/ lunes 14 de octubre de 2019

Notre Dame, seis meses después: atrapada por el plomo y la burocracia

Hasta 39 empresas intervienen en las obras según la Prefectura de la región parisina

Seis meses después del fuego que arrasó la cubierta y la flecha de la catedral de Notre Dame, las obras avanzan con lentitud, atascadas aún en la fase de estabilización del edificio, y aumenta la inquietud sobre la presencia del plomo que propagó el incendio.

Si bien la voluntad del Ejecutivo, anunciada por el presidente Emmanuel Macron al día siguiente del incendio, sigue siendo la reconstrucción en cinco años, los trabajos de los seis primeros meses han sido mucho más lentos de lo que se preveía.

La fase de estabilización, orientada a consolidar las zonas más afectadas por el fuego y evitar un posible derrumbamiento, debía haber finalizado en septiembre pero la elevada contaminación de plomo obligó a parar las obras todo un mes. Con ello, el afianzamiento de sus muros se ha prolongado ahora hasta noviembre.

A esto seguirá una fase de diagnóstico, cuyo fin está previsto a finales de la próxima primavera, un análisis exhaustivo de los investigadores para saber cuál es el estado exacto del edificio y qué se puede reaprovechar y qué no.

En la actualidad, hasta 39 empresas intervienen en las obras según la Prefectura de la región parisina, pero hasta que las instalaciones de descontaminación de plomo no avancen, tan solo 80 obreros pueden trabajar al mismo tiempo. A partir de enero, 240 personas podrán hacerlo.

Hasta ahora, la intervención de albañiles, escultores, maestros del vidrio, laboratorios de análisis, etc., ha permitido contener los frontones oeste, sur y norte de la catedral -estos dos últimos presentan fisuras y un riesgo de derrumbamiento real- así como la instalación de cimbras en los arbotantes.

Además, se han puesto a salvo los tesoros, el conjunto de las vidrieras y se han inspeccionado todas las gárgolas, mientras en paralelo las investigaciones de un diverso equipo de investigadores aporta a arquitectos y obreros las claves para avanzar en firme.

Olivier De Châlus, portavoz de la asociación de científicos al servicio de la restauración de Notre Dame del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y jefe de los guías de la catedral hasta el incendio, asegura a Efe que los contactos con el equipo en el terreno están poniendo en marcha distintas investigaciones, pero la tarea es lenta.

"Los científicos de la madera han empezado a ofrecer análisis de cómo puede comportarse una estructura de madera a largo plazo o cuáles son las vías disponible para construir eventualmente una estructura de madera. Los químicos proporcionan datos sobre los efectos del plomo...", explica.

Él propone además aprovechar la catástrofe para profundizar en lo que no se sabe de Notre Dame. Por ejemplo, levantar el suelo, construido sobre unos cimientos que no fueron utilizados, para hacer exploraciones arqueológicas que permitirían comprender mejor la arquitectura medieval.

Si la lentitud de los avances se debe principalmente a la envergadura del proyecto, la falta de una estructura pública que coordine las tareas -anunciada para noviembre- crea un muro burocrático adicional y dificulta la financiación.

Este mismo lunes, la Fundación del Patrimonio, que dirigió la recolecta de donaciones, confirmó que cuentan ya con 223 millones de euros "gracias a la generosidad de 234.000 donantes de 154 países". De estos, 45 millones han sido transferidos ya al Ministerio de Cultura para las obras de urgencia.

La Fundación desmintió, como se ha publicado en diversos medios, que los grandes mecenas y las grandes empresas se hayan echado atrás en sus millonarias promesas.

Si el dinero no ha llegado, según el presidente de la Fundación, Guillaume Poitrinal, es porque esperan a fijar el marco con el Estado para firmar las distintas convenciones con los mecenas.

Una vez la integridad del edificio esté asegurada y el organismo público esté en marcha -dirigido por el general Jean-Louis Georgelin, exjefe mayor del Estado-, será el momento de organizar el concurso público para la reconstrucción, lo que podría llevar aún unos 10 meses.

Para De Châlus, el debate sobre una reconstrucción conservadora o innovadora es lógico, pero hay que reflexionar sobre el valor patrimonial de las partes perdidas y saber cuál de las soluciones es la mejor.

Con todo, y pese a la lentitud, la Diócesis de París confía en que una parte de la nave pueda ser reabierta al culto en 2020 y, por complicado que parezca, el mayor obstáculo no parecen ser las obras sino la contaminación por plomo, un quebradero de cabeza constante desde hace seis meses para vecinos y autoridades.

Te recomendamos ↓

Seis meses después del fuego que arrasó la cubierta y la flecha de la catedral de Notre Dame, las obras avanzan con lentitud, atascadas aún en la fase de estabilización del edificio, y aumenta la inquietud sobre la presencia del plomo que propagó el incendio.

Si bien la voluntad del Ejecutivo, anunciada por el presidente Emmanuel Macron al día siguiente del incendio, sigue siendo la reconstrucción en cinco años, los trabajos de los seis primeros meses han sido mucho más lentos de lo que se preveía.

La fase de estabilización, orientada a consolidar las zonas más afectadas por el fuego y evitar un posible derrumbamiento, debía haber finalizado en septiembre pero la elevada contaminación de plomo obligó a parar las obras todo un mes. Con ello, el afianzamiento de sus muros se ha prolongado ahora hasta noviembre.

A esto seguirá una fase de diagnóstico, cuyo fin está previsto a finales de la próxima primavera, un análisis exhaustivo de los investigadores para saber cuál es el estado exacto del edificio y qué se puede reaprovechar y qué no.

En la actualidad, hasta 39 empresas intervienen en las obras según la Prefectura de la región parisina, pero hasta que las instalaciones de descontaminación de plomo no avancen, tan solo 80 obreros pueden trabajar al mismo tiempo. A partir de enero, 240 personas podrán hacerlo.

Hasta ahora, la intervención de albañiles, escultores, maestros del vidrio, laboratorios de análisis, etc., ha permitido contener los frontones oeste, sur y norte de la catedral -estos dos últimos presentan fisuras y un riesgo de derrumbamiento real- así como la instalación de cimbras en los arbotantes.

Además, se han puesto a salvo los tesoros, el conjunto de las vidrieras y se han inspeccionado todas las gárgolas, mientras en paralelo las investigaciones de un diverso equipo de investigadores aporta a arquitectos y obreros las claves para avanzar en firme.

Olivier De Châlus, portavoz de la asociación de científicos al servicio de la restauración de Notre Dame del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y jefe de los guías de la catedral hasta el incendio, asegura a Efe que los contactos con el equipo en el terreno están poniendo en marcha distintas investigaciones, pero la tarea es lenta.

"Los científicos de la madera han empezado a ofrecer análisis de cómo puede comportarse una estructura de madera a largo plazo o cuáles son las vías disponible para construir eventualmente una estructura de madera. Los químicos proporcionan datos sobre los efectos del plomo...", explica.

Él propone además aprovechar la catástrofe para profundizar en lo que no se sabe de Notre Dame. Por ejemplo, levantar el suelo, construido sobre unos cimientos que no fueron utilizados, para hacer exploraciones arqueológicas que permitirían comprender mejor la arquitectura medieval.

Si la lentitud de los avances se debe principalmente a la envergadura del proyecto, la falta de una estructura pública que coordine las tareas -anunciada para noviembre- crea un muro burocrático adicional y dificulta la financiación.

Este mismo lunes, la Fundación del Patrimonio, que dirigió la recolecta de donaciones, confirmó que cuentan ya con 223 millones de euros "gracias a la generosidad de 234.000 donantes de 154 países". De estos, 45 millones han sido transferidos ya al Ministerio de Cultura para las obras de urgencia.

La Fundación desmintió, como se ha publicado en diversos medios, que los grandes mecenas y las grandes empresas se hayan echado atrás en sus millonarias promesas.

Si el dinero no ha llegado, según el presidente de la Fundación, Guillaume Poitrinal, es porque esperan a fijar el marco con el Estado para firmar las distintas convenciones con los mecenas.

Una vez la integridad del edificio esté asegurada y el organismo público esté en marcha -dirigido por el general Jean-Louis Georgelin, exjefe mayor del Estado-, será el momento de organizar el concurso público para la reconstrucción, lo que podría llevar aún unos 10 meses.

Para De Châlus, el debate sobre una reconstrucción conservadora o innovadora es lógico, pero hay que reflexionar sobre el valor patrimonial de las partes perdidas y saber cuál de las soluciones es la mejor.

Con todo, y pese a la lentitud, la Diócesis de París confía en que una parte de la nave pueda ser reabierta al culto en 2020 y, por complicado que parezca, el mayor obstáculo no parecen ser las obras sino la contaminación por plomo, un quebradero de cabeza constante desde hace seis meses para vecinos y autoridades.

Te recomendamos ↓

Ciencia

Fotógrafo zacatecano capta el paso del cometa Leonard

Daniel Coronado captó al cometa durante las noches del 2 y 3 de diciembre

Salud

No se han detectado casos de influenza en Zacatecas

A nivel nacional se han diagnosticado 168 contagios de influenza en 19 estados de la república

Salud

Zacatecas tiene el 86 % de avance en vacunación contra el Covid

El estado de Zacatecas se encuentra por encima de la media nacional de cobertura en población mayor de 18 años inmunizada

Sociedad

Migrantes se enfrentan a elementos del INM y la Guardia Nacional en Pijijiapan

Los migrantes se enfrentaron a golpes usando piedras y palos también contra los oficiales

Mundo

Detectan los dos primeros casos de Ómicron en Rusia

Rusia ha impuesto además una cuarentena de 14 días para los viajeros procedentes de Sudáfrica

Mundo

EU reporta 17 casos Covid en crucero que hizo escala en México; uno es Ómicron

El crucero pertenece a la compañía Norwegian que llegó este domingo a Nueva Orleans, incluyendo escalas en puertos de México, Belice y Honduras

Sociedad

Autoridades apoyarán a familiares de fallecidos en accidente de tráiler en Coahuila

El gobernador Miguel Riquelme también buscará que pueda arreglarse el tramo de la carretera federal 57 para evitar más accidentes mortales

Sociedad

Volcadura de tráiler con toneladas de huevo provoca caos vial en la México-Cuernavaca

Los reportes refieren que el conductor de la pesada unidad perdió el control al tomar una de las curvas

Salud

No se han detectado casos de influenza en Zacatecas

A nivel nacional se han diagnosticado 168 contagios de influenza en 19 estados de la república