/ viernes 8 de febrero de 2019

El odio al que se expone una mujer en Internet

El odio en Internet afecta a todos los géneros, pero adquiere una faceta diferente con las mujeres

"Puta estúpida", "zorra", "fea e inútil", "mujer asquerosa"... Son solo algunos de los insultos dirigidos a Lena Meyer-Landrut a través de Internet.

La cantante alemana de 27 años que ganó el concurso de la canción de Eurovisión en 2010 ya estaba harta. Escribió todos los mensajes en un espejo con un rotulador negro, se hizo un selfie con ellos y lo subió a Instagram. En un día recibió unos 150.000 "me gusta" y miles de personas respondieron a su post.

Cualquier mujer en el punto de mira puede convertirse fácilmente en objetivo: Actrices y políticas, periodistas y cantantes.

"El odio en Internet afecta a todos los géneros, pero adquiere una faceta diferente con las mujeres”, asegura Ingrid Brodnig, una periodista austríaca que publicó un libro sobre el comportamiento de la gente online.

La cantante Lena Meyer-Landrut escribió los mensajes ofensivos que escribieron en sus redes sociales / DPA

"Cuando las mujeres son insultadas en Internet, en seguida se alude a su aspecto físico. Se las humilla, se insulta su apariencia, se las llama putas", explica Brodnig.

A continuación, siguen las amenazas, que suelen ser de violación. "Se trata de la devaluación de alguien como ser humano", afirma Brodnig.

Hay una larga lista de mujeres que hablaron sobre sus experiencias con este tipo de abuso en línea.

"No fueron sus palabras, sino que empecé a creerles", escribió por su parte la actriz estadounidense Kelly Marie Tran, estrella de "Star Wars: The Last Jedi", en un artículo en el "New York Times" en agosto de 2018. Desde que apareció en la película, la joven de 29 años fue acosada en Internet durante meses. Llegó un momento en que Tran borró el contenido de su cuenta de Instagram porque ya no podía soportar los comentarios desagradables sobre su género y apariencia. La cuenta, con unos 236.000 seguidores, sigue vacía a día de hoy.

La política alemana de izquierdas, Julia Schramm, activa en Twitter, recopiló todos los mensajes de odio que recibió: "Consigue algo de tetas, zorra" -y peores- y los posteó en un blog. A continuación los publicó en forma de libro a principios de año. "Creo que la mayoría de hombres que escribe ese tipo de cosas ni siquiera sabe qué efecto tienen", afirma.

"Es más fácil ser brutal en Internet porque no ves a la otra persona, porque no tienes que enfrentarte a lo que estás haciendo y porque la otra persona tampoco te ve a ti", explica Brodnig.

Según el psicólogo social Ulrich Wagner, esto se ve agravado por el "sexismo brutal" que se combina con el lenguaje brutal.

"Los estereotipos negativos que existen sobre las mujeres son mucho más fáciles de explotar online",asevera.

Antes de la llegada de Internet, esos mensajes mezquinos solo eran posibles por carta anónima, dice el psicólogo. "No hay la misma emoción cuando tienes que ir al buzón primero y luego imaginar que la carta llegará en dos días. No es un efecto tan inmediato", dice, explicando el aumento de mensajes de odio en línea.

Lo que motiva este tipo de mensajes "puede ser el sexismo pero también la rabia extrema", afirma Wagner.

Brodnig también diferencia entre distintos tipos de agresores. "Algunos quieren descargar agresividad, otros disfrutan humillando a otras personas". Los "trols", por ejemplo, surfean Internet por el mero hecho de hacer sufrir a otros.

Meyer-Landrut reaccionó de la manera correcta haciendo un selfie de los insultos recibidos escritos en su espejo, dice Brodnig. “Mostró el problema sin ofrecer un escenario a los insultos”, asegura.

"Les robó las palabras para plantear la cuestión", continúa.

Es importante hablar de este tipo de experiencias. "Incluso si alguien es realmente famoso, este tipo de mensajes le hace daño. Nadie es tan duro como para que no le afecte en absoluto", agrega Brodnig.

Y subraya que los insultos extremos deben ser reportados.

Además, a la periodista austríaca le preocupa otro efecto: Según estudios de Amnistía Internacional, muchas mujeres ya no se atreven a expresar sus opiniones en línea debido a este tipo de ataques.

"Existe el peligro de que las mujeres sean expulsadas del debate público porque están experimentando un Internet diferente, más brutal", asegura.

Al día siguiente del mencionado selfie -con los agresivos mensajes recibidos escritos en su espejo- Laudrut publicó otra foto de sí misma. Junto a la imagen escribió: "Crecer a través de la resistencia". Y pidió a sus seguidores que se concentraran en la positividad y el amor.

"Puta estúpida", "zorra", "fea e inútil", "mujer asquerosa"... Son solo algunos de los insultos dirigidos a Lena Meyer-Landrut a través de Internet.

La cantante alemana de 27 años que ganó el concurso de la canción de Eurovisión en 2010 ya estaba harta. Escribió todos los mensajes en un espejo con un rotulador negro, se hizo un selfie con ellos y lo subió a Instagram. En un día recibió unos 150.000 "me gusta" y miles de personas respondieron a su post.

Cualquier mujer en el punto de mira puede convertirse fácilmente en objetivo: Actrices y políticas, periodistas y cantantes.

"El odio en Internet afecta a todos los géneros, pero adquiere una faceta diferente con las mujeres”, asegura Ingrid Brodnig, una periodista austríaca que publicó un libro sobre el comportamiento de la gente online.

La cantante Lena Meyer-Landrut escribió los mensajes ofensivos que escribieron en sus redes sociales / DPA

"Cuando las mujeres son insultadas en Internet, en seguida se alude a su aspecto físico. Se las humilla, se insulta su apariencia, se las llama putas", explica Brodnig.

A continuación, siguen las amenazas, que suelen ser de violación. "Se trata de la devaluación de alguien como ser humano", afirma Brodnig.

Hay una larga lista de mujeres que hablaron sobre sus experiencias con este tipo de abuso en línea.

"No fueron sus palabras, sino que empecé a creerles", escribió por su parte la actriz estadounidense Kelly Marie Tran, estrella de "Star Wars: The Last Jedi", en un artículo en el "New York Times" en agosto de 2018. Desde que apareció en la película, la joven de 29 años fue acosada en Internet durante meses. Llegó un momento en que Tran borró el contenido de su cuenta de Instagram porque ya no podía soportar los comentarios desagradables sobre su género y apariencia. La cuenta, con unos 236.000 seguidores, sigue vacía a día de hoy.

La política alemana de izquierdas, Julia Schramm, activa en Twitter, recopiló todos los mensajes de odio que recibió: "Consigue algo de tetas, zorra" -y peores- y los posteó en un blog. A continuación los publicó en forma de libro a principios de año. "Creo que la mayoría de hombres que escribe ese tipo de cosas ni siquiera sabe qué efecto tienen", afirma.

"Es más fácil ser brutal en Internet porque no ves a la otra persona, porque no tienes que enfrentarte a lo que estás haciendo y porque la otra persona tampoco te ve a ti", explica Brodnig.

Según el psicólogo social Ulrich Wagner, esto se ve agravado por el "sexismo brutal" que se combina con el lenguaje brutal.

"Los estereotipos negativos que existen sobre las mujeres son mucho más fáciles de explotar online",asevera.

Antes de la llegada de Internet, esos mensajes mezquinos solo eran posibles por carta anónima, dice el psicólogo. "No hay la misma emoción cuando tienes que ir al buzón primero y luego imaginar que la carta llegará en dos días. No es un efecto tan inmediato", dice, explicando el aumento de mensajes de odio en línea.

Lo que motiva este tipo de mensajes "puede ser el sexismo pero también la rabia extrema", afirma Wagner.

Brodnig también diferencia entre distintos tipos de agresores. "Algunos quieren descargar agresividad, otros disfrutan humillando a otras personas". Los "trols", por ejemplo, surfean Internet por el mero hecho de hacer sufrir a otros.

Meyer-Landrut reaccionó de la manera correcta haciendo un selfie de los insultos recibidos escritos en su espejo, dice Brodnig. “Mostró el problema sin ofrecer un escenario a los insultos”, asegura.

"Les robó las palabras para plantear la cuestión", continúa.

Es importante hablar de este tipo de experiencias. "Incluso si alguien es realmente famoso, este tipo de mensajes le hace daño. Nadie es tan duro como para que no le afecte en absoluto", agrega Brodnig.

Y subraya que los insultos extremos deben ser reportados.

Además, a la periodista austríaca le preocupa otro efecto: Según estudios de Amnistía Internacional, muchas mujeres ya no se atreven a expresar sus opiniones en línea debido a este tipo de ataques.

"Existe el peligro de que las mujeres sean expulsadas del debate público porque están experimentando un Internet diferente, más brutal", asegura.

Al día siguiente del mencionado selfie -con los agresivos mensajes recibidos escritos en su espejo- Laudrut publicó otra foto de sí misma. Junto a la imagen escribió: "Crecer a través de la resistencia". Y pidió a sus seguidores que se concentraran en la positividad y el amor.

Salud

Vulnerables los niños zacatecanos ante el Covid: seis dan positivo

Un bebé de un año, residente de Fresnillo, fue contagiado por otro caso previamente confirmado. 

Finanzas

Logra el campo zacatecano primer lugar nacional en crecimiento

Fresnillo produce 67 mil toneladas de chile seco ancho, 42.23 por ciento de la producción nacional

Finanzas

Reemplaza Conagua planta de emergencia en la presa Miguel Alemán

En la obra se inviertieron 519 mil 976.61 pesos, de aportación federal en su totalidad

Política

"Échenme al tigre más furioso": Napoleón Gómez Urrutia

El líder minero asegura que ninguno de los tres últimos presidentes de México lograron encontrar pruebas de los delitos financieros que lo acusaron

Finanzas

Banco del Bienestar se declara sin fondos

La institución argumentó la falta de fondos al dar por terminada la compra de ocho mil cajeros automáticos a Vivcolmex

Finanzas

Mario di Costanzo: El Fobaproba se puede reestructurar

El extitular de la Condusef afirma que jurídicamente es viable revisar la deuda del rescate bancario

Sociedad

INE determina blindaje sanitario para elecciones en Hidalgo y Coahuila

Contempla tres protocolos en durante el proceso electoral para preservar la salud de los ciudadanos

Cultura

Museos reabren hoy, pero aún no están listos

La mayoría de los recintos públicos y privados todavía no están preparados con medidas sanitarias para recibir al público

Finanzas

Cofece castiga al Cártel de la Sangre por coludirse y ganar contratos

Multa a 11 empresas por simular competencia en concursos públicos para estudios de laboratorio