/ sábado 29 de diciembre de 2018

Emojis, el nuevo idioma universal

El “smiley” más utilizado en todo el mundo es la cara riéndose mientras se le saltan las lágrimas

Según la Emojipedia.org, hay un total de 2.823 emoticonos en el que se considera el lenguaje estándar Unicode desde junio de 2018. Estos “emojis” son utilizados por el 95% de los internautas que cada día envían 10.000 millones de ellos, solo en Twitter, y 5.000 en Facebook Messenger.

Así, los emoticonos se han convertido en un idioma universal, el más utilizado en internet. Tanto que, en un informe, Brandwatch (firma para monitoreo de redes sociales con sede en Inglaterra) ha apostado que los emojis se convertirán en el primer lenguaje que permitirá comunicarse con cualquier persona superando la barrera idiomática, y que los “emojis” irán sustituyendo, cada vez más, al texto y las palabras.

Cuestión de personalidad

Un estudio de la Universidad de Rochester (EEUU) ha relacionado el uso de emoticonos con determinados perfiles de personalidad. Por ejemplo, aunque pueda resultar paradójico, las personas más introvertidas usan más “emojis”.

Además, según el tipo de sujeto, hay unos emoticonos que se usan más o menos. Por ejemplo, las personas amables tienden a utilizar más “emojis” de besos o corazones; las más extrovertidas eligen “smileys” más expresivos, con sonrisas amplias o guiños; y aquellas con mayor inestabilidad emocional se decantan por caras exageradas, ojos llorosos, o rostros cansados.

La Universidad de Edge Hill (Inglaterra) también hizo una prueba similar, de la que sacó como conclusiones que, por ejemplo, el uso de “smileys” positivos se considera más amable en mensajes de chat, pero no tanto en los emails. Y, de nuevo, las personalidades extrovertidas usaban “emojis” más alegres.

Pero los “smileys” también sirven para ir más allá del carácter y analizar el perfil político y los movimientos o luchas que apoya cada persona. Esto también tiene su reflejo en los emojis que se utilizan, e incluso en el color elegido dentro de un mismo icono.

Te recomendamos: Se cumplen 45 años de la primera llamada por celular en el mundo

Por ejemplo, las Universidades de Cardiff (Reino Unido) y Pompeu Fabra (España), desvelaron en un estudio algunas curiosidades. Por ejemplo: cuando el emoticono del puño alzado se usa en tonos más oscuros, suele venir dado por movimientos reivindicativos, antirracistas y pro derechos humanos. De hecho, se ha empleado en redes sociales en mensajes de protesta contra Trump, o como símbolo de la Comunidad Afroamericana.

Uso nacional e internacional

Los emoticonos son un idioma universal, sí, pero eso no quiere decir que se usen de la misma manera en cada rincón del planeta, según ha estudiado la Universidad de Michigan (Estados Unidos).

Aunque, en general, el “smiley” más utilizado en todo el mundo sea la cara riéndose mientras se le saltan las lágrimas (seguido del corazón, el beso con corazón en los labios y la cara con corazones en los ojos), la cosa varía si se pasa de lo global a lo concreto, según el país.

Francia es el país en el que más se utilizan los emoticonos, en casi el 20 % de los mensajes, y donde el corazón supera a la cara riéndose entre lágrimas, además de abundar la presencia de iconos románticos.

Argentina, sin embargo, es uno de los que cuenta con menos mensajes con “emojis”, superando apenas el 3%, y el “emoji” que más utilizan es el de la cara con ojos en forma de corazón, siempre según la misma fuente.

La empresa británica de aplicaciones SwiftKey ha hecho otro estudio en la misma línea. Desveló, por ejemplo, que en América Latina abunda el uso de “emojis” de bebés, aunque en Brasil ganan los de gatitos.

España es líder en el empleo de emoticonos fiesteros y, por su parte, los latinos residentes en EEUU son los que más uso hacen de los “emojis” tristes.

Como curiosidad, el icono de un excremento con ojos saltones, que mucha gente pensaba erróneamente que era el más usado del mundo, lo utilizan sobre todo en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil, mientras que en Rusia es donde menos se ve.

Caritas con poder económico

El fenómeno de los emoticonos no se limita solo a ser un fenómeno digital que cuenta hasta con fecha de conmemoración (el 17 de julio es el “Día del Emoji”), ni a convertirse en una revolución del lenguaje: es también un negocio muy rentable.

Y es que las marcas se han percatado del poder de los “emojis” en la comunicación. Ya no solo ha crecido su uso en entornos serios o laborales, sino en la publicidad, e incluso en los productos finales: PepsiCo y Nestle ya han diseñado botellas de temática “emoji”.

Y, si no, que se lo digan a “The Emoji Company”, empresa encargada de registrar y comercializar emoticonos a lo largo del mundo. Si buscaban a los responsables del “merchandising” en forma de peluches, camisetas, llaveros y otros accesorios inspirados en los “emojis” más populares, son ellos.

Dueños de la marca comercial “Emoji”, están registrados en más de 100 países, han desarrollado 15.000 iconos y cuentan con más de 600 licencias activas en todo el mundo, entre ellos Estados Unidos, varios países de América Latina, y un montón de países europeos.

Entre sus socios, se encuentran marcas como PepsiCo, Wallmart, Cheetos o Burguer King, entre muchas otras. Y han llegado a acuerdos con grandes empresas de lo textil como Inditex.

Y es que la de los “emojis”, de momento, no parece que vaya a ser una moda pasajera. ¿Estaremos, realmente, ante un idioma universal destinado a ser el predominante en el mundo? :) El tiempo dirá.

Te recomendamos:


Según la Emojipedia.org, hay un total de 2.823 emoticonos en el que se considera el lenguaje estándar Unicode desde junio de 2018. Estos “emojis” son utilizados por el 95% de los internautas que cada día envían 10.000 millones de ellos, solo en Twitter, y 5.000 en Facebook Messenger.

Así, los emoticonos se han convertido en un idioma universal, el más utilizado en internet. Tanto que, en un informe, Brandwatch (firma para monitoreo de redes sociales con sede en Inglaterra) ha apostado que los emojis se convertirán en el primer lenguaje que permitirá comunicarse con cualquier persona superando la barrera idiomática, y que los “emojis” irán sustituyendo, cada vez más, al texto y las palabras.

Cuestión de personalidad

Un estudio de la Universidad de Rochester (EEUU) ha relacionado el uso de emoticonos con determinados perfiles de personalidad. Por ejemplo, aunque pueda resultar paradójico, las personas más introvertidas usan más “emojis”.

Además, según el tipo de sujeto, hay unos emoticonos que se usan más o menos. Por ejemplo, las personas amables tienden a utilizar más “emojis” de besos o corazones; las más extrovertidas eligen “smileys” más expresivos, con sonrisas amplias o guiños; y aquellas con mayor inestabilidad emocional se decantan por caras exageradas, ojos llorosos, o rostros cansados.

La Universidad de Edge Hill (Inglaterra) también hizo una prueba similar, de la que sacó como conclusiones que, por ejemplo, el uso de “smileys” positivos se considera más amable en mensajes de chat, pero no tanto en los emails. Y, de nuevo, las personalidades extrovertidas usaban “emojis” más alegres.

Pero los “smileys” también sirven para ir más allá del carácter y analizar el perfil político y los movimientos o luchas que apoya cada persona. Esto también tiene su reflejo en los emojis que se utilizan, e incluso en el color elegido dentro de un mismo icono.

Te recomendamos: Se cumplen 45 años de la primera llamada por celular en el mundo

Por ejemplo, las Universidades de Cardiff (Reino Unido) y Pompeu Fabra (España), desvelaron en un estudio algunas curiosidades. Por ejemplo: cuando el emoticono del puño alzado se usa en tonos más oscuros, suele venir dado por movimientos reivindicativos, antirracistas y pro derechos humanos. De hecho, se ha empleado en redes sociales en mensajes de protesta contra Trump, o como símbolo de la Comunidad Afroamericana.

Uso nacional e internacional

Los emoticonos son un idioma universal, sí, pero eso no quiere decir que se usen de la misma manera en cada rincón del planeta, según ha estudiado la Universidad de Michigan (Estados Unidos).

Aunque, en general, el “smiley” más utilizado en todo el mundo sea la cara riéndose mientras se le saltan las lágrimas (seguido del corazón, el beso con corazón en los labios y la cara con corazones en los ojos), la cosa varía si se pasa de lo global a lo concreto, según el país.

Francia es el país en el que más se utilizan los emoticonos, en casi el 20 % de los mensajes, y donde el corazón supera a la cara riéndose entre lágrimas, además de abundar la presencia de iconos románticos.

Argentina, sin embargo, es uno de los que cuenta con menos mensajes con “emojis”, superando apenas el 3%, y el “emoji” que más utilizan es el de la cara con ojos en forma de corazón, siempre según la misma fuente.

La empresa británica de aplicaciones SwiftKey ha hecho otro estudio en la misma línea. Desveló, por ejemplo, que en América Latina abunda el uso de “emojis” de bebés, aunque en Brasil ganan los de gatitos.

España es líder en el empleo de emoticonos fiesteros y, por su parte, los latinos residentes en EEUU son los que más uso hacen de los “emojis” tristes.

Como curiosidad, el icono de un excremento con ojos saltones, que mucha gente pensaba erróneamente que era el más usado del mundo, lo utilizan sobre todo en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil, mientras que en Rusia es donde menos se ve.

Caritas con poder económico

El fenómeno de los emoticonos no se limita solo a ser un fenómeno digital que cuenta hasta con fecha de conmemoración (el 17 de julio es el “Día del Emoji”), ni a convertirse en una revolución del lenguaje: es también un negocio muy rentable.

Y es que las marcas se han percatado del poder de los “emojis” en la comunicación. Ya no solo ha crecido su uso en entornos serios o laborales, sino en la publicidad, e incluso en los productos finales: PepsiCo y Nestle ya han diseñado botellas de temática “emoji”.

Y, si no, que se lo digan a “The Emoji Company”, empresa encargada de registrar y comercializar emoticonos a lo largo del mundo. Si buscaban a los responsables del “merchandising” en forma de peluches, camisetas, llaveros y otros accesorios inspirados en los “emojis” más populares, son ellos.

Dueños de la marca comercial “Emoji”, están registrados en más de 100 países, han desarrollado 15.000 iconos y cuentan con más de 600 licencias activas en todo el mundo, entre ellos Estados Unidos, varios países de América Latina, y un montón de países europeos.

Entre sus socios, se encuentran marcas como PepsiCo, Wallmart, Cheetos o Burguer King, entre muchas otras. Y han llegado a acuerdos con grandes empresas de lo textil como Inditex.

Y es que la de los “emojis”, de momento, no parece que vaya a ser una moda pasajera. ¿Estaremos, realmente, ante un idioma universal destinado a ser el predominante en el mundo? :) El tiempo dirá.

Te recomendamos:


Doble Vía

¿Qué pasó el "mero Día de San Juan"?

Micaela y Simón fueron asesinados por Juan en un baile en Ixtlán del Río

Doble Vía

¿Debe llover el día de San Juan?

Los campesinos esperan ser bendecidos con la lluvia el 24 de junio

Sociedad

Consulado de Guatemala aprovecha oferta y regresa a migrantes en vuelos de un dólar

Erick Wotzbely Cardona, cónsul general de Guatemala en Tijuana, indicó que normalmente un vuelo de esa ciudad a su país, con escala en Ciudad de México, cuesta alrededor de 500 dólares

Justicia

Video de tortura en caso Ayotzinapa abre línea de investigación: Encinas

“Se consolida una de las líneas de investigación que estamos llevando", dijo el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación

Política

Renuncia exgobernador de Coahuila al PRI

Rogelio Montemayor envió un carta donde crítica el hecho de que "fueron demasiados personajes a quienes el partido llevó a cargos de representación política que han saqueado y endeudado a sus estados"