/ domingo 10 de enero de 2021

La pandemia y sus efectos en la población infantil

Se enfrentan a las consecuencias de la Covid-19; la interrupción de servicios y el aumento de la pobreza

En el estado de Zacatecas, según los deseos de las niñas y los niños para el presente año 2021, la esperanza es la vacuna para que se pueda regresar a la normalidad.

Para Jorge Emilio Trejo, de 10 años, originario de Zacatecas capital, una lista de deseos para 2021 pedía que el coronavirus desaparezca, además de que todos estén vacunados.

Aparte, pedía que todos estén vivos, que haya vacuna, que el gobierno ayude a que todos tengan vacuna, que el gobierno haga mejores cosas, que ya no haya tanta contaminación y que haya menos gente pobre.

A raíz de la pandemia por el coronavirus Covid-19, han resultado positivos un total de 512 menores de edad, de los cuales han fallecido en Zacatecas siete, todos en el rango a los cero a los siete años.

Según datos de la Secretaría de Salud de Zacatecas, hasta el pasado lunes se encontraban 16 menores de edad hospitalizados, de los cuales cuatro se reportaban como estables y 12 graves.

Alerta por educación a distancia

Por parte de la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) alertó que el 99 por ciento de los niños del mundo vive con algún tipo de restricción del movimiento relacionada con la pandemia.

Un informe presentado por Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF, señala que “En materia de educación, toda una generación de niños ha debido interrumpir sus estudios.

El cierre de escuelas ha interrumpido la educación de más de mil 570 millones de estudiantes (un 91 por ciento) de todo el mundo.

Por la experiencia de anteriores aislamientos, sabemos que los niños (y especialmente las niñas) en edad escolar que no van a la escuela durante largos periodos de tiempo tienen muchas menos probabilidades de regresar cuando se reanudan las clases.

El cierre de las escuelas también elimina el acceso a programas de nutrición escolares y, con ello, dispara las tasas de malnutrición.

El aprendizaje y el potencial de toda una generación de estudiantes podrían verse perjudicados.

Es más urgente que nunca que reforcemos nuestros compromisos y nuestras inversiones en materia de educación.”

Accesibilidad tecnológica

La secretaria de Educación de Zacatecas, María de Lourdes de la Rosa Vázquez, admitió que un 14 por ciento de los niños que se encuentran en niveles de educación básica no tienen disponibilidad tecnológica en sus hogares.

Ante ello, se ha trabajado con visitas presenciales individuales y cuadernillos, de los cuales se han entregado 40 mil ejemplares a alumnos en escuelas de zonas apartadas, sin acceso a internet.

Este lunes 11 de enero regresarán las actividades escolares a distancia.

Regresarán a clases un total de 382 mil alumnas y alumnos de educación básica, que pertenecen a cuatro mil 941 escuelas de preescolar, primaria, secundaria y telesecundaria.

Las tres amenazas de la pandemia

Casi un año después de que comenzara la pandemia de Covid-19, los efectos del virus sobre los niños y las niñas y las jóvenes y los jóvenes del mundo se tornan cada vez más evidentes y alarmantes.

La UNICEF señala que las niñas y los niños se enfrentan a tres amenazas distintas: las consecuencias directas de la propia enfermedad, la interrupción de los servicios esenciales y el aumento de la pobreza y la desigualdad.

Aunque no es el grupo de edad más afectado, existen nuevos datos que sugieren que la Covid-19 podría tener repercusiones sobre la salud de los niños y los jóvenes de una forma más directa de lo que se anticipó cuando comenzó la crisis a finales de 2019.

Un nuevo análisis realizado por UNICEF en 87 países con datos desglosados por edad revela que, en noviembre de 2020, los niños y los adolescentes representan un 11 por ciento del total de infecciones por Covid-19.

La interrupción de servicios esenciales, como las intervenciones en materia de educación, atención a la salud, nutrición y protección de la infancia, está causando estragos en los niños.

El impacto de la pandemia afectará a la vida de los niños durante los próximos años, incluso si dentro de poco se tiene a disposición una vacuna revolucionaria.

La crisis de la Covid-19 es una crisis de los niños. En los primeros meses de la pandemia, los niños representaban una pequeña proporción de la población infectada.

» Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Sin embargo, a medida que el virus se ha ido propagando, el número de niños y jóvenes que se infectan con la Covid-19 y contraen la enfermedad también está aumentando, por lo que es necesario actuar con determinación.

Los niños y los jóvenes son susceptibles de infectarse con la Covid-19. Aunque la pandemia no afecta predominantemente a los niños, el número de niños infectados está aumentando en muchos países. Si bien sus síntomas suelen ser más leves que los de los adultos, se han registrado casos graves y fallecimientos, sobre todo entre los niños con morbilidades asociadas.

Los niños no son los principales transmisores del virus en las comunidades, pero pueden infectarse unos a otros y contagiar a los grupos de edad más avanzada. Los niños mayores y los adolescentes deben adoptar los mismos comportamientos que otros miembros de la población, como mantener el distanciamiento físico y ponerse mascarilla.

Dado el papel fundamental que desempeñan las pruebas a la hora de controlar los brotes, disponer de datos de pruebas desglosados por edad y estudios representativos de lugares concretos ayudaría a comprender mejor la distribución geográfica y por edad a fin de ajustar al contexto las medidas de respuesta a la Covid-19.

» Recibe nuestra información vía whatsapp

Los niños y las escuelas no son los principales transmisores de la epidemia en los países. La evidencia demuestra que los beneficios netos de mantener las escuelas abiertas son superiores a los costes que se derivan de cerrarlas. En los datos relativos a 191 países no se ha detectado una relación consistente entre la reapertura de las escuelas y las tasas de infección por Covid-19.

Las interrupciones de la atención a la salud, la nutrición, la educación, el agua y el saneamiento y los servicios de protección social y de la infancia han sido catastróficas para los niños y los jóvenes. Incluso antes de la pandemia, un 45 por ciento de los niños carecía, como mínimo, de una de estas necesidades básicas.

Se han registrado importantes reducciones de los servicios de asistencia en centros, como los partos, las inmunizaciones, el tratamiento de niños y niñas con malnutrición grave y la atención a la salud para niños enfermos, especialmente en algunos países de Asia Meridional, Oriente Medio y América Latina.

» Disfruta la experiencia multimedia de nuestra app ¡suscríbete ya!

La salud mental de los niños y los adolescentes ha resultado afectada durante la pandemia. La inquietud acerca del futuro, la pérdida de educación y de perspectivas laborales, la preocupación por la salud y las interrupciones de las relaciones con los amigos y las redes sociales han tenido repercusiones sobre la vida de los niños.

Los efectos económicos de la pandemia durarán años y mantendrán unos niveles elevados de pobreza. En todo el mundo, se estima que el aumento del número de niños que viven en la pobreza multidimensional (sin acceso a educación, salud, vivienda, nutrición, agua o saneamiento) ha aumentado hasta situarse en el 15 por ciento. Esto significa que, a mediados de 2020, 150 millones más de niños vivían en esta situación de pobreza.


En el estado de Zacatecas, según los deseos de las niñas y los niños para el presente año 2021, la esperanza es la vacuna para que se pueda regresar a la normalidad.

Para Jorge Emilio Trejo, de 10 años, originario de Zacatecas capital, una lista de deseos para 2021 pedía que el coronavirus desaparezca, además de que todos estén vacunados.

Aparte, pedía que todos estén vivos, que haya vacuna, que el gobierno ayude a que todos tengan vacuna, que el gobierno haga mejores cosas, que ya no haya tanta contaminación y que haya menos gente pobre.

A raíz de la pandemia por el coronavirus Covid-19, han resultado positivos un total de 512 menores de edad, de los cuales han fallecido en Zacatecas siete, todos en el rango a los cero a los siete años.

Según datos de la Secretaría de Salud de Zacatecas, hasta el pasado lunes se encontraban 16 menores de edad hospitalizados, de los cuales cuatro se reportaban como estables y 12 graves.

Alerta por educación a distancia

Por parte de la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) alertó que el 99 por ciento de los niños del mundo vive con algún tipo de restricción del movimiento relacionada con la pandemia.

Un informe presentado por Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF, señala que “En materia de educación, toda una generación de niños ha debido interrumpir sus estudios.

El cierre de escuelas ha interrumpido la educación de más de mil 570 millones de estudiantes (un 91 por ciento) de todo el mundo.

Por la experiencia de anteriores aislamientos, sabemos que los niños (y especialmente las niñas) en edad escolar que no van a la escuela durante largos periodos de tiempo tienen muchas menos probabilidades de regresar cuando se reanudan las clases.

El cierre de las escuelas también elimina el acceso a programas de nutrición escolares y, con ello, dispara las tasas de malnutrición.

El aprendizaje y el potencial de toda una generación de estudiantes podrían verse perjudicados.

Es más urgente que nunca que reforcemos nuestros compromisos y nuestras inversiones en materia de educación.”

Accesibilidad tecnológica

La secretaria de Educación de Zacatecas, María de Lourdes de la Rosa Vázquez, admitió que un 14 por ciento de los niños que se encuentran en niveles de educación básica no tienen disponibilidad tecnológica en sus hogares.

Ante ello, se ha trabajado con visitas presenciales individuales y cuadernillos, de los cuales se han entregado 40 mil ejemplares a alumnos en escuelas de zonas apartadas, sin acceso a internet.

Este lunes 11 de enero regresarán las actividades escolares a distancia.

Regresarán a clases un total de 382 mil alumnas y alumnos de educación básica, que pertenecen a cuatro mil 941 escuelas de preescolar, primaria, secundaria y telesecundaria.

Las tres amenazas de la pandemia

Casi un año después de que comenzara la pandemia de Covid-19, los efectos del virus sobre los niños y las niñas y las jóvenes y los jóvenes del mundo se tornan cada vez más evidentes y alarmantes.

La UNICEF señala que las niñas y los niños se enfrentan a tres amenazas distintas: las consecuencias directas de la propia enfermedad, la interrupción de los servicios esenciales y el aumento de la pobreza y la desigualdad.

Aunque no es el grupo de edad más afectado, existen nuevos datos que sugieren que la Covid-19 podría tener repercusiones sobre la salud de los niños y los jóvenes de una forma más directa de lo que se anticipó cuando comenzó la crisis a finales de 2019.

Un nuevo análisis realizado por UNICEF en 87 países con datos desglosados por edad revela que, en noviembre de 2020, los niños y los adolescentes representan un 11 por ciento del total de infecciones por Covid-19.

La interrupción de servicios esenciales, como las intervenciones en materia de educación, atención a la salud, nutrición y protección de la infancia, está causando estragos en los niños.

El impacto de la pandemia afectará a la vida de los niños durante los próximos años, incluso si dentro de poco se tiene a disposición una vacuna revolucionaria.

La crisis de la Covid-19 es una crisis de los niños. En los primeros meses de la pandemia, los niños representaban una pequeña proporción de la población infectada.

» Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Sin embargo, a medida que el virus se ha ido propagando, el número de niños y jóvenes que se infectan con la Covid-19 y contraen la enfermedad también está aumentando, por lo que es necesario actuar con determinación.

Los niños y los jóvenes son susceptibles de infectarse con la Covid-19. Aunque la pandemia no afecta predominantemente a los niños, el número de niños infectados está aumentando en muchos países. Si bien sus síntomas suelen ser más leves que los de los adultos, se han registrado casos graves y fallecimientos, sobre todo entre los niños con morbilidades asociadas.

Los niños no son los principales transmisores del virus en las comunidades, pero pueden infectarse unos a otros y contagiar a los grupos de edad más avanzada. Los niños mayores y los adolescentes deben adoptar los mismos comportamientos que otros miembros de la población, como mantener el distanciamiento físico y ponerse mascarilla.

Dado el papel fundamental que desempeñan las pruebas a la hora de controlar los brotes, disponer de datos de pruebas desglosados por edad y estudios representativos de lugares concretos ayudaría a comprender mejor la distribución geográfica y por edad a fin de ajustar al contexto las medidas de respuesta a la Covid-19.

» Recibe nuestra información vía whatsapp

Los niños y las escuelas no son los principales transmisores de la epidemia en los países. La evidencia demuestra que los beneficios netos de mantener las escuelas abiertas son superiores a los costes que se derivan de cerrarlas. En los datos relativos a 191 países no se ha detectado una relación consistente entre la reapertura de las escuelas y las tasas de infección por Covid-19.

Las interrupciones de la atención a la salud, la nutrición, la educación, el agua y el saneamiento y los servicios de protección social y de la infancia han sido catastróficas para los niños y los jóvenes. Incluso antes de la pandemia, un 45 por ciento de los niños carecía, como mínimo, de una de estas necesidades básicas.

Se han registrado importantes reducciones de los servicios de asistencia en centros, como los partos, las inmunizaciones, el tratamiento de niños y niñas con malnutrición grave y la atención a la salud para niños enfermos, especialmente en algunos países de Asia Meridional, Oriente Medio y América Latina.

» Disfruta la experiencia multimedia de nuestra app ¡suscríbete ya!

La salud mental de los niños y los adolescentes ha resultado afectada durante la pandemia. La inquietud acerca del futuro, la pérdida de educación y de perspectivas laborales, la preocupación por la salud y las interrupciones de las relaciones con los amigos y las redes sociales han tenido repercusiones sobre la vida de los niños.

Los efectos económicos de la pandemia durarán años y mantendrán unos niveles elevados de pobreza. En todo el mundo, se estima que el aumento del número de niños que viven en la pobreza multidimensional (sin acceso a educación, salud, vivienda, nutrición, agua o saneamiento) ha aumentado hasta situarse en el 15 por ciento. Esto significa que, a mediados de 2020, 150 millones más de niños vivían en esta situación de pobreza.


Cultura

Inician las Jornadas Musicales en honor a Candelario Huízar

Con la presentación del disco Tradición Jarabera: Música Inédita Zacatecana

Ecología

Día Mundial de la Tortuga, entérate por qué se celebra hoy

Esta conmemoración fue instaurada en el año 2000 por la organización American Tortoise Rescue

Doble Vía

Una 'flor cadáver' atrae miles curiosos a un jardín botánico

La 'flor cadáver' es famosa tanto por la forma de un descomunal falo

Mundo

Atribuye papa Francisco un segundo milagro a ‘el influencer de Dios’

Se despeja el camino para que Carlo Acutis se convierta en el primer santo de la generación del milenio.

Cultura

Abren convocatoria de Maestros de Arte promoviendo la paz

La convocatoria está dirigida a maestras y maestros de los 58 municipios del estado para que propongan algún taller artístico y cultural