/ sábado 15 de septiembre de 2018

Servir a Zacatecas

El día de hoy concluye la Administración de la Lic. Judit Guerrero López, Administración de la que fui parte y de la cual quiero compartir algunos detalles. Judit Guerrero trazó líneas muy claras en lo que a mi trabajo respecta, un Gobierno honesto, un Gobierno austero pero sobre todo un Gobierno que dejara huella.

Puedo decir que conocí a una mujer comprometida totalmente con el quehacer de ser Presidenta, una mujer decidida, una mujer convencida de enderezar un barco que estaba por hundirse, pero sobre todo a una política leal, leal en un terreno en el que las traiciones y las puñaladas por la espalda están a la orden del día. Judit Guerrero tomo tres decisiones que marcaran su paso por la Alcaldía de la ciudad más importante del Estado de Zacatecas. La primera de ellas fue poner orden, la segunda de ellas fue intervenir el Centro Histórico de Zacatecas (Patrimonio Mundial de la Humanidad), la tercera fue tratar de dar salida a una petición recurrente de la ciudadanía, mejores servicios públicos.

Puso orden al quitar más de 400 licencias de alcohol a una de las cerveceras más grandes del mundo, puso orden al establecer horarios de los bares en el Centro Histórico y sentarse a dialogar con los dueños de estos negocios y compartir responsabilidades en cuanto a basura, horarios de cierre y venta de bebidas de dudosa procedencia. Pero principalmente puso orden en las Finanzas, recibió deuda de tres administraciones anteriores y decidió acabar con el despilfarro, se olvidó de las dos o en ocasiones tres Suburban que acompañaban al Presidente Municipal, se olvidó de los guardaespaldas o el equipo de avanzada. Ella utilizó su vehículo particular en este período de 18 meses al frente de la Administración Municipal. Se eliminaron los celulares, caja chica, tarjeta de gasolina y automóvil que anteriores personajes de primer nivel gozaron con toda frivolidad.

La obra del Centro Histórico tuvo muchos sin sabores, una oleada de reclamos por personajes que siempre están ahí criticando si algo se hace, pero también criticando que algo no se hace. Una obra necesaria que ahorrara una gran cantidad de agua a la ciudad, una obra que busco en todo momento privilegiar el disfrute y gozo de nuestro Patrimonio Mundial. Judit Guerrero tuvo que soportar el golpeteo político, tuvo que salir a flote con la ayuda de nadie y tuvo que caminar una y otra vez esas calles para darse cuenta que era mejor cambiar tuberías, ampliar banquetas, reordenar tomas clandestinas, colocar infraestructura que aceptar el proyecto anterior que solo contemplaba la aplicación de pintura en una calle aledaña del primer cuadro de la ciudad. Asumió un costo político sin echar culpas.

Los servicios deben ser una prioridad para la Administración Pública Municipal, para el tema de la recolección de basura se compraron varias unidades, desde camionetas, motos y camiones para poder atender la demanda de recolección. En el tema del Alumbrado Público se pensó en un proyecto de Eficiencia energética, un proyecto que la Secretaría de Energía avaló que garantizaría un ahorro superior al 40% del consumo actual de energía. Un proyecto de modernización a tecnología LED que se pagaría con el mismo recurso que se destina al día de hoy para solamente pagar el recibo de luz a la Comisión Federal de Electricidad. Un proyecto que fue registrado como el primer proyecto de Asociación Público Privado en el Estado de Zacatecas. Un proyecto que no pudo concretarse por la decisión de un funcionario de primer nivel del Gobierno del Estado que no quiso dar contestación a un oficio del Municipio de Zacatecas. Un servicio público municipal que seguirá siendo deficiente por la omisión de un funcionario Diferente.

Mi reconocimiento a Judit Guerrero como una política ejemplar que no se dobló a pesar de la adversidad, una política ejemplar que asumió sus decisiones y liderazgo y no repartió culpas cuando pudo hacerlo, una mujer trabajadora que se empeño en servir a Zacatecas y no servirse de Zacatecas. Una mujer que me dio la oportunidad de conocer lo que implica ser un servidor público. Gracias Judit. No olviden enviar sus comentarios al correo electrónico joshua@has-it.com.mx o seguirme a través de Twitter como @JoshJasso.

Nos vemos la próxima semana.


El día de hoy concluye la Administración de la Lic. Judit Guerrero López, Administración de la que fui parte y de la cual quiero compartir algunos detalles. Judit Guerrero trazó líneas muy claras en lo que a mi trabajo respecta, un Gobierno honesto, un Gobierno austero pero sobre todo un Gobierno que dejara huella.

Puedo decir que conocí a una mujer comprometida totalmente con el quehacer de ser Presidenta, una mujer decidida, una mujer convencida de enderezar un barco que estaba por hundirse, pero sobre todo a una política leal, leal en un terreno en el que las traiciones y las puñaladas por la espalda están a la orden del día. Judit Guerrero tomo tres decisiones que marcaran su paso por la Alcaldía de la ciudad más importante del Estado de Zacatecas. La primera de ellas fue poner orden, la segunda de ellas fue intervenir el Centro Histórico de Zacatecas (Patrimonio Mundial de la Humanidad), la tercera fue tratar de dar salida a una petición recurrente de la ciudadanía, mejores servicios públicos.

Puso orden al quitar más de 400 licencias de alcohol a una de las cerveceras más grandes del mundo, puso orden al establecer horarios de los bares en el Centro Histórico y sentarse a dialogar con los dueños de estos negocios y compartir responsabilidades en cuanto a basura, horarios de cierre y venta de bebidas de dudosa procedencia. Pero principalmente puso orden en las Finanzas, recibió deuda de tres administraciones anteriores y decidió acabar con el despilfarro, se olvidó de las dos o en ocasiones tres Suburban que acompañaban al Presidente Municipal, se olvidó de los guardaespaldas o el equipo de avanzada. Ella utilizó su vehículo particular en este período de 18 meses al frente de la Administración Municipal. Se eliminaron los celulares, caja chica, tarjeta de gasolina y automóvil que anteriores personajes de primer nivel gozaron con toda frivolidad.

La obra del Centro Histórico tuvo muchos sin sabores, una oleada de reclamos por personajes que siempre están ahí criticando si algo se hace, pero también criticando que algo no se hace. Una obra necesaria que ahorrara una gran cantidad de agua a la ciudad, una obra que busco en todo momento privilegiar el disfrute y gozo de nuestro Patrimonio Mundial. Judit Guerrero tuvo que soportar el golpeteo político, tuvo que salir a flote con la ayuda de nadie y tuvo que caminar una y otra vez esas calles para darse cuenta que era mejor cambiar tuberías, ampliar banquetas, reordenar tomas clandestinas, colocar infraestructura que aceptar el proyecto anterior que solo contemplaba la aplicación de pintura en una calle aledaña del primer cuadro de la ciudad. Asumió un costo político sin echar culpas.

Los servicios deben ser una prioridad para la Administración Pública Municipal, para el tema de la recolección de basura se compraron varias unidades, desde camionetas, motos y camiones para poder atender la demanda de recolección. En el tema del Alumbrado Público se pensó en un proyecto de Eficiencia energética, un proyecto que la Secretaría de Energía avaló que garantizaría un ahorro superior al 40% del consumo actual de energía. Un proyecto de modernización a tecnología LED que se pagaría con el mismo recurso que se destina al día de hoy para solamente pagar el recibo de luz a la Comisión Federal de Electricidad. Un proyecto que fue registrado como el primer proyecto de Asociación Público Privado en el Estado de Zacatecas. Un proyecto que no pudo concretarse por la decisión de un funcionario de primer nivel del Gobierno del Estado que no quiso dar contestación a un oficio del Municipio de Zacatecas. Un servicio público municipal que seguirá siendo deficiente por la omisión de un funcionario Diferente.

Mi reconocimiento a Judit Guerrero como una política ejemplar que no se dobló a pesar de la adversidad, una política ejemplar que asumió sus decisiones y liderazgo y no repartió culpas cuando pudo hacerlo, una mujer trabajadora que se empeño en servir a Zacatecas y no servirse de Zacatecas. Una mujer que me dio la oportunidad de conocer lo que implica ser un servidor público. Gracias Judit. No olviden enviar sus comentarios al correo electrónico joshua@has-it.com.mx o seguirme a través de Twitter como @JoshJasso.

Nos vemos la próxima semana.


sábado 10 de noviembre de 2018

Conciencia

sábado 03 de noviembre de 2018

Ineficiente

sábado 13 de octubre de 2018

NAICM

sábado 06 de octubre de 2018

Transformación de cuarta

sábado 15 de septiembre de 2018

Servir a Zacatecas

sábado 18 de agosto de 2018

Capitalismo, ecologismo o razón

sábado 11 de agosto de 2018

Cielos oscuros

sábado 28 de julio de 2018

30 días

sábado 21 de julio de 2018

Ciudadano distinguido

Cargar Más