/ jueves 20 de junio de 2019

La marihuana no ha matado a nadie, la prohibición sí: Gael García Bernal

El actor dice que el amparo que se le concedió es un avance para dejar de criminalizar a las personas

Acompañado de los actores y productores en la presentación de su segundo largometraje Chicuarotes, Gael García Bernal dio su postura frente al consumo y el uso de la marihuana en el país. “La marihuana en sí no ha matado a nadie, la prohibición de la marihuana sí ha matado muchísimas personas” asegura.

“Los invito a que saquen su amparo” comentó tras haber recibido el pasado 3 de junio un amparo para el uso recreativo de la marihuana. “Yo como posible consumidor estoy ejerciendo mi libertad para no afectar a terceros, y les confieso ni me gusta, no me pega bien” añadió entre risas.

A su juicio “creo que ya estamos suficientemente maduros, inteligentes y sensatos para decidir. Mucho de esta política prohibicionista ha generado el sentido opuesto a mejorar la salud, el entorno, el marco civil que habitamos, lo que ha generado muchísima violencia”, dijo el actor que debutó como director en 2007 con la cinta Déficit.

Chicuarotes narra la historia de dos jóvenes, Cagalera (Benny Emmanuel) y Moloteco (Gabriel Carbajal), provenientes de un pequeño pueblo de Xochimilco llamado San Gregorio Atlapulco, que en su desesperación por dejar de tener la precaria vida que llevan, ven en la delincuencia una salida.

“Es una fábula, que trata de la pérdida de la inocencia donde estos niños están navegando en narrativas impuestas” manifestó el Gael quien considera alarmante la normalización de temas como el secuestro en el discurso, “hemos llegado a un momento trágico en el que es plausible secuestrar a otro para obtener dinero; un niño secuestrando a otro niño”, sin embargo, considera que la película no tiene la intención de dar “una respuesta moral al respecto”.

Foto: Cuartoscuro

Para Leidi Gutiérrez, quien interpreta a Sugehili una de las posibles soluciones a la problemática que explora la película, está en la educación. “Creo que todo viene de la educación en casa y la siguiente en escuelas, debería fortalecerse, eso es lo que hace falta” comentó.

Por su parte, Benny ve en la empatía parte de la solución. “Sé que desde el minuto tres de la película puedes odiar a mi personaje y lo más difícil es empatizar con él, pero creo la unica manera en la que podríamos mejorar como sociedad seria que la gente se parara más en los zapatos del otro”.

Acompañado de los actores y productores en la presentación de su segundo largometraje Chicuarotes, Gael García Bernal dio su postura frente al consumo y el uso de la marihuana en el país. “La marihuana en sí no ha matado a nadie, la prohibición de la marihuana sí ha matado muchísimas personas” asegura.

“Los invito a que saquen su amparo” comentó tras haber recibido el pasado 3 de junio un amparo para el uso recreativo de la marihuana. “Yo como posible consumidor estoy ejerciendo mi libertad para no afectar a terceros, y les confieso ni me gusta, no me pega bien” añadió entre risas.

A su juicio “creo que ya estamos suficientemente maduros, inteligentes y sensatos para decidir. Mucho de esta política prohibicionista ha generado el sentido opuesto a mejorar la salud, el entorno, el marco civil que habitamos, lo que ha generado muchísima violencia”, dijo el actor que debutó como director en 2007 con la cinta Déficit.

Chicuarotes narra la historia de dos jóvenes, Cagalera (Benny Emmanuel) y Moloteco (Gabriel Carbajal), provenientes de un pequeño pueblo de Xochimilco llamado San Gregorio Atlapulco, que en su desesperación por dejar de tener la precaria vida que llevan, ven en la delincuencia una salida.

“Es una fábula, que trata de la pérdida de la inocencia donde estos niños están navegando en narrativas impuestas” manifestó el Gael quien considera alarmante la normalización de temas como el secuestro en el discurso, “hemos llegado a un momento trágico en el que es plausible secuestrar a otro para obtener dinero; un niño secuestrando a otro niño”, sin embargo, considera que la película no tiene la intención de dar “una respuesta moral al respecto”.

Foto: Cuartoscuro

Para Leidi Gutiérrez, quien interpreta a Sugehili una de las posibles soluciones a la problemática que explora la película, está en la educación. “Creo que todo viene de la educación en casa y la siguiente en escuelas, debería fortalecerse, eso es lo que hace falta” comentó.

Por su parte, Benny ve en la empatía parte de la solución. “Sé que desde el minuto tres de la película puedes odiar a mi personaje y lo más difícil es empatizar con él, pero creo la unica manera en la que podríamos mejorar como sociedad seria que la gente se parara más en los zapatos del otro”.

Cultura

Cofre de Leyendas│Episodios de iglesias y conventos

Los conventos e iglesias esconden entre sus paredes cientos de historias, descúbrelas aquí

Local

“Herencia maldita” la inseguridad en Zacatecas: David Monreal

En el primer mes de gestión del gobernador morenista la entidad ha registrado 220 homicidios

Cultura

Cuarteto Aldebarán anuncia temporada de conciertos

Tres de los conciertos serán presenciales, más una transmisión en vivo

Política

La Sedena fabricará sus propios cohetes

Para combatir el déficit, la Sedena invertirá en maquinaria para poder fabricarlos en México

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Finanzas

Fibra Plus convertirá en bodegas a hoteles, oficinas y plazas impactados por la pandemia

Gustavo Tomé detalla su plan tras la integración con Fibra HD y los ajustes del mercado por la pandemia

Finanzas

Algodoneros advierten caída en la producción por prohibición de agroquímico

La prohibición de semillas transgénicas les afecta, dicen, porque no hay convencionales

Mundo

China prueba un misil hipersónico

Pekín no está sujeto a ningún acuerdo de control de armas y rechaza hablar con EU sobre su arsenal y política nuclear