/ viernes 16 de agosto de 2019

Por fin se Registra Plusvalía…

Durante el tercer trimestre del año anterior, las administradoras de fondos para el retiro (Afores) registraron minusvalías por 131 mil 649 millones de pesos derivado de la volatilidad que se generó en los mercados financieros por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco. La buena noticia es que en el mes de junio del presente año las Afore registraron máximos históricos en plusvalías.

Ahora bien, en el primer semestre 2019 las plusvalías del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) fueron por el orden de los 280,926 millones de pesos, los cuales se han reflejado en atractivos rendimientos en beneficio de los trabajadores. Esta cifra es la más alta que se ha observado para cualquier primer semestre en los últimos 11 años. Con ello, la angustia de un gran número de trabajadores queda minimizada, ya que su dinero va a la alza.

Cabe destacar, que estas plusvalías se obtuvieron a pesar de la volatilidad que caracterizó a los mercados financieros nacionales e internacionales durante el primer semestre, tales como la revisión de las calificaciones de la deuda de PEMEX y la modificación de estable a negativa de la calificación de la deuda soberana del país por parte de algunas agencias calificadoras.

Otros factores que definitivamente influyeron en la incertidumbre de dichos mercados, fue la intensificación de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la amenaza de la imposición de aranceles por parte de los Estados Unidos a las importaciones provenientes de México y fenómenos geopolíticos en el ámbito internacional, así como del mal desempeño de los índices accionarios de la Bolsa Mexicana de Valores en mayo y de la declaración de quiebra de Oro Negro en junio.


Las plusvalías obtenidas a lo largo del primer semestre del año se explican fundamentalmente por la mayor percepción de aversión al riesgo por parte de los inversionistas y por el diferencial entre las tasas de interés en México y las tasas de interés de otros activos en las principales economías avanzadas del mundo, señala en este caso, la Consar.

Además, la incertidumbre económico-financiera ha propiciado que los inversionistas institucionales, incluídas las administradoras de fondos globales, se refugien en activos de bajo riesgo con los mejores rendimientos, entre ellos los de algunas economías emergentes como la mexicana.

En particular, las administradoras de fondos para el retiro, en congruencia con su responsabilidad fiduciaria para con los trabajadores, han aprovechado los altos rendimientos que han venido ofreciendo los valores gubernamentales nacionales a distintos plazos, para generar la ganancia que en términos generales se busca para apoyo de los trabajadores que se encuentran bajo este sistema.

Durante el tercer trimestre del año anterior, las administradoras de fondos para el retiro (Afores) registraron minusvalías por 131 mil 649 millones de pesos derivado de la volatilidad que se generó en los mercados financieros por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco. La buena noticia es que en el mes de junio del presente año las Afore registraron máximos históricos en plusvalías.

Ahora bien, en el primer semestre 2019 las plusvalías del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) fueron por el orden de los 280,926 millones de pesos, los cuales se han reflejado en atractivos rendimientos en beneficio de los trabajadores. Esta cifra es la más alta que se ha observado para cualquier primer semestre en los últimos 11 años. Con ello, la angustia de un gran número de trabajadores queda minimizada, ya que su dinero va a la alza.

Cabe destacar, que estas plusvalías se obtuvieron a pesar de la volatilidad que caracterizó a los mercados financieros nacionales e internacionales durante el primer semestre, tales como la revisión de las calificaciones de la deuda de PEMEX y la modificación de estable a negativa de la calificación de la deuda soberana del país por parte de algunas agencias calificadoras.

Otros factores que definitivamente influyeron en la incertidumbre de dichos mercados, fue la intensificación de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la amenaza de la imposición de aranceles por parte de los Estados Unidos a las importaciones provenientes de México y fenómenos geopolíticos en el ámbito internacional, así como del mal desempeño de los índices accionarios de la Bolsa Mexicana de Valores en mayo y de la declaración de quiebra de Oro Negro en junio.


Las plusvalías obtenidas a lo largo del primer semestre del año se explican fundamentalmente por la mayor percepción de aversión al riesgo por parte de los inversionistas y por el diferencial entre las tasas de interés en México y las tasas de interés de otros activos en las principales economías avanzadas del mundo, señala en este caso, la Consar.

Además, la incertidumbre económico-financiera ha propiciado que los inversionistas institucionales, incluídas las administradoras de fondos globales, se refugien en activos de bajo riesgo con los mejores rendimientos, entre ellos los de algunas economías emergentes como la mexicana.

En particular, las administradoras de fondos para el retiro, en congruencia con su responsabilidad fiduciaria para con los trabajadores, han aprovechado los altos rendimientos que han venido ofreciendo los valores gubernamentales nacionales a distintos plazos, para generar la ganancia que en términos generales se busca para apoyo de los trabajadores que se encuentran bajo este sistema.

miércoles 26 de febrero de 2020

Buscan maximizar monto de pensiones

jueves 20 de febrero de 2020

Entidades ficticias

miércoles 12 de febrero de 2020

Cuida tus datos...

miércoles 29 de enero de 2020

Riesgos de perder dinero…

martes 21 de enero de 2020

No se detiene el comercio electrónico

lunes 06 de enero de 2020

Propósitos financieros 2020

martes 31 de diciembre de 2019

Ya viene la cuesta de enero…

viernes 27 de diciembre de 2019

¿Cómo terminamos el 2019?

lunes 16 de diciembre de 2019

Diciembre... mes de gastos

Cargar Más