/ martes 13 de marzo de 2018

Organizar elecciones en México no es tarea sencilla: presidente del IEEZ

Zacatecas, Zac.- “Los servidores públicos estamos obligados al cumplimiento cabal de la ley para actuar con oportunidad, transparencia, legalidad y objetividad, brindando la mayor certeza e imparcialidad”, señaló el presidente del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), José Virgilio Rivera Delgadillo.

En la mesa redonda “Elecciones 2018, Escenarios del Futuro: Los Grandes Desafíos Técnicos”, Rivera Delgadillo señaló que nadie con algo de experiencia en esta materia podrá afirmar que la organización y la realización de las elecciones en México es una tarea sencilla.

Siempre habrá una nueva jornada por venir cargada de novedades y de estrenos normativos, institucionales, de logística y de circunstancias emergentes en cada proceso.

Así se advierte la presente, que tendrá como uno de sus corolarios la jornada electoral del primero de julio, compleja, complicada pero muy intensa e interesante.

La pista metodológica para la confección del presente documento consiste en identificar las distintas fases del proceso para ubicar aquellas que requieren una atención especial.

Se pone énfasis en una de las etapas críticas y delicadas del proceso electoral, en ánimo de generar vierto consenso en su tipificación en la búsqueda de estrategias para afrontarlo y en una convicción colectiva para apoyar las acciones pertinentes que nos ayuden a sortearlas de manera satisfactoria.

Se podría decir, convencionalmente, con cierto soporte normativo, que los procesos electorales se segmentan en cuatro grandes etapas después del inicio formal del mismo: precampañas, campañas, jornada electoral y fase poselectoral.

Entre ellas, desde luego, las intercampañas veda electoral, los cómputos y los recuentos, cuando sea necesario.

Precampañas, campañas y fase poselectoral son etapas cuya responsabilidad recae de manera ineludible en lo fundamental en las instituciones electorales, tanto el Instituto Nacional, el Instituto Electoral del Estado, las Fiscalías Especializadas en Delitos Electorales y en las instituciones jurisdiccionales, tanto del ámbito federal como del local y también de los actores de la política: partidos políticos nacionales, locales, coaliciones y candidaturas independientes.

Hace tiempo que se han desplegado planes, programas, estrategias, y multitud de acciones que fortalezcan para el cumplimiento de la responsabilidad que la norma les impone respecto a las elecciones.

Aquí los servidores públicos estamos obligados al cumplimiento cabal de la ley para actuar con oportunidad, transparencia, legalidad y objetividad, brindando la mayor certeza e imparcialidad a los contendientes en el proceso electoral.

La tercera etapa, la de la jornada electoral, habrá de recaer sustancialmente en la ciudadanía, como votantes y como funcionarios de casilla.

Así también durante la jornada el papel de los capacitadores, ciertamente todos acompañados por las instituciones electorales.

Al poner el acento en el desempeño de los funcionarios de casilla, dijo que la legislación electoral no supone ni ubica a los funcionarios como servidores públicos o profesionales de la materia, sujetos a procesos permanentes de formación y perfeccionamiento continuos.

En este caso, la filosofía o el espíritu de la norma mexicana parte del principio de que tales funcionarios de casilla serán seleccionados y designados por la autoridad electoral de entre la ciudadanía, específicamente surgidos de la lista nominal de electores, a partir de un sorteo, mediando un proceso de capacitación, cuestión central y definitoria, de eficacia en los resultados.

Este modelo de designación de funcionarios de casilla, con altibajos sin duda, ha funcionado, mejor que mal, en elecciones anteriores se espera que así ocurra en el proceso electoral que está en marcha.

No obstante, la presente elección tendrá nuevas cualidades que demandarán mayores exigencias a tales funcionarios, por tratarse de elección concurrente, donde están las federales y las locales, mediante la casilla única.

José Virgilio Rivera Delgadillo, consejero presidente del Instituto Electoral de Zacatecas

La primera exigencia se ubica en que el tiempo destinado al cumplimiento del mandato como funcionario de casilla será un tanto mayor que en elecciones anteriores, que no fueron ni concurrentes ni en casilla única, dos o tres horas más que en elecciones anteriores.

Una segunda exigencia será la de un conocimiento más a detalle de las características de tales elecciones, porque ahora estarán presentes coaliciones, partidos políticos nacionales, estatales, y sus candidatos, a los que habrán de agregarse las candidaturas independientes en lo local.

Dadas estas circunstancias, la tarea del escrutinio será mucho más compleja.

En hipótesis, una jornada electoral que se complica desde las casillas electorales tiene la posibilidad de una mayor judicialización, hecho no deseado, sobre todo si se combina con las presiones políticas propias o no, de todo proceso electoral.

En el evento estuvo presente el delegado del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado, Matías Chiquito Díaz de León; el presidente del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Zacatecas (TRIJEZ), Esaúl Castro, y el exconsejero electoral Felipe Andrade Haro.

Zacatecas, Zac.- “Los servidores públicos estamos obligados al cumplimiento cabal de la ley para actuar con oportunidad, transparencia, legalidad y objetividad, brindando la mayor certeza e imparcialidad”, señaló el presidente del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), José Virgilio Rivera Delgadillo.

En la mesa redonda “Elecciones 2018, Escenarios del Futuro: Los Grandes Desafíos Técnicos”, Rivera Delgadillo señaló que nadie con algo de experiencia en esta materia podrá afirmar que la organización y la realización de las elecciones en México es una tarea sencilla.

Siempre habrá una nueva jornada por venir cargada de novedades y de estrenos normativos, institucionales, de logística y de circunstancias emergentes en cada proceso.

Así se advierte la presente, que tendrá como uno de sus corolarios la jornada electoral del primero de julio, compleja, complicada pero muy intensa e interesante.

La pista metodológica para la confección del presente documento consiste en identificar las distintas fases del proceso para ubicar aquellas que requieren una atención especial.

Se pone énfasis en una de las etapas críticas y delicadas del proceso electoral, en ánimo de generar vierto consenso en su tipificación en la búsqueda de estrategias para afrontarlo y en una convicción colectiva para apoyar las acciones pertinentes que nos ayuden a sortearlas de manera satisfactoria.

Se podría decir, convencionalmente, con cierto soporte normativo, que los procesos electorales se segmentan en cuatro grandes etapas después del inicio formal del mismo: precampañas, campañas, jornada electoral y fase poselectoral.

Entre ellas, desde luego, las intercampañas veda electoral, los cómputos y los recuentos, cuando sea necesario.

Precampañas, campañas y fase poselectoral son etapas cuya responsabilidad recae de manera ineludible en lo fundamental en las instituciones electorales, tanto el Instituto Nacional, el Instituto Electoral del Estado, las Fiscalías Especializadas en Delitos Electorales y en las instituciones jurisdiccionales, tanto del ámbito federal como del local y también de los actores de la política: partidos políticos nacionales, locales, coaliciones y candidaturas independientes.

Hace tiempo que se han desplegado planes, programas, estrategias, y multitud de acciones que fortalezcan para el cumplimiento de la responsabilidad que la norma les impone respecto a las elecciones.

Aquí los servidores públicos estamos obligados al cumplimiento cabal de la ley para actuar con oportunidad, transparencia, legalidad y objetividad, brindando la mayor certeza e imparcialidad a los contendientes en el proceso electoral.

La tercera etapa, la de la jornada electoral, habrá de recaer sustancialmente en la ciudadanía, como votantes y como funcionarios de casilla.

Así también durante la jornada el papel de los capacitadores, ciertamente todos acompañados por las instituciones electorales.

Al poner el acento en el desempeño de los funcionarios de casilla, dijo que la legislación electoral no supone ni ubica a los funcionarios como servidores públicos o profesionales de la materia, sujetos a procesos permanentes de formación y perfeccionamiento continuos.

En este caso, la filosofía o el espíritu de la norma mexicana parte del principio de que tales funcionarios de casilla serán seleccionados y designados por la autoridad electoral de entre la ciudadanía, específicamente surgidos de la lista nominal de electores, a partir de un sorteo, mediando un proceso de capacitación, cuestión central y definitoria, de eficacia en los resultados.

Este modelo de designación de funcionarios de casilla, con altibajos sin duda, ha funcionado, mejor que mal, en elecciones anteriores se espera que así ocurra en el proceso electoral que está en marcha.

No obstante, la presente elección tendrá nuevas cualidades que demandarán mayores exigencias a tales funcionarios, por tratarse de elección concurrente, donde están las federales y las locales, mediante la casilla única.

José Virgilio Rivera Delgadillo, consejero presidente del Instituto Electoral de Zacatecas

La primera exigencia se ubica en que el tiempo destinado al cumplimiento del mandato como funcionario de casilla será un tanto mayor que en elecciones anteriores, que no fueron ni concurrentes ni en casilla única, dos o tres horas más que en elecciones anteriores.

Una segunda exigencia será la de un conocimiento más a detalle de las características de tales elecciones, porque ahora estarán presentes coaliciones, partidos políticos nacionales, estatales, y sus candidatos, a los que habrán de agregarse las candidaturas independientes en lo local.

Dadas estas circunstancias, la tarea del escrutinio será mucho más compleja.

En hipótesis, una jornada electoral que se complica desde las casillas electorales tiene la posibilidad de una mayor judicialización, hecho no deseado, sobre todo si se combina con las presiones políticas propias o no, de todo proceso electoral.

En el evento estuvo presente el delegado del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado, Matías Chiquito Díaz de León; el presidente del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Zacatecas (TRIJEZ), Esaúl Castro, y el exconsejero electoral Felipe Andrade Haro.

Salud

¡Vacunarán a 300 docentes por hora en Zacatecas!

La jornada de vacunación contra Covid-19 para el sector educativo se realizará del 12 al 18 de mayo

Finanzas

Zacatecas con números negativos en la industria de construcción

Zacatecas registró una disminución del 10.8 por ciento

Policiaca

Detienen a siete personas durante un cateo

Además, aseguraron armas de fuego, probables sustancias ilícitas, vehículos y equipos de comunicación

Deportes

Ajedrecistas zacatecanos al regional de los Juegos Conade

En total, ocho ajedrecistas competirán en la etapa regional

Cultura

Alebrijes, una representación de la cultura mexicana

Alberto García es un artesano que elabora y vende coloridos alebrijes

Cultura

Concluyeron las Jornadas Candelario Huízar

El Ensamble Vocal cerró las jornadas con un concierto de música mexicana

New Articles

En Zacatecas han muerto de Covid más hombres que mujeres

Sin embargo, se han contagiado más hombres que mujeres

Finanzas

Zacatecas con números negativos en la industria de construcción

Zacatecas registró una disminución del 10.8 por ciento

Policiaca

Detienen a siete personas durante un cateo

Además, aseguraron armas de fuego, probables sustancias ilícitas, vehículos y equipos de comunicación