/ sábado 20 de abril de 2019

Nueve de cada 10 mexicanos, en riesgo de ser hackeado

En México, nueve de cada 10 usuarios utiliza claves de seguridad que pueden ser descifradas con información de sus redes sociales

En México, 95 por ciento de los usuarios de Internet corre el riesgo de ser hackeado o que se le robe su información personal debido al uso de contraseñas débiles para sus cuentas en línea.

De acuerdo con una encuesta de Avast, empresa especializada en seguridad cibernética, la mayoría de los internautas nacionales utiliza información personal fácil de localizar para acceder a sus cuentas de correo electrónico, redes sociales o, peor aún, a aplicaciones bancarias y para compras en línea.

“Muchos mexicanos incluyen información personal en sus contraseñas, información que a menudo se puede encontrar en las cuentas de las redes sociales, y que los ciberdelincuentes pueden usar potencialmente para descifrar contraseñas”, advierte la compañía.

La encuesta de Avast revela que cuatro de cada 10 usuarios (43 por ciento) utiliza la misma contraseña para proteger varias cuentas.

A mediados del año pasado, la firma de ciberseguridad CD Networks informó que México ocupó la tercera posición entre los países con más hackeos en América Latina y la quinta a nivel mundial.

La razón, según explica la encuesta de Avast, es que los mexicanos todavía no están creando contraseñas seguras.

El operador Verizon encontró que 81 por ciento de los hackeos se relacionan con contraseñas débiles, cifra superior a 62 por ciento de los robos de información que se da a través del acceso a páginas falsas o descargar archivos desde fuentes desconocidas, o a 51 por ciento que se detecta a través de malware.

Según el reporte publicado esta semana por Avast, entre la información frecuente que los mexicanos utilizan en sus contraseñas están sus propios nombres o el de algún familiar, seguido por sus pasatiempos, la fecha de su cumpleaños, el nombre de su mascota o de alguna celebridad, así como su libro o película favorita, información que se puede encontrar fácilmente en las redes.

Habrá otros que utilicen claves aún más sencillas, con secuencias de números o letras fáciles de detectar.

Según la compañía de ciberseguridad SplashData, el año pasado las contraseñas más comunes utilizadas por los usuarios de la web fueron la serie “123456”, seguida por la palabra “password”, las cuales repitieron los primeros dos lugares de un año antes.

A esto se suma que existen programas como HashCat, una herramienta de código abierto que fue construida para recuperar contraseñas, que ahora es capaz de descifrar palabras clave, como las de ingreso de sistemas operativos como Windows, que consiste en ocho caracteres.

Esta herramienta puede descifrar el código en menos de dos horas y media y es un programa totalmente legal.

Para evitar el robo de información, los expertos recomiendan crear contraseñas con 16 caracteres o más que incluyan números, letras y signos, que utilicen palabras que no estén relacionadas con el usuario y utilizar distintas claves en las cuentas que se tengan en la red.

Además, las tendencias de ciberseguridad caminan hacia el uso de biométricos, como la huella digital o el reconocimiento facial como una alternativa para las contraseñas, aunque también se ha comprobado que estas opciones no son infalibles.

En México, 95 por ciento de los usuarios de Internet corre el riesgo de ser hackeado o que se le robe su información personal debido al uso de contraseñas débiles para sus cuentas en línea.

De acuerdo con una encuesta de Avast, empresa especializada en seguridad cibernética, la mayoría de los internautas nacionales utiliza información personal fácil de localizar para acceder a sus cuentas de correo electrónico, redes sociales o, peor aún, a aplicaciones bancarias y para compras en línea.

“Muchos mexicanos incluyen información personal en sus contraseñas, información que a menudo se puede encontrar en las cuentas de las redes sociales, y que los ciberdelincuentes pueden usar potencialmente para descifrar contraseñas”, advierte la compañía.

La encuesta de Avast revela que cuatro de cada 10 usuarios (43 por ciento) utiliza la misma contraseña para proteger varias cuentas.

A mediados del año pasado, la firma de ciberseguridad CD Networks informó que México ocupó la tercera posición entre los países con más hackeos en América Latina y la quinta a nivel mundial.

La razón, según explica la encuesta de Avast, es que los mexicanos todavía no están creando contraseñas seguras.

El operador Verizon encontró que 81 por ciento de los hackeos se relacionan con contraseñas débiles, cifra superior a 62 por ciento de los robos de información que se da a través del acceso a páginas falsas o descargar archivos desde fuentes desconocidas, o a 51 por ciento que se detecta a través de malware.

Según el reporte publicado esta semana por Avast, entre la información frecuente que los mexicanos utilizan en sus contraseñas están sus propios nombres o el de algún familiar, seguido por sus pasatiempos, la fecha de su cumpleaños, el nombre de su mascota o de alguna celebridad, así como su libro o película favorita, información que se puede encontrar fácilmente en las redes.

Habrá otros que utilicen claves aún más sencillas, con secuencias de números o letras fáciles de detectar.

Según la compañía de ciberseguridad SplashData, el año pasado las contraseñas más comunes utilizadas por los usuarios de la web fueron la serie “123456”, seguida por la palabra “password”, las cuales repitieron los primeros dos lugares de un año antes.

A esto se suma que existen programas como HashCat, una herramienta de código abierto que fue construida para recuperar contraseñas, que ahora es capaz de descifrar palabras clave, como las de ingreso de sistemas operativos como Windows, que consiste en ocho caracteres.

Esta herramienta puede descifrar el código en menos de dos horas y media y es un programa totalmente legal.

Para evitar el robo de información, los expertos recomiendan crear contraseñas con 16 caracteres o más que incluyan números, letras y signos, que utilicen palabras que no estén relacionadas con el usuario y utilizar distintas claves en las cuentas que se tengan en la red.

Además, las tendencias de ciberseguridad caminan hacia el uso de biométricos, como la huella digital o el reconocimiento facial como una alternativa para las contraseñas, aunque también se ha comprobado que estas opciones no son infalibles.

Círculos

Cómo conseguir una piel sana con mascarillas naturales

Es importante cuidar nuestra piel, para que este sana y luzca bien sin maquillaje

Círculos

¿Cabello maltratado? Aquí te decimos cómo repararlo

Desde sábila hasta huevo pueden ayudar a que tu cabellera luzca de concurso de belleza

Finanzas

Zacatecas entre los mayores productores de cilantro de México

Durante el 2019 se produjeron en Zacatecas 7 mil 428 toneladas de cilantro

Finanzas

Disruptores | Hero Network: Todo, menos un juego

Francisco Robin conecta a millones de aficionados al gaming con equipos de eSports de todo el mundo y que buscan monetizar su afición

Política

Sánchez Cordero urge política de protección para mujeres

Los centros de Justicia para las Mujeres deben ser fortalecidos en sus capacidades institucionales para brindar servicios de calidad

Mundo

Brasil gastó millones en portales de fake news

El gobierno de Bolsonaro pagó publicidad oficial a páginas web investigadas por difundir noticias falsas

Mundo

El mundo se vuelca a encontrar la vacuna contra Covid-19

Aunque es incierto cuánto tiempo pueda tardar en encontrarse el antídoto, el laboratorio AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford, probarán una fórmula en Brasil

Mundo

Durante 2019, el mundo perdió un área de bosque equivalente al tamaño de Suiza

La epidemia del covid-19 podría agravar las cosas en todos aquellos países donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales

Mundo

Álvaro Uribe, en la mira por espionaje

La revista Semana destapó en mayo una trama de espionaje contra unos 130 periodistas, políticos, militares e incluso exfuncionarios de la Presidencia