/ viernes 19 de noviembre de 2021

Migración, remesas y desarrollo

El día de hoy se celebra la IX Cumbre de Líderes de América del Norte en la que se reúnen los mandatarios de Canadá, Estados Unidos y México. La importancia de este encuentro puede desglosarse en distintos niveles. Es la primera vez que los presidentes y el primer ministro se reúnen en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19. Durante los meses más críticos, se cumplió el plazo para la entrada en vigor el Tratado-MEC y hoy, a más de un año de este suceso, se reabren las fronteras terrestres entre estos tres países.

El momento no podía ser más oportuno. Con el levantamiento de las restricciones a la movilidad se abren nuevas oportunidades para desplegar el potencial del acuerdo de libre comercio, en beneficio de las tres naciones. La atención de los tres mandatarios se centrará en la situación de la pandemia, la integración económica regional y el fenómeno de la migración. Cuatro temas que se consideran estratégicos para el desarrollo en un contexto como el que vive la región.

Casi de manera coincidente a la visita oficial del Presidente López Obrador, el gobernador de Zacatecas, David Monreal, sostuvo una gira de trabajo en Estados Unidos. La gira del mandatario obedece a que hasta octubre de 2021 las remesas que recibe esta entidad han impedido que 53 mil personas caigan en condiciones de pobreza –se estima que este año se reciban 1 mil 300 millones de dólares por este concepto. La importancia del fenómeno migratorio para Zacatecas obliga a que el proyecto de desarrollo estatal contemple la dimensión económica de la migración hacia Estados Unidos.

Una forma de potenciar el flujo monetario entre los dos países, es emplear un esquema de remesas productivas que permita establecer empresas de los zacatecanos migrantes en territorio estatal, tal como lo planteó el gobernador Monreal frente a empresarios migrantes en Los Ángeles, California. El objetivo de esta propuesta consiste en convertir las remesas en un activo económico. De esta forma, el dinero que reciben las familias zacatecas, además de fortalecer el mercado interno, permitiría también atraer la inversión privada al estado mediante el desarrollo de empresas locales..

La virtud del modelo radica en que las remesas se convierten en un instrumento para el desarrollo económico de las comunidades, al generar empleos y abrir nuevas oportunidades de desarrollo dentro de sus localidades. De esta forma, se propician las condiciones para el bienestar de las familias y el desarrollo económico estatal mediante una relación de corresponsabilidad entre el gobierno del estado y la sociedad civil en el marco de las posibilidades que abre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá en un momento como este.

El día de hoy se celebra la IX Cumbre de Líderes de América del Norte en la que se reúnen los mandatarios de Canadá, Estados Unidos y México. La importancia de este encuentro puede desglosarse en distintos niveles. Es la primera vez que los presidentes y el primer ministro se reúnen en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19. Durante los meses más críticos, se cumplió el plazo para la entrada en vigor el Tratado-MEC y hoy, a más de un año de este suceso, se reabren las fronteras terrestres entre estos tres países.

El momento no podía ser más oportuno. Con el levantamiento de las restricciones a la movilidad se abren nuevas oportunidades para desplegar el potencial del acuerdo de libre comercio, en beneficio de las tres naciones. La atención de los tres mandatarios se centrará en la situación de la pandemia, la integración económica regional y el fenómeno de la migración. Cuatro temas que se consideran estratégicos para el desarrollo en un contexto como el que vive la región.

Casi de manera coincidente a la visita oficial del Presidente López Obrador, el gobernador de Zacatecas, David Monreal, sostuvo una gira de trabajo en Estados Unidos. La gira del mandatario obedece a que hasta octubre de 2021 las remesas que recibe esta entidad han impedido que 53 mil personas caigan en condiciones de pobreza –se estima que este año se reciban 1 mil 300 millones de dólares por este concepto. La importancia del fenómeno migratorio para Zacatecas obliga a que el proyecto de desarrollo estatal contemple la dimensión económica de la migración hacia Estados Unidos.

Una forma de potenciar el flujo monetario entre los dos países, es emplear un esquema de remesas productivas que permita establecer empresas de los zacatecanos migrantes en territorio estatal, tal como lo planteó el gobernador Monreal frente a empresarios migrantes en Los Ángeles, California. El objetivo de esta propuesta consiste en convertir las remesas en un activo económico. De esta forma, el dinero que reciben las familias zacatecas, además de fortalecer el mercado interno, permitiría también atraer la inversión privada al estado mediante el desarrollo de empresas locales..

La virtud del modelo radica en que las remesas se convierten en un instrumento para el desarrollo económico de las comunidades, al generar empleos y abrir nuevas oportunidades de desarrollo dentro de sus localidades. De esta forma, se propician las condiciones para el bienestar de las familias y el desarrollo económico estatal mediante una relación de corresponsabilidad entre el gobierno del estado y la sociedad civil en el marco de las posibilidades que abre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá en un momento como este.