nuevarealidad entre 2007 y 2011 con letras explícitas y violentas, enlas que se visualiza que los cárteles están en guerra, no sóloentre ellos sino con el Estado y… la música lo refleja.

De esta manera el mundo del narco encuentra por medio de lamúsica un difusor eficiente de sus acciones e imaginarios dentrode una sociedad cada vez más familiarizada con él, sirviendo a suvez como instrumento de reclutamiento indirecto y en ocasioneshasta como un tutorial criminal.

Los narcocorridos se convirtieron en el vehículo más popularpara dar a conocer a un público más amplio una versión diferentea la oficial, de la historia de los traficantes de drogas.

EFECTOS

José Manuel Valenzuela Arce, investigador del Colef afirma queentre los jóvenes que ni estudian ni trabajan “ninis” estánen la mira de la delincuencia organizada, pues se convierte en unsector de la población que fácilmente puede inclinarse a la vidadel narcotráfico para luego convertirse en los “Tonas”.“Todo o  Nada”, que son los jóvenes cuya filosofía de vidaestá centrada en vivir “cinco años como rey, y no 50 comobuey”, se trata de la idea de jugarse la vida a cambio de dinerofácil.

Aunque no existen muchos estudios en el que se tenga clara lainfluencia negativa que ejerce el narcotráfico en la adolescenciaa través de los narcocorridos, el Artículo 63 de la Ley Federalde Radio y Televisión, ha prohibido la transmisión de los mismos,sin que muchas radiodifusoras y televisoras haga caso de dichaprohibición.

Jesús Becerra Villegas, investigador de la UAZ, señala que laexistencia de una determinada predisposición por el gusto o elinterés de exponerse al mensaje de los narcocorridos, obedece a lapropia lectura que cada quien le da a este tipo de música.

Por ejemplo –precisó- “quienes se exponen frecuentemente aeste tipo de mensajes terminan teniendo una visión del mundodiferente, más o menos modelada por el tipo de mensajes queconsumen, en el caso, de quienes suelen ver o escuchar mensajes deinvestigación o actos de violencia suelen tener una realidaddistorsionada respecto a la frecuencia con que estos eventosocurren”.

Dijo que si se partir de una cierta predisposición o gustos poreste tipo de hechos, la música funciona como una especie dereforzamiento, aunque se debe tomar en cuenta las diferenciasindividuales, es decir se sabe que pueden tener cierta influenza,aunque no es posible saber cuánta, teniendo en cuenta que puedehaber quien se fastidie de estos contenidos y formas, pero tambiénquien se incline aún más.

Por su parte Luis Rubio Hernansáez, consideró que losnarcocorridos contaminan a la gente joven con su tonadas y letrassimplistas, con un baile y tonadas rápidas que se ambientan en uncontexto de droga, alcohol y tienen la capacidad de incitar laviolencia, a pesar de ello, aclaró, “no creer que loscompositores del corrido como tal, el clásico, pensaran en incitarla violencia como tal, otra cosa es que incitaran a defender unacausa que ellos pensaran que era justa y digna, eso es muydiferente a lo que se da con los narcocorridos”.

INTENTOS DE CENSURA

Ramírez Pimienta afirma que los narcocorridos son presentadoscomo causas y no como consecuencias de un fenómeno, por ello elEstado mexicano los ha llegado a considerar como un frente en sulucha contra el narcotráfico.

Es en este punto en donde han surgido esfuerzos que a nivellocal y federal que buscan coartar su producción y difusión, anteestos, representantes de distintos partidos políticos en variaspartes del país y de las Cámaras de la Industria de la Radio y laTelevisión (CIRT), hace años propusieron algunas medidas que seencaminan a la prohibición de difundir los corridos que narranhistorias del mundo del narco.

La protección ética a niños y jóvenes, así como laincitación a la violencia y apología del delito denotan losargumentos para solicitar dicha prohibición, hay estado incluso enlos que se establecen acuerdos entre las cámaras locales de radioy televisión para impedir la difusión de este subgéneromusical.

Se tiene registro de que los primeros intentos por censurar ladifusión de los corridos con temas de narcotraficantes, se tuvo en1987 en el estado de Sinaloa, cuando Francisco Labastida Ochoa eragobernador.

En ese momento el gobernador solicitó a los concesionarios dela radio y televisión locales y a la prensa escrita la censurapara este tipo de contenido, pero las leyes del mercado seimpusieron y no fue posible proceder con la petición.

El caso más reciente en el que se intentó coartar latransmisión de esta música se presentó en marzo de 2015, cuandoel alcalde de la ciudad de Chihuahua, Javier Garfio, propuso quese prohibiera en todo el país la interpretación de losnarcocorridos.

Proponía además el edil chihuahuense que quien no cumplieracon este mandato, fuera sancionado con 330 mil pesos y que inclusolos cantantes fueran sancionados con un arresto de 36 horas, estobajo el argumento de que los narcocorridos han propiciado en laopinión pública la naturalización de la violencia y ciertacostumbre al lenguaje, imágenes, relatos y expresiones agrupadasen torno a la inseguridad, la incertidumbre, el narcotráfico.

Cabe mencionar que, en el estado de Chihuahua, la difusión deeste tipo de canciones está prohibido desde hace dos años, por loque los grupos que las interpretan han sido excluidos de festivalesregionales, esta medida ha sido apoyada por los empresariosradiodifusores quienes en sus estaciones no transmiten este tipo demúsica.

Algunos casos de temas censurados son: “Crónica de uncambio”, de Paulino Vargas, interpretada por Los Tigres del Norte2002 y más recientemente en 2010 Ramón Ayala, Los Cadetes deLinares y Grupo Torrente, bandas que fueron capturadas en una“narco posada” en el estado de Morelos el viernes 11 dediciembre del 2009 y a quienes se les acusó de delincuenciaorganizada y lavado de dinero.

Pese a todo lo señalado anteriormente y aunque parecieraninofensivos, otra repercusión que ha arrojado la interpretaciónde las proezas e historias de la gente del narco en México–narcocorridos-, ha sido la muerte de algunos cantantes que losinterpretan.

Entre los artistas que han pagado con su vida estas canciones ysólo por mencionar algunos están: Valentín Elizalde “EL Gallode Oro”, fue asesinado por un comando armado que le disparó aquemarropa sobre la camioneta tipo Suburban en la que viajaba,esto en Reynosa Tamaulipas, saliendo de un palenque.

Sergio Gómez de K-Paz de la Sierra, tras recibir múltiplesamenazas fue privado de su libertad cuando salía de un conciertoen que cantó junto a Joan Sebastian en Morelia, Michoacán, díasdespués apareció muerto.

En la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, fue asesinado el cantanteSergio Vega en manos de un grupo armado, cuando se encontraba encamino a una presentación que daría en el poblado deAngostura.

En Zacatecas, de acuerdo con la información recabada no se hapresentado ninguna iniciativa que prohíba o coarte la difusión deesta música, se sabe que en algún momento el ex diputado Mena,pretendió presentar una iniciativa enfocada en este tema, peroaparentemente nunca se concretó.

Cabe señalar que aunque Zacatecas no es un estado en el quesuelan producirse narcocorridos, existe un tema que da cuenta deuna acción criminal que pareciera ser el parteaguas de los hechosviolentos que se avecinaban en le entidad producto de la incursiónde grupos criminales en la entidad.

El Doctor Hernansáez en su libro, “Corridos zacatecanoscontemporáneos”, explica que en diciembre de 2007 terminó elsueño de que Zacatecas podía permanecer al margen de los eventosviolentos que ocurrían en otros estados de México y cita lacreación de cantante y compositor aficionado César Rivera, quienrecuerda como un comando armado interceptó a las fuerzaspoliciacas cuando trasladaba a un detenido y los agredió a balazosen la comunidad Ermita de Guadalupe en Jerez.

Ermita de Guadalupe/ testigo de lo ocurrido/ aquí terminael corrido/ los zetas de Zacatecas/ nomas a dos rescataron/ y unoquedó detenido. Eso fue un fin de semana/ ya como en a las seis dela tarde/ ya me voy ya me despido/ no se les vaya a olvidar/ eldía de los inocentes/ pasando Navidad. El veintiocho dediciembre/ cuando ocurrió la tragedia/ los traían a Zacatecas/por delitos federales/ y al saberse sorprendidos/ corrieron losestatales. Ermita de Guadalupe/ testigo de lo ocurrido/ aquítermina el corrido/ los zetas de Zacatecas/ nomas a dos rescataron/y uno quedó detenido.

Local

Padres de víctima de feminicidio interponen denuncia a la Fiscalía

Aseguran existen graves omisiones en el proceso de investigación

Local

Imparten conferencia sobre la despenalización del aborto

El fundador de Católicas por el Derecho a Decidir

Cultura

Pretenden crear el Premio Antonio Aguilar Barraza

Para reconocer trayectoria y aporte a la cultura popular zacatecana

Justicia

Quiénes son Ovidio e Iván, hijos de El Chapo Guzmán 

Las autoridades de EU tienen en la mira a los hijos del capo por su actividad en el narcotráfico

Local

Imparten conferencia sobre la despenalización del aborto

El fundador de Católicas por el Derecho a Decidir

Deportes

En sus marcas... inicia el Ultraman 515 en Fresnillo

Compiten triatletas de Estados Unidos, República Dominicana, Guatemala, Colombia y México

Deportes

Zacatecas obtuvo cinco medallas más en la Paralimpiada Nacional

La delegación zacatecana suma nueve medallas en la justa deportiva

Local

Padres de víctima de feminicidio denuncian a la Fiscalía

Aseguran existen graves omisiones en el proceso de investigación

Cultura

Pretenden crear el Premio Antonio Aguilar Barraza

Para reconocer trayectoria y aporte a la cultura popular zacatecana