/ domingo 2 de septiembre de 2018

Cierra mal sexenio de Peña Nieto: Fernández Santillán

Consideró que hubo cambios importantes en el país con las llamadas Reformas Estructurales

De cara a la presentación del sexto y último informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, José Fernández Santillán consideró que si bien hubo cambios importantes en el país con las llamadas Reformas Estructurales, el sexenio del mandatario termina mal.

En entrevista con El Sol de México, Fernández Santillán indicó que la administración de Peña Nieto no logró retener la confianza de los mexicanos por las malas decisiones que se tomaron en su gobierno, lo que trajo por resultado “la peor derrota en toda la historia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde 1939 y eso es humillante”.

“El presidente Enrique Peña Nieto cierra muy mal por varias razones. Las elecciones en un sistema democrático ante todo son para calificar el desempeño de un gobierno. Eso quiere decir en los resultados del 1 de julio reflejaron que lo hizo bastante mal, por la apabullante derrota que sufrieron y la estruendosa victoria que se llevó Andrés Manuel López Obrador”, comentó.

Mencionó que entre los factores que influyeron en que la gente no diera su voto de confianza el PRI es que no hubo un cambio de la política económica, ya que “los ciudadanos esperaban un verdadero desarrollo, en el sentido de compartir la riqueza nacional”.

“Lo que hizo Peña Nieto fue insistir en modelo neoliberal que había sido derrotado en la época de Zedillo. Se le olvido que Zedillo fue derrotado en el 2000 porque siguió con un modelo neoliberal heredado por Carlos Salinas de Gortari”, subrayó.

El académico y politólogo enfatizó que un elemento más que influyó en los ciudadanos fue que “Peña Nieto no pudo parar la ola de violencia y la ola de corrupción. Los ciudadanos se indignaron y eso fue lo que peso mucho el asunto de la Casa Blanca y los escándalos de corrupción de los gobernador de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo”.

“Además se debe tomar en cuenta que México es un país polarizado y en donde la mitad de la población está sufriendo los estragos de la pobreza y eso así como cierra el sexenio de Enrique Peña Nieto”.

-¿Entonces quiere decir que todo estuvo mal?, se le preguntó.

Las cosas buenas de Enrique Peña Nieto que no tuvo una tentación autoritaria. Se mantuvo en el sistema republicano, respeto la división de poderes, además no tuvo un discurso populista y que aguantó vara, como se dice en el argot taurino, pese a las muchas críticas e incluso insultos que recibió en los medios de comunicación y respeto la libertad de prensa y de expresión. Además, respeto el sistema electoral. Nunca se metió en este tema. No tuvo esa perversidad.

-Sobre las reformas estructurales, fueron buenas o también perjudicaron al país, se le cuestionó.

Peña Nieto empezó muy bien con la firma del Pacto Por México el 2 de diciembre de 2012 y ese fue un logro político nunca antes se había alcanzado porque logró unir a la izquierda a la derecha y al centro.

En la historia de México no hay un antecedente de que se unirán unido todas las fuerzas políticas para firmar un acuerdo y coincidir en puntos específicos como la reforma educativa, la laboral, la reforma hacendaria, energética, política. Todo iba bien en 2012-2013, pero lo que desdibujó completamente al sexenio de Peña Nieto fue el problema de Ayotzinapa, porque no se supo cómo manejarlo políticamente y en términos de comunicación social.

De cara a la presentación del sexto y último informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, José Fernández Santillán consideró que si bien hubo cambios importantes en el país con las llamadas Reformas Estructurales, el sexenio del mandatario termina mal.

En entrevista con El Sol de México, Fernández Santillán indicó que la administración de Peña Nieto no logró retener la confianza de los mexicanos por las malas decisiones que se tomaron en su gobierno, lo que trajo por resultado “la peor derrota en toda la historia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde 1939 y eso es humillante”.

“El presidente Enrique Peña Nieto cierra muy mal por varias razones. Las elecciones en un sistema democrático ante todo son para calificar el desempeño de un gobierno. Eso quiere decir en los resultados del 1 de julio reflejaron que lo hizo bastante mal, por la apabullante derrota que sufrieron y la estruendosa victoria que se llevó Andrés Manuel López Obrador”, comentó.

Mencionó que entre los factores que influyeron en que la gente no diera su voto de confianza el PRI es que no hubo un cambio de la política económica, ya que “los ciudadanos esperaban un verdadero desarrollo, en el sentido de compartir la riqueza nacional”.

“Lo que hizo Peña Nieto fue insistir en modelo neoliberal que había sido derrotado en la época de Zedillo. Se le olvido que Zedillo fue derrotado en el 2000 porque siguió con un modelo neoliberal heredado por Carlos Salinas de Gortari”, subrayó.

El académico y politólogo enfatizó que un elemento más que influyó en los ciudadanos fue que “Peña Nieto no pudo parar la ola de violencia y la ola de corrupción. Los ciudadanos se indignaron y eso fue lo que peso mucho el asunto de la Casa Blanca y los escándalos de corrupción de los gobernador de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo”.

“Además se debe tomar en cuenta que México es un país polarizado y en donde la mitad de la población está sufriendo los estragos de la pobreza y eso así como cierra el sexenio de Enrique Peña Nieto”.

-¿Entonces quiere decir que todo estuvo mal?, se le preguntó.

Las cosas buenas de Enrique Peña Nieto que no tuvo una tentación autoritaria. Se mantuvo en el sistema republicano, respeto la división de poderes, además no tuvo un discurso populista y que aguantó vara, como se dice en el argot taurino, pese a las muchas críticas e incluso insultos que recibió en los medios de comunicación y respeto la libertad de prensa y de expresión. Además, respeto el sistema electoral. Nunca se metió en este tema. No tuvo esa perversidad.

-Sobre las reformas estructurales, fueron buenas o también perjudicaron al país, se le cuestionó.

Peña Nieto empezó muy bien con la firma del Pacto Por México el 2 de diciembre de 2012 y ese fue un logro político nunca antes se había alcanzado porque logró unir a la izquierda a la derecha y al centro.

En la historia de México no hay un antecedente de que se unirán unido todas las fuerzas políticas para firmar un acuerdo y coincidir en puntos específicos como la reforma educativa, la laboral, la reforma hacendaria, energética, política. Todo iba bien en 2012-2013, pero lo que desdibujó completamente al sexenio de Peña Nieto fue el problema de Ayotzinapa, porque no se supo cómo manejarlo políticamente y en términos de comunicación social.

Cultura

[Podcast] Cofre de leyendas │ Carita de cielo

Una historia de Jerez, Zacatecas que demuestra que el amor es eterno

Local

Evangelio 11 de diciembre 2019

Lectura y reflexión del Evangelio del día en voz del obispo de Zacatecas

Policiaca

¡Le dispararon desde una bicicleta cuando cenaba!

Los hechos ocurrieron en la zona centro de Jerez, Zacatecas

Mundo

Llega Evo Morales a Argentina; pedirá ser refugiado político

Evo Morales salió de México con destino a Cuba. Ahora se encuentra en Argentina, donde ya comenzó el trámite para ser aceptado como refugiado político

Municipios

Terminan jornadas itinerantes de educación sexual entre jóvenes

El municipio de Pánuco albergó la clausura de las actividades

Mundo

Británicos votan hoy para determinar quien resolverá el Brexit

Durante las cinco semanas de campaña, las encuestas situaron en cabeza al Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson

Sociedad

Solicitan apoyo federal por violencia de género en la UNAM

Académicas consideran que es necesario un llamado serio que garantice espacios seguros para las mujeres

Sociedad

Equipo de García Luna sigue en operación: Hernández

La periodista Anabel Hernández criticó que Calderón, pese a los documentos publicados en reportajes, nunca dio vista a la Secretaría de la Función Pública

Mundo

En el mundo, hay 250 periodistas presos por su trabajo

De los detenidos, 98% son profesionales locales que cubren su país; cifra, cerca de máximos históricos