/ domingo 2 de enero de 2022

Escenarios 2022

Que sea un buen año

Comienza un nuevo año. Y no podemos hacerlo sin ser propositivos en este espacio de análisis y opinión. Escenarios 2022 seguirá como todos los domingos, con la entrega colectiva de nuestros reporteros y reporteras, reflexionando sobre el acontecer diario. Como ya lo saben, es una columna política en donde se abordan los temas que acapararon los reflectores durante la semana y, otros que surgen en el momento o que son tendencia.

Dicho lo anterior, ojalá y que el 2022, ya dé luz a la nueva gobernanza para replantear bien hacia dónde quiere llevar a Zacatecas, porque, desde que arribó, (los últimos tres meses y 19 días del 2021), transitó bajo muchos claroscuros. Nadie duda, que David Monreal Ávila quiera lo mejor para el Estado, pero, hasta ahora, le ha quedado a deber. Son más los problemas que los aciertos que lo han ubicado en el último lugar nacional como gobernante en este arranque de gobierno.

Aún con todo y pese a todo, el gobernador Monreal tiene el tiempo suficiente para comenzar un 2022 con mejor perspectiva, pero es claro, que, si no se deja ayudar, le costará trabajo encausar el barco a mejores puertos. La carta de navegación, hasta ahora, sólo él (David) la conoce.

Que haya información

Sin duda, uno de los anhelos para este 2022, no es sólo que le vaya bien a la nueva gobernanza, que, dicho sea de paso, sólo los que están adentro en el gobierno lo entienden. Ojalá y en este naciente año, el gobernador David Monreal Ávila, ya les autorice a sus funcionarios salir a informar lo que han hecho o, por lo menos, lo que pretenden hacer en el año, porque poco o nada se sabe.

La orden de no salir a informar, simplemente, choca con uno de los derechos humanos que están consagrados en nuestra Carta Magna: el derecho a informar. Para ello, la nueva gobernanza debe tener claro su política de información para hacer llegar el mensaje con claridad. En este tema, hay tiempo para replantear muy bien el objetivo.

En el discurso oficial, el 2022, lo pinta un año complicado, pero que, con la unidad de todos se puede ir avanzando, se puede comenzar a dar los primeros resultados. Dicho en otras palabras, la nueva gobernanza pudiera comenzar a cumplir lo que ofreció en aquella lejana campaña de abril y mayo de 2021. Que informen pues con veracidad, es otro de los anhelos que esperemos se cumplan.

En medio de la tormenta perfecta

El ayer llegó para dejar atrás los Escenarios 2021 e iniciar los del 22 confiados en que se cumplan los compromisos y que los sueños se hagan realidad. Ya no más palabras ni discursos de campaña, ahora la gente, los zacatecanos quieren y exigen hechos, que la realidad se haga transformación, que los cambios que la Nueva Gobernanza impulsa, logren el bienestar, la seguridad pública, el derecho a la salud, el derecho al trabajo y que sean escenarios de convivencia y armonía, ya no más confrontación, ni odios o encono que a diario se suceden como revanchas y venganzas que buscan aniquilar a los contrarios, a los adversarios.

Ojalá sea verdad que David Monreal despejará los escenarios de corrupción, impunidad y de violencia. La gente no quiere esperar más y, si como afirma el gobernador," en 2021 el pueblo zacatecano decidió por el camino de la transformación", el efecto y resultado inmediato ha de ser, cumplir el compromiso. No hay de otra, ya no caben las dilaciones ni el desesperante gradualismo, y para alcanzar esa hazaña de la paz y tranquilidad, de la estabilidad financiera, la superación de la pandemia y consolidación de la nueva clase política caracterizada por la honestidad, austeridad, transparencia y eficiencia, no será labor de un solo hombre, aún encaramado en el poder absoluto, tiene que construir en corresponsabilidad con los Poderes Legislativo y Judicial, con los Presidentes Municipales de toda la pluralidad, pero sobre todo, con la sociedad, atender sus voces y liderazgos, del sector agropecuario, los industriales mineros, los migrantes heroicos, de los científicos y académicos.

En la batalla por recuperar el crecimiento económico y el bienestar sociocultural, la gran convergencia de las coincidencias y diferencias tiene que orientarse justamente sobre la realidad y con los datos, cifras y tragedias de quienes cotidianamente viven y sienten el retroceso que lesiona y daña a todos, a los más pobres, a las clases medias, a todos los gobernados. Hemos escuchado las voces, expresiones y opiniones de los líderes empresariales, que deben ser reconocidos y llamados a la integración de los esfuerzos para superar las crisis que agobian al estado. Y, cuánta razón asiste al doctor Antonio Sánchez González, el dirigente de la Coparmex Zacatecas, al señalar que la inseguridad, inflación, la pandemia e incertidumbre, hacen la tormenta perfecta para un arranque del 2022 que será complicado; la industria no se ha recuperado de la crisis, opina Sara Abigail Hernández, presidenta de la Canacintra; la inflación afectará directamente a la industria restaurantera y turística, dice Carlos de la Torre de la Canirac. Es retador el 2022, advierte Raúl Muñoz del Cojo, del sector hotelero. Todos coincidentes en el respaldo al nuevo gobierno estatal, que ya no debe experimentar y sí convocar a todas las fuerzas políticas y sociales, a los actores económicos para luchar juntos.

Que sea un buen año

Comienza un nuevo año. Y no podemos hacerlo sin ser propositivos en este espacio de análisis y opinión. Escenarios 2022 seguirá como todos los domingos, con la entrega colectiva de nuestros reporteros y reporteras, reflexionando sobre el acontecer diario. Como ya lo saben, es una columna política en donde se abordan los temas que acapararon los reflectores durante la semana y, otros que surgen en el momento o que son tendencia.

Dicho lo anterior, ojalá y que el 2022, ya dé luz a la nueva gobernanza para replantear bien hacia dónde quiere llevar a Zacatecas, porque, desde que arribó, (los últimos tres meses y 19 días del 2021), transitó bajo muchos claroscuros. Nadie duda, que David Monreal Ávila quiera lo mejor para el Estado, pero, hasta ahora, le ha quedado a deber. Son más los problemas que los aciertos que lo han ubicado en el último lugar nacional como gobernante en este arranque de gobierno.

Aún con todo y pese a todo, el gobernador Monreal tiene el tiempo suficiente para comenzar un 2022 con mejor perspectiva, pero es claro, que, si no se deja ayudar, le costará trabajo encausar el barco a mejores puertos. La carta de navegación, hasta ahora, sólo él (David) la conoce.

Que haya información

Sin duda, uno de los anhelos para este 2022, no es sólo que le vaya bien a la nueva gobernanza, que, dicho sea de paso, sólo los que están adentro en el gobierno lo entienden. Ojalá y en este naciente año, el gobernador David Monreal Ávila, ya les autorice a sus funcionarios salir a informar lo que han hecho o, por lo menos, lo que pretenden hacer en el año, porque poco o nada se sabe.

La orden de no salir a informar, simplemente, choca con uno de los derechos humanos que están consagrados en nuestra Carta Magna: el derecho a informar. Para ello, la nueva gobernanza debe tener claro su política de información para hacer llegar el mensaje con claridad. En este tema, hay tiempo para replantear muy bien el objetivo.

En el discurso oficial, el 2022, lo pinta un año complicado, pero que, con la unidad de todos se puede ir avanzando, se puede comenzar a dar los primeros resultados. Dicho en otras palabras, la nueva gobernanza pudiera comenzar a cumplir lo que ofreció en aquella lejana campaña de abril y mayo de 2021. Que informen pues con veracidad, es otro de los anhelos que esperemos se cumplan.

En medio de la tormenta perfecta

El ayer llegó para dejar atrás los Escenarios 2021 e iniciar los del 22 confiados en que se cumplan los compromisos y que los sueños se hagan realidad. Ya no más palabras ni discursos de campaña, ahora la gente, los zacatecanos quieren y exigen hechos, que la realidad se haga transformación, que los cambios que la Nueva Gobernanza impulsa, logren el bienestar, la seguridad pública, el derecho a la salud, el derecho al trabajo y que sean escenarios de convivencia y armonía, ya no más confrontación, ni odios o encono que a diario se suceden como revanchas y venganzas que buscan aniquilar a los contrarios, a los adversarios.

Ojalá sea verdad que David Monreal despejará los escenarios de corrupción, impunidad y de violencia. La gente no quiere esperar más y, si como afirma el gobernador," en 2021 el pueblo zacatecano decidió por el camino de la transformación", el efecto y resultado inmediato ha de ser, cumplir el compromiso. No hay de otra, ya no caben las dilaciones ni el desesperante gradualismo, y para alcanzar esa hazaña de la paz y tranquilidad, de la estabilidad financiera, la superación de la pandemia y consolidación de la nueva clase política caracterizada por la honestidad, austeridad, transparencia y eficiencia, no será labor de un solo hombre, aún encaramado en el poder absoluto, tiene que construir en corresponsabilidad con los Poderes Legislativo y Judicial, con los Presidentes Municipales de toda la pluralidad, pero sobre todo, con la sociedad, atender sus voces y liderazgos, del sector agropecuario, los industriales mineros, los migrantes heroicos, de los científicos y académicos.

En la batalla por recuperar el crecimiento económico y el bienestar sociocultural, la gran convergencia de las coincidencias y diferencias tiene que orientarse justamente sobre la realidad y con los datos, cifras y tragedias de quienes cotidianamente viven y sienten el retroceso que lesiona y daña a todos, a los más pobres, a las clases medias, a todos los gobernados. Hemos escuchado las voces, expresiones y opiniones de los líderes empresariales, que deben ser reconocidos y llamados a la integración de los esfuerzos para superar las crisis que agobian al estado. Y, cuánta razón asiste al doctor Antonio Sánchez González, el dirigente de la Coparmex Zacatecas, al señalar que la inseguridad, inflación, la pandemia e incertidumbre, hacen la tormenta perfecta para un arranque del 2022 que será complicado; la industria no se ha recuperado de la crisis, opina Sara Abigail Hernández, presidenta de la Canacintra; la inflación afectará directamente a la industria restaurantera y turística, dice Carlos de la Torre de la Canirac. Es retador el 2022, advierte Raúl Muñoz del Cojo, del sector hotelero. Todos coincidentes en el respaldo al nuevo gobierno estatal, que ya no debe experimentar y sí convocar a todas las fuerzas políticas y sociales, a los actores económicos para luchar juntos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 22 de mayo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 15 de mayo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 08 de mayo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 24 de abril de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 17 de abril de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 27 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 20 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 13 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 06 de marzo de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

domingo 27 de febrero de 2022

Escenarios 2022

Escenarios Columna

Cargar Más