/ miércoles 11 de diciembre de 2019

Disciplina ante las tarjetas

La tarjeta de crédito es un instrumento muy valioso en tu economía familiar. El saber utilizar adecuadamente este tipo de tarjetas permite atender alguna necesidad o emergencia, pero cuidado el uso debe ser moderado y disciplinado para obtener el mayor de los beneficios. El exceso y mal manejo lleva a problemas de estrés y consecuencias negativas en el historial crediticio de las personas.

Ahora bien, si vas a contratar una tarjeta de crédito, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, recomienda que verifiques las comisiones que cobran y sobre todo, conocer la tasa de interés y el CAT para sacar jugo a éste instrumento financiero.

Por ejemplo, hay que saber que comisión por anualidad cobran, es decir, distinguir que bancos la cobran más barata o de plano no tienen esta modalidad para sus clientes. En cuanto a reposición del plástico por robo o extravío buscar que institución evita el cobro de ésta comisión.

También hay que conocer el cobro en los casos de las aclaraciones improcedentes de la cuenta de igual forma los gastos de cobranza, cuando existe atraso en el pago del crédito. Las instituciones que cobran el porcentaje más alto por disposición del crédito en efectivo en cajero propio. El Costo Anual Total Promedio, entre otros elementos que la Condusef pone a disposición de los usuarios en su sitio web.

De igual forma se recomienda lo siguiente: Antes de contratar una tarjeta de crédito compara diferentes opciones en el mercado financiero. Hay que recordar que si contamos con mayor información, es posible tomar la mejor decisión.

Otro elemento importante es: utilizar tu tarjeta de manera moderada y en función de tus ganancias ya que no se trata de una extensión de tus ingresos. El tener disciplina permite obtener más y mejores beneficios de las tarjetas. Recordar siempre que si no voy a pagar totalmente el consumo adquirido, tenemos que atender los intereses y puede resultar muy caro.

Ten presente la fecha de corte y la fecha de pago. Evita pagar sólo el mínimo, lo ideal es pagar tu deuda completa o al menos el doble del mínimo. Ten cuidado con los meses sin intereses, recuerda que muchos pagos pequeños se vuelven un pago grande. Usa preferentemente tu tarjeta para adquirir bienes duraderos, no para pagar la despensa o como dinero adicional.

Trata de no usar tu plástico para sacar efectivo de los cajeros automáticos, debido a que es un financiamiento caro por la comisión e interés que cobran. Recuerda siempre revisar tu estado de cuenta y conservar tus comprobantes. Puedes cancelar tu tarjeta de crédito cuando así lo desees, siempre y cuando liquides todo tu adeudo. Reiteramos, su buen uso trae beneficios.

La tarjeta de crédito es un instrumento muy valioso en tu economía familiar. El saber utilizar adecuadamente este tipo de tarjetas permite atender alguna necesidad o emergencia, pero cuidado el uso debe ser moderado y disciplinado para obtener el mayor de los beneficios. El exceso y mal manejo lleva a problemas de estrés y consecuencias negativas en el historial crediticio de las personas.

Ahora bien, si vas a contratar una tarjeta de crédito, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, recomienda que verifiques las comisiones que cobran y sobre todo, conocer la tasa de interés y el CAT para sacar jugo a éste instrumento financiero.

Por ejemplo, hay que saber que comisión por anualidad cobran, es decir, distinguir que bancos la cobran más barata o de plano no tienen esta modalidad para sus clientes. En cuanto a reposición del plástico por robo o extravío buscar que institución evita el cobro de ésta comisión.

También hay que conocer el cobro en los casos de las aclaraciones improcedentes de la cuenta de igual forma los gastos de cobranza, cuando existe atraso en el pago del crédito. Las instituciones que cobran el porcentaje más alto por disposición del crédito en efectivo en cajero propio. El Costo Anual Total Promedio, entre otros elementos que la Condusef pone a disposición de los usuarios en su sitio web.

De igual forma se recomienda lo siguiente: Antes de contratar una tarjeta de crédito compara diferentes opciones en el mercado financiero. Hay que recordar que si contamos con mayor información, es posible tomar la mejor decisión.

Otro elemento importante es: utilizar tu tarjeta de manera moderada y en función de tus ganancias ya que no se trata de una extensión de tus ingresos. El tener disciplina permite obtener más y mejores beneficios de las tarjetas. Recordar siempre que si no voy a pagar totalmente el consumo adquirido, tenemos que atender los intereses y puede resultar muy caro.

Ten presente la fecha de corte y la fecha de pago. Evita pagar sólo el mínimo, lo ideal es pagar tu deuda completa o al menos el doble del mínimo. Ten cuidado con los meses sin intereses, recuerda que muchos pagos pequeños se vuelven un pago grande. Usa preferentemente tu tarjeta para adquirir bienes duraderos, no para pagar la despensa o como dinero adicional.

Trata de no usar tu plástico para sacar efectivo de los cajeros automáticos, debido a que es un financiamiento caro por la comisión e interés que cobran. Recuerda siempre revisar tu estado de cuenta y conservar tus comprobantes. Puedes cancelar tu tarjeta de crédito cuando así lo desees, siempre y cuando liquides todo tu adeudo. Reiteramos, su buen uso trae beneficios.

jueves 09 de julio de 2020

El SAR a 23 Años…

lunes 06 de julio de 2020

Banco Famsa: la quiebra

jueves 25 de junio de 2020

Felguérez

miércoles 17 de junio de 2020

Minusvalías… ¿Tormenta pasajera?

martes 09 de junio de 2020

La desconfiaza: tu mejor aliado

martes 02 de junio de 2020

A distancia trámites de usuarios

miércoles 06 de mayo de 2020

Aumentan retiros por desempleo

lunes 27 de abril de 2020

A 21 Años…

Cargar Más