/ miércoles 14 de febrero de 2024

La vivienda social

Del paquete de reformas que el Presidente de la República envío a la Cámara de Diputados, la atención se ha puesto en temas como la reforma electoral, la reforma al poder judicial, el sistema de pensiones y la desaparición de órganos autónomos. Sin embargo, hay una reforma muy sensible que, de aprobarse, tendrá un profundo impacto en la vida de las y los jóvenes y las familias: la reforma constitucional que busca crear un sistema de vivienda para todas las personas trabajadoras.

Recuerdo que una de las principales preocupaciones de las abuelitas y las mamás era y es que sus hijos puedan tener techo y sustento. Sin embargo, por las condiciones actuales y el encarecimiento de la vivienda, se ha vuelto díficil comprar o rentar una vivienda para los trabajadores debido a que sus ingresos en ocasiones no les alcanzan. De acuerdo con el INEGI, en el país hacen falta 8.2 millones de viviendas. Por otra parte, hay 6 millones de vivienda que son una segunda o una tercera propiedad para algunas personas, lo cual no es necesariamente malo. Hay familias o personas, entonces, que no tienen una propiedad y hay otras familias que tienen hasta dos o tres propiedades. De lo que se trata es de crear las oportunidades para que más personas puedan ejercer su derecho a una vivienda.

La propuesta es que el INFONAVIT (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores) pueda: 1) construir vivienda social directamente y 2) brindar acceso a vivienda en renta. La vivienda que construya el INFONAVIT podrá ser adquirida por los trabajadores en un esquema de renta o en propiedad. Algo muy importante, la renta que se le cobre al trabajador no podrá exceder el 30% de su salario. Los trabajadores que lleven un año cotizando podrán acceder al esquema de renta en propiedad y podrán obtener el derecho a adquirir la vivienda si mantienen el pago de su renta por diez años. Además, se dará acceso preferente a los trabajadores con mayor antigüedad en la cotización y que no cuenten con una vivienda propia.

Vamos a suponer que un trabajador tiene un salario de $10,000 pesos y se decide por el esquema de arrendamiento con el INFONAVIT, bueno, la mensualidad correspondiente no podrá exceder los $3,000 pesos. Al término de diez años, las rentas que pagaron durante ese tiempo se le reconocerán como parte del pago para que el trabajador pueda adquirir la vivienda.

Vale la pena estudiar y difundir esta propuesta de reforma porque beneficiará a los jóvenes y a los trabajadores.

Bitácora Verde

El pasado lunes 12 de febrero, la Familia Verde entregó a la Dra. Claudia Sheinbaum la constancia como candidata única a la Presidencia de la República por el Partido Verde. Los verdes unidos y comprometidos le reiteramos a nuestra candidata única nuestro compromiso de acompañarla, respaldarla y apoyarla hasta el día de la elección. Vamos a recorrer el país para entender las necesidades de las familias mexicanas.

Del paquete de reformas que el Presidente de la República envío a la Cámara de Diputados, la atención se ha puesto en temas como la reforma electoral, la reforma al poder judicial, el sistema de pensiones y la desaparición de órganos autónomos. Sin embargo, hay una reforma muy sensible que, de aprobarse, tendrá un profundo impacto en la vida de las y los jóvenes y las familias: la reforma constitucional que busca crear un sistema de vivienda para todas las personas trabajadoras.

Recuerdo que una de las principales preocupaciones de las abuelitas y las mamás era y es que sus hijos puedan tener techo y sustento. Sin embargo, por las condiciones actuales y el encarecimiento de la vivienda, se ha vuelto díficil comprar o rentar una vivienda para los trabajadores debido a que sus ingresos en ocasiones no les alcanzan. De acuerdo con el INEGI, en el país hacen falta 8.2 millones de viviendas. Por otra parte, hay 6 millones de vivienda que son una segunda o una tercera propiedad para algunas personas, lo cual no es necesariamente malo. Hay familias o personas, entonces, que no tienen una propiedad y hay otras familias que tienen hasta dos o tres propiedades. De lo que se trata es de crear las oportunidades para que más personas puedan ejercer su derecho a una vivienda.

La propuesta es que el INFONAVIT (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores) pueda: 1) construir vivienda social directamente y 2) brindar acceso a vivienda en renta. La vivienda que construya el INFONAVIT podrá ser adquirida por los trabajadores en un esquema de renta o en propiedad. Algo muy importante, la renta que se le cobre al trabajador no podrá exceder el 30% de su salario. Los trabajadores que lleven un año cotizando podrán acceder al esquema de renta en propiedad y podrán obtener el derecho a adquirir la vivienda si mantienen el pago de su renta por diez años. Además, se dará acceso preferente a los trabajadores con mayor antigüedad en la cotización y que no cuenten con una vivienda propia.

Vamos a suponer que un trabajador tiene un salario de $10,000 pesos y se decide por el esquema de arrendamiento con el INFONAVIT, bueno, la mensualidad correspondiente no podrá exceder los $3,000 pesos. Al término de diez años, las rentas que pagaron durante ese tiempo se le reconocerán como parte del pago para que el trabajador pueda adquirir la vivienda.

Vale la pena estudiar y difundir esta propuesta de reforma porque beneficiará a los jóvenes y a los trabajadores.

Bitácora Verde

El pasado lunes 12 de febrero, la Familia Verde entregó a la Dra. Claudia Sheinbaum la constancia como candidata única a la Presidencia de la República por el Partido Verde. Los verdes unidos y comprometidos le reiteramos a nuestra candidata única nuestro compromiso de acompañarla, respaldarla y apoyarla hasta el día de la elección. Vamos a recorrer el país para entender las necesidades de las familias mexicanas.

ÚLTIMASCOLUMNAS