/ miércoles 20 de mayo de 2020

Migrantes, hacinados entre selva y Covid-19 en Panamá

En una atmósfera de humedad asfixiante, cerca de mil 700 personas conviven aglomeradas en La Peñita, una localidad en la frontera con Colombia

PANAMÁ. Más de un millar y medio de migrantes irregulares que iban camino a Estados Unidos quedaron varados por la pandemia en una zona selvática de Panamá, donde esperan hacinados la apertura de fronteras para seguir su marcha.

En una atmósfera de humedad asfixiante, cerca de mil 700 personas -en su mayoría provenientes de Latinoamérica- conviven aglomeradas en La Peñita, una localidad indígena ubicada en Darién, en la frontera con Colombia. A este punto remoto también ha llegado el Covid-19, con contagios entre los migrantes y habitantes del lugar.

El poblado, de casas de madera y techo de paja, habitado por 50 familias, se ha convertido en una Estación Temporal de Asistencia Humanitaria (ETAH), donde los migrantes han sido aislados.

En instalaciones con capacidad para unas 200 personas, algunos de los viajeros duermen en tiendas de campaña y otros sobre la tierra. Hay familias enteras, con niños y mujeres embarazadas, que en su camino desde América del Sur cruzan la peligrosa jungla del Darién en dirección a Estados Unidos. Pero, por el Covid-19, las autoridades panameñas los han confinado en La Peñita.

Unos "17 migrantes fueron contagiados de coronavirus", dijo una fuente oficial bajo anonimato, dato confirmado por entidades internacionales. Los infectados ya fueron apartados.

Incluso personal de la Cruz Roja abandonó sus funciones para entrar en cuarentena por haber estado en contacto con un policía en el área que falleció por el coronavirus, relató Walter Cotte, director regional para América de la Federación Internacinal de la Cruz Roja.

Nadine González, alcaldesa de Pinogana, distrito donde se encuentra La Peñita, sospecha que hay más casos.

"Debe haber muchos más migrantes afectados por el hacinamiento que hay. Como no han hecho pruebas, no tienen cuántos positivos reales", dijo González.

Antes de la pandemia, un grupo de migrantes era enviado cada día hasta la frontera con Costa Rica para seguir su travesía por Centroamérica. Pero ahora los pasos fronterizos están cerrados y las personas están varadas en La Peñita.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

PANAMÁ. Más de un millar y medio de migrantes irregulares que iban camino a Estados Unidos quedaron varados por la pandemia en una zona selvática de Panamá, donde esperan hacinados la apertura de fronteras para seguir su marcha.

En una atmósfera de humedad asfixiante, cerca de mil 700 personas -en su mayoría provenientes de Latinoamérica- conviven aglomeradas en La Peñita, una localidad indígena ubicada en Darién, en la frontera con Colombia. A este punto remoto también ha llegado el Covid-19, con contagios entre los migrantes y habitantes del lugar.

El poblado, de casas de madera y techo de paja, habitado por 50 familias, se ha convertido en una Estación Temporal de Asistencia Humanitaria (ETAH), donde los migrantes han sido aislados.

En instalaciones con capacidad para unas 200 personas, algunos de los viajeros duermen en tiendas de campaña y otros sobre la tierra. Hay familias enteras, con niños y mujeres embarazadas, que en su camino desde América del Sur cruzan la peligrosa jungla del Darién en dirección a Estados Unidos. Pero, por el Covid-19, las autoridades panameñas los han confinado en La Peñita.

Unos "17 migrantes fueron contagiados de coronavirus", dijo una fuente oficial bajo anonimato, dato confirmado por entidades internacionales. Los infectados ya fueron apartados.

Incluso personal de la Cruz Roja abandonó sus funciones para entrar en cuarentena por haber estado en contacto con un policía en el área que falleció por el coronavirus, relató Walter Cotte, director regional para América de la Federación Internacinal de la Cruz Roja.

Nadine González, alcaldesa de Pinogana, distrito donde se encuentra La Peñita, sospecha que hay más casos.

"Debe haber muchos más migrantes afectados por el hacinamiento que hay. Como no han hecho pruebas, no tienen cuántos positivos reales", dijo González.

Antes de la pandemia, un grupo de migrantes era enviado cada día hasta la frontera con Costa Rica para seguir su travesía por Centroamérica. Pero ahora los pasos fronterizos están cerrados y las personas están varadas en La Peñita.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Cultura

Cofre de Leyendas│Episodios de iglesias y conventos

Los conventos e iglesias esconden entre sus paredes cientos de historias, descúbrelas aquí

Cultura

Tote, el artista que traspasa fronteras con su labor humanitaria

El artista llegó a Zacatecas para compartir su arte en un orfanato

Municipios

Explota polvorín en Jerez, hay un herido 

Un corto circuito en una mezclador en un taller de una empresa de pirotecnia originó el incidente 

Automotriz

Chevrolet Groove 2022 está seguro de su encanto

Las carreteras que llevan a las bahías de Huatulco fueron el escenario perfecto para conocer el desempeño de este pequeño SUV

Cultura

Artista zacatecana participará en exposición “Emancipadas y Emancipadoras”

La muestra se realizará en el Centro Cultural España de la Ciudad de México

Policiaca

‘Revientan’ casa de seguridad en Guadalupe

Elementos policiacos aseguraron armamento y detuvieron a tres personas

Cultura

La OCEZ regresa a los escenarios; ofrecerá dos conciertos el fin de semana

Los conciertos de la Orquesta de Cámara serán en Jerez y Zacatecas

Cultura

Presentan el monólogo “Antes cruzaban ríos” de Emilio Carballido

El monólogo se presentó bajo el guion y la adaptación de Jorge Humberto de Haro

Automotriz

A subasta el último Golf GTI producido en México

Para los amantes del icónico hatchback, la firma alemana pondrá en subasta el último vehículo ensamblado en su planta de Puebla