/ miércoles 26 de febrero de 2020

Cuaresma es un tiempo para la higiene espiritual: Obispo

“La invitación general es entra a tu casa, entra a tu corazón, desde ahí parte", aseguró Monseñor Sigifredo Noriega Barceló

El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, encabezó la ceremonia litúrgica de la imposición de ceniza, y dijo que la Cuaresma es ese tiempo especial para la higiene espiritual, porque muchos de los males que tenemos en nuestro tiempo decimos que se deben a la pérdida de valores, “y yo me arriesgaría a decir que esa pérdida de valores es la falta de higiene moral y cuando no hay higiene olemos mal, apestamos y hacemos que la sociedad apeste también”.

Dijo que inicia esta Cuaresma, y señaló que no se explica la vida sin higiene, “si no hay higiene pueden venir tantos bichos, tantos virus, por lo que todos los días necesitamos higiene, desde la cabeza”.

“Todos los días necesitamos, si nuestro cuerpo necesita, nuestra persona también, porque no tiene sentido si no hay alguien, si no está bien sujeto, y no me refiero al esqueleto, me refiero a la persona, y ahí donde vive la persona, en el interior los antiguos hablaban del corazón, los griegos de la conciencia, nosotros hablamos en términos más generales de cuerpo y alma”.

La Cuaresma, desde lo antiguo 40 días eran el número simbólico, necesario para una renovación, desde los 40 días y 40 noches que duró el diluvio, desde los 40 años que duró el pueblo de Israel por el desierto para llegar a la tierra prometida, desde los 40 días que ayunó nuestro Señor.

Pidió que actuemos desde dentro, hoy miércoles de ceniza “la invitación general es entra a tu casa, entra a tu corazón, desde ahí parte, la ceniza está recordándonos no solamente nuestras debilidades, sino también nuestra condición humana”.

“Dejemos que Dios entre en nuestra vida, oremos, pidámosle hoy a Nuestro Señor desde los secretos de nuestro corazón que él esté ahí presente, que entre, pidámosle que nosotros lo dejemos entrar, y que estas tres principales prácticas, no solamente religiosas, piadosas, sino constructivas que hoy pudiéramos traducir como la limosna, la solidaridad, el ayuno, el sentido que debe tener la vida y, obviamente la oración, como la relación con Dios, relación filial que es indispensable”.

“Pidámosle a Nuestro Señor que entremos, y si entramos vamos a llegar.

El miércoles de ceniza inicia este camino e inicia también un itinerario hacia la Pascua.

El gesto es muy claro, muy especial, bíblico, la ceniza”.

Imponer la ceniza, poner la ceniza, “hace unas semanas el Papa Francisco instituyó el domingo de la palabra de Dios y quiero insistir durante toda la Cuaresma en esta reflexión que el Papa nos invita a hacer a propósito de la palabra y a propósito de la importancia de la palabra de Dios en este tiempo de Cuaresma”.

El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, encabezó la ceremonia litúrgica de la imposición de ceniza, y dijo que la Cuaresma es ese tiempo especial para la higiene espiritual, porque muchos de los males que tenemos en nuestro tiempo decimos que se deben a la pérdida de valores, “y yo me arriesgaría a decir que esa pérdida de valores es la falta de higiene moral y cuando no hay higiene olemos mal, apestamos y hacemos que la sociedad apeste también”.

Dijo que inicia esta Cuaresma, y señaló que no se explica la vida sin higiene, “si no hay higiene pueden venir tantos bichos, tantos virus, por lo que todos los días necesitamos higiene, desde la cabeza”.

“Todos los días necesitamos, si nuestro cuerpo necesita, nuestra persona también, porque no tiene sentido si no hay alguien, si no está bien sujeto, y no me refiero al esqueleto, me refiero a la persona, y ahí donde vive la persona, en el interior los antiguos hablaban del corazón, los griegos de la conciencia, nosotros hablamos en términos más generales de cuerpo y alma”.

La Cuaresma, desde lo antiguo 40 días eran el número simbólico, necesario para una renovación, desde los 40 días y 40 noches que duró el diluvio, desde los 40 años que duró el pueblo de Israel por el desierto para llegar a la tierra prometida, desde los 40 días que ayunó nuestro Señor.

Pidió que actuemos desde dentro, hoy miércoles de ceniza “la invitación general es entra a tu casa, entra a tu corazón, desde ahí parte, la ceniza está recordándonos no solamente nuestras debilidades, sino también nuestra condición humana”.

“Dejemos que Dios entre en nuestra vida, oremos, pidámosle hoy a Nuestro Señor desde los secretos de nuestro corazón que él esté ahí presente, que entre, pidámosle que nosotros lo dejemos entrar, y que estas tres principales prácticas, no solamente religiosas, piadosas, sino constructivas que hoy pudiéramos traducir como la limosna, la solidaridad, el ayuno, el sentido que debe tener la vida y, obviamente la oración, como la relación con Dios, relación filial que es indispensable”.

“Pidámosle a Nuestro Señor que entremos, y si entramos vamos a llegar.

El miércoles de ceniza inicia este camino e inicia también un itinerario hacia la Pascua.

El gesto es muy claro, muy especial, bíblico, la ceniza”.

Imponer la ceniza, poner la ceniza, “hace unas semanas el Papa Francisco instituyó el domingo de la palabra de Dios y quiero insistir durante toda la Cuaresma en esta reflexión que el Papa nos invita a hacer a propósito de la palabra y a propósito de la importancia de la palabra de Dios en este tiempo de Cuaresma”.

Mundo

EU confirma ataque de Israel a Irán

Irán activó su sistema de defensa aérea sobre varias ciudades

Literatura

Amparo Dávila: A cuatro años del fallecimiento de la escritora zacatecana

Amparo Dávila es una de las escritoras más importantes de nuestro país y fue pionera en el género del cuento fantástico

Exposiciones

'Sinestesia tropical' llega a la Casa Municipal de Cultura

Las piezas expuestas son autoría de Anderson Londoño, Gerardo Fernández, Rafael Ordoñez y Diego Montoya

Doble Vía

Según la Profeco estos son los mejores jabones de tocador

El análisis de la Profeco se centró en diversos aspectos de estos productos