/ viernes 26 de abril de 2019

Gasto hormiga digital

La descarga de aplicaciones a través del internet o inscripciones a plataformas representa en la actualidad, una serie de gastos que de no considerarlos, pueden afectar nuestras finanzas ya sea a nivel personal o familiar. Se consideran las nuevas fugas de dinero como un problema que de no planearlo tiene sus repercusiones.

Si consideramos que el acceso al mundo del entretenimiento se encuentra solamente a un clic de distancia, las aplicaciones de streaming (descarga continua) como Netflix y Spotify han venido a destronar los canales de audiencia tradicionales (entiéndase la radio, televisión, cine, etcétera) y año con año han mostrado un aumento en cuanto a su base de usuarios, al punto de ser consideradas como la moda en gastos de dinero para los mexicanos.

Por esta razón, antes de suscribirnos a cualquier servicio, debemos tomar conciencia y reflexionar si en verdad es necesario seguir pagando todas las membresías que tengamos. De acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), el pago de suscripciones

mensuales a plataformas como Netflix y Spotify ocupa el segundo lugar en cuanto a principales bienes y servicios adquiridos por Internet con un 25.5 por ciento.

Además de los dos servicios antes señalados en el celular puedes encontrar al menos otros dos tipos de aplicaciones que usas con frecuencia: Las que proporcionan transporte privado como: Uber, Cabify, Taxify, etcétera. Aquellas otras que brindan el servicio de comida a domicilio, ya sea: Rappi, Uber Eats, Sin Delantal o cualquier otra.

De acuerdo a un análisis de la revista “Proteja su Dinero” que edita la Condusef, El CIU también precisa que las suscripciones a plataformas de video bajo demanda alcanzó 7.4 millones de usuarios en 2017 mientras que en 2012 apenas superaba una cifra de 600 mil usuarios. Lo que representa un aumento de 1 mil 133%. Según el sondeo publicado por la comparadora financiera Coru, el 45% de los mexicanos tiene contratado al menos un servicio de streaming (ya sea para ver películas, escuchar música u otro tipo de entretenimiento.

En cuanto al tema del esparcimiento, no podemos dejar de lado las suscripciones a los servicios de videojuegos en línea, un sector que ha mostrado un crecimiento importante en los últimos años y que también generan gastos a nuestros bolsillos. Otro estudio del CIU menciona que el número de video jugadores en el país alcanzó, al primer trimestre de 2017, 59.1 millones de personas en cualquier dispositivo. Esta cifra representa un aumento del 12.3% con relación al año anterior.

Debido a que varias de estas aplicaciones representan una forma de entretenimiento para muchas personas, tal vez no sea sencillo cortar de raíz los gastos que representan, pero existen acciones que se pueden implementar para reducir los costos. Empieza por hacer un presupuesto. Si consideras que estas aplicaciones son parte esencial de tu vida, inclúyelas dentro de tus gastos fijos, de esta manera serás consciente de lo que tendrás que

invertir en ellas. Haz una limpieza de las aplicaciones que ya no utilices o tengan la misma función.

Vale la pena considerar un plan familiar, ya que el costo individual es más elevado que la suscripción mensual básica pero al compartirlo con varios integrantes de la familia, puedes dividir el total. Con esto podrías ahorrarte más de lo que piensas. Para el uso de videojuegos te recomendamos esperar a que estos bajen de precio. Valora si es necesaria tu suscripción para jugar en línea, puedes esperar las promociones en ciertas temporadas o épocas del año.

En cuanto al uso de las apps de transporte privado, dejarlos como última opción, haz uso de ellas solamente en caso de emergencia. Si el trayecto te lo permite, camina a tu destino o utiliza el transporte público. Con lo anterior, se puede hacer conciencia del ambiente y de tu salud.

La descarga de aplicaciones a través del internet o inscripciones a plataformas representa en la actualidad, una serie de gastos que de no considerarlos, pueden afectar nuestras finanzas ya sea a nivel personal o familiar. Se consideran las nuevas fugas de dinero como un problema que de no planearlo tiene sus repercusiones.

Si consideramos que el acceso al mundo del entretenimiento se encuentra solamente a un clic de distancia, las aplicaciones de streaming (descarga continua) como Netflix y Spotify han venido a destronar los canales de audiencia tradicionales (entiéndase la radio, televisión, cine, etcétera) y año con año han mostrado un aumento en cuanto a su base de usuarios, al punto de ser consideradas como la moda en gastos de dinero para los mexicanos.

Por esta razón, antes de suscribirnos a cualquier servicio, debemos tomar conciencia y reflexionar si en verdad es necesario seguir pagando todas las membresías que tengamos. De acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), el pago de suscripciones

mensuales a plataformas como Netflix y Spotify ocupa el segundo lugar en cuanto a principales bienes y servicios adquiridos por Internet con un 25.5 por ciento.

Además de los dos servicios antes señalados en el celular puedes encontrar al menos otros dos tipos de aplicaciones que usas con frecuencia: Las que proporcionan transporte privado como: Uber, Cabify, Taxify, etcétera. Aquellas otras que brindan el servicio de comida a domicilio, ya sea: Rappi, Uber Eats, Sin Delantal o cualquier otra.

De acuerdo a un análisis de la revista “Proteja su Dinero” que edita la Condusef, El CIU también precisa que las suscripciones a plataformas de video bajo demanda alcanzó 7.4 millones de usuarios en 2017 mientras que en 2012 apenas superaba una cifra de 600 mil usuarios. Lo que representa un aumento de 1 mil 133%. Según el sondeo publicado por la comparadora financiera Coru, el 45% de los mexicanos tiene contratado al menos un servicio de streaming (ya sea para ver películas, escuchar música u otro tipo de entretenimiento.

En cuanto al tema del esparcimiento, no podemos dejar de lado las suscripciones a los servicios de videojuegos en línea, un sector que ha mostrado un crecimiento importante en los últimos años y que también generan gastos a nuestros bolsillos. Otro estudio del CIU menciona que el número de video jugadores en el país alcanzó, al primer trimestre de 2017, 59.1 millones de personas en cualquier dispositivo. Esta cifra representa un aumento del 12.3% con relación al año anterior.

Debido a que varias de estas aplicaciones representan una forma de entretenimiento para muchas personas, tal vez no sea sencillo cortar de raíz los gastos que representan, pero existen acciones que se pueden implementar para reducir los costos. Empieza por hacer un presupuesto. Si consideras que estas aplicaciones son parte esencial de tu vida, inclúyelas dentro de tus gastos fijos, de esta manera serás consciente de lo que tendrás que

invertir en ellas. Haz una limpieza de las aplicaciones que ya no utilices o tengan la misma función.

Vale la pena considerar un plan familiar, ya que el costo individual es más elevado que la suscripción mensual básica pero al compartirlo con varios integrantes de la familia, puedes dividir el total. Con esto podrías ahorrarte más de lo que piensas. Para el uso de videojuegos te recomendamos esperar a que estos bajen de precio. Valora si es necesaria tu suscripción para jugar en línea, puedes esperar las promociones en ciertas temporadas o épocas del año.

En cuanto al uso de las apps de transporte privado, dejarlos como última opción, haz uso de ellas solamente en caso de emergencia. Si el trayecto te lo permite, camina a tu destino o utiliza el transporte público. Con lo anterior, se puede hacer conciencia del ambiente y de tu salud.

miércoles 11 de diciembre de 2019

Disciplina ante las tarjetas

miércoles 27 de noviembre de 2019

El CoDi

lunes 25 de noviembre de 2019

Fondos generacionales

lunes 11 de noviembre de 2019

¿Sirve el Buen Fin?

martes 05 de noviembre de 2019

Mitos del ahorro

lunes 28 de octubre de 2019

No pierdas tu dinero…

lunes 21 de octubre de 2019

Gran aumento de operaciones con tarjetas

lunes 14 de octubre de 2019

Zacatecas y la educación financiera

Cargar Más